dilluns, 13 de febrer de 2017

Texas: los Rangers asesinaron miles de latinos

Una nueva exposición en Austin, Texas, examina un capítulo poco conocido, vergonzoso y sangriento en la historia del estado del sur fronterizo con México, una época en la que los 'Rangers' de Texas y los vigilantes civiles blancos masacraron a cientos -o miles- de mexicano-americanos y tejanos entre 1915 y 1919 en lo que los historiadores han llamado "la peor violencia racial de los Estados Unidos". La exposición, llamada "La vida y la muerte en la frontera 1910-1920", se inauguró el 21 de enero en el Bullock Texas State History Museum gracias a un grupo de profesores universitarios y miembros de la comunidad que trabajan juntos a través de un proyecto llamado "Refusing For Forget" (Rehusando olvidar) y permanecerá hasta el 3 de abril de 2016.

La exposición señala la primera vez que una entidad estatal ha reconocido públicamente el papel que Texas desempeñó en la violencia legal, tan omnipresente que los estudiosos de "Refusing To Forget" dicen que impulsó una lucha por la justicia y los derechos civiles que continúa moldeando las relaciones sociales en Texas hoy. "Un diálogo público sobre este período de violencia es oportuno y necesario para reflexionar adecuadamente sobre las consecuencias duraderas de este período", dice en su sitio web.

Y continúa: "Los muertos incluían mujeres y hombres, ancianos y jóvenes, residentes de larga data y recién llegados. Fueron asesinados por extraños, a veces por vecinos, otros por vigilantes y otras veces en manos de agentes de la ley locales o 'rangers' de Texas. Algunos fueron ejecutados sumariamente después de ser llevados cautivos, o fusilados bajo el pretexto de tratar de escapar. Algunos quedaron al descubierto a la putrefacción, otros profanados fueron quemados, decapitados o revelan evidencias de otras formas de tortura y violación, tales como botellas de cerveza rotas en la boca. Las ejecuciones extralegales se hicieron tan comunes que un reportero de San Antonio observó que "el hallazgo de cadáveres de mexicanos, sospechosos por diversas razones de estar conectados con los problemas, ha llegado a un punto en el que crea poco o ningún interés. Es sólo cuando se informa de una incursión o se mata a un estadounidense que la ira de la gente se despierta".

¿Qué ocurrió para incitar a tales asesinatos por motivos raciales? En la primera década del siglo XX, un gran número de campesinos blancos del Medio Oeste comenzó a hacer su camino hacia el sur de Texas, una región remota que había logrado permanecer como un enclave de habitantes mexicano-americanos. Estas fueron las familias mexicanas que se convirtieron en ciudadanos estadounidenses a finales de 1800 con el fin de la Guerra Mexicano-Americana y la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo.

La auténtica realidad de su ciudadanía americana llegó con la llegada masiva de blancos gracias al advenimiento de la infraestructura recién construida en forma de carreteras y ferrocarril. Los precios de la tierra aumentaron exponencialmente, y muchos ganaderos tejanos se vieron incapaces de pagar el aumento de los impuestos a la propiedad. En cuanto llegaron los agricultores blancos, empezaron a invocar el estilo Jim Crow de tratamiento hacia las personas de color al que estaban acostumbrados en el resto del país y comenzaron a despojar a los Tejanos de su tierra simplemente reclamándola.

Los desafíos por el título y el robo directo condujeron a una pérdida de más de 187.000 acres de tierra para los Tejanos en el bajo Valle del Río Grande entre 1900 y 1910, según el historiador Benjamin Heber Johnson en su libro, informa Latina.

EEUU: No hay relación entre inmigración y delincuencia, según un estudio de 40 años

No existe un vínculo entre la inmigración y el aumento de los niveles de delincuencia, concluye un estudio que abarca cuatro décadas en EEUU. Donald Trump ha dicho que su administración publicará una lista semanal de delitos cometidos por ciudadanos no estadounidenses, a pesar de las pruebas que demuestran "poco apoyo a la noción de que más inmigrantes generen más delitos". Un equipo de investigadores conducido por la Universidad de Búfalo en Nueva York examinó los datos del censo y los informes de la delincuencia en 200 ciudades de los EEUU entre los años 1970 y 2010.

EEUU: cientos de detenidos en redadas contra "sin papeles"


En redadas llevadas a cabo en al menos seis estados, la policía de Estados Unidos detuvo a cientos de inmigrantes sin un permiso de residencia válido. Así lo asegura el Washington Post, en base a datos de la oficina migratoria. Según el periódico, las razias estuvieron dirigidas oficialmente contra delincuentes conocidos, pero también han sido detenidos inmigrantes sin antecedentes. Las estimaciones calculan que en Estados Unidos viven unos 11 millones de personas sin papeles. Se trata de la mayor acción de este tipo desde la orden del presidente Donald Trump del 26 de enero de actuar con más dureza contra la inmigración ilegal.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada