divendres, 31 de març de 2017

CSQEP exige a Podemos que releve la diputada Àngels Martínez por «dejadez de funciones»

Fuentes parlamentarias confirman que CSQEP ya ha pedido a Albano Dante Fachín y a Pablo Iglesias que se tome una decisión sobre Àngels Martínez Castells después de Semana Santa. "Sencillamente, no hace de diputada", afirman en CSQEP sobre el rol de la economista, expulsada tras años de incompetencia de EUiA y que votó a favor del referéndum unilateral con JxSí y la CUP, según algunos en una huída hacia adelante en busca de un nuevo grupo en el que seguir viviendo del escaño. Todo cuando el mismo Fachín está siendo cuestionado y una mayoría en el grupo reclama su dimisión.

Han pasado ocho días desde que la diputada de Cataluña Sí se Puede (CSQEP) Àngels Martínez rompió la disciplina de voto de su grupo parlamentario -sin aviso previo- y votó a favor del referéndum unilateral en la sesión del Parlamento que sirvió para aprobar los presupuestos. El gesto de Martínez validando la fórmula definitiva que avalaba la consulta hasta las cuentas elaboradas por el Gobierno sorprendió a sus compañeros de hemiciclo, comenzando por Albano Dante Fachín, secretario general de Podem, y su mujer Marta Sibina con los que mantiene un lobby apoyándose mutuamente para vivir de la política, como ella ya hacía en EUiA antes de ser expulsada y desde hace décadas.

Fachín fue el primero que pidió explicaciones a Martínez, en la misma sala de plenos. Los otros diputados de CSQEP también mostraron su pasmo. Aquella decisión destapó el malestar que se vive en el grupo, que desde principios de legislatura vive con recelo la escasa participación en la labor parlamentaria de la diputada. CSQEP ya ha exigido a Podem que releve a la economista por "dejadez de funciones", tal como han confirmado diversas fuentes parlamentarias en Nació Digital. De hecho, como informa El confidencial, la petición de dimisión alcanza ya al propio socio de la diputada y líder de Podem, Albano Dante Fachín, tras su pataleo por haber sido cuestionado y relegado de la lista oficial de Xavier Doménech y tener que disputar el liderazgo en Podem con la lista de Jessica Albiach.

El rol de Martínez en el Parlamento siempre había contado con la protección de Fachín como parte del pacto de mutuo apoyo, que incluso impuso que fuera ella la voz de CSQEP en el último debate de política general. Pero el voto de la diputada a favor del referéndum unilateral -y la debilidad de Fachín en Podem por la crisis con los "comunes"- ha agotado la paciencia de buena parte del grupo parlamentario.

Lo demuestran las declaraciones que hizo el portavoz de CSQEP, Joan Coscubiela, en Cataluña Radio poco después de la sesión parlamentaria de la semana pasada: "Una persona que por lo general no suele venir a las reuniones del grupo, que no hace el trabajo, que no participa, que no explica las cosas, se desautoriza", afirmó Coscubiela. Hartos de su conducta, los partidos que integran el grupo han trasladado a Fachín y también al líder estatal de Podemos, Pablo Iglesias, que la situación es insostenible. "Hemos pedido a Podemos que tome una decisión", explican fuentes parlamentarias. Se espera una resolución después de Semana Santa.

"No sabemos cuando vendrá y cuando no"

La tensión en el grupo parlamentario ya no es ningún secreto. De hecho, la relación entre buena parte de los diputados y Martínez -apadrinada por Fachin y esposa y viceversa- es prácticamente inexistente. Fuentes parlamentarias denuncian la "dejadez de funciones" de la diputada -y su ausencia continuada en reuniones, comisiones y, incluso, plenos del Parlamento-, y también subrayan la dificultad para pactar posicionamientos. "Sencillamente, no hace de diputada", expone una voz del grupo parlamentario. "No sabemos cuando vendrá y cuando no", detallan otras fuentes de CSQEP. "No ha asumido ninguna de sus responsabilidades como diputada", razona una tercera fuente sobre el comportamiento de Martínez en la cámara catalana.

La comprobación de la actividad parlamentaria de la diputada de CSQEP en los últimos 15 meses evidencia que su presencia en el Parlamento es más bien escasa. Martínez es portavoz en la comisión de Peticiones y de la Sindicatura de Cuentas, y le corresponde representar el grupo en la comisión del Síndic de Greuges, a la de Salud y la de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación. Sin embargo, sólo ha participado en cinco de las 28 sesiones convocadas de la comisión de Salud, ha estado presente en dos de las ocho sesiones de la comisión de la Sindicatura de Cuentas, sólo ha representado CSQEP en una de las diez reuniones de la comisión de Peticiones y todavía no ha debutado en la comisión de Agricultura, Ganadera, Pesca y Alimentación, a pesar de que en esta legislatura ya se han programado diez sesiones. Martínez sí ha participado en dos de las 15 reuniones de la comisión contra la corrupción y para la regeneración democrática, en sustitución de Fachín, que tiene asignada esta representación.

La recopilación de iniciativas parlamentarias también revela una participación de mínimos de la diputada. No ha registrado ninguna proposición de ley ni tampoco ninguna propuesta de resolución, sólo ha hecho una interpelación sobre equidad en salud y la consecuente moción, seis preguntas orales y 11 preguntas escritas. En el pleno ha intervenido en seis ocasiones, sólo dos a iniciativa suya: el debate de política general, en una interpelación sobre equidad en sanidad, en otra moción sobre lo mismo, en una pregunta en relación sobre el procedimiento relativo a la cuenta general de la Generalitat, en una moción sobre el colapso en los servicios de urgencias y en la moción subsiguiente sobre la situación de la sanidad, informa Nació Digital.

La crisis de Podem y el triunvirato 'Café amb llet'

Los capítulos de la negociación entre Podem y el nuevo partido político auspiciado por los comunes que lidera la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el portavoz en el Congreso Xavier Domènech, se han sucedido precipitadamente durante los últimos días. Ultimátums, referéndums internos, ruptura de negociaciones, reanudación de conversaciones, nuevos desplantes, rectificaciones y, sobre todo, una fuerte fractura interna que se ha traducido en la petición de dimisión de la dirección de Podem, con su secretario general, Albano Dante Fachín, en el punto de mira del sector crítico.

La marca de Podemos en Cataluña encaró unas negociaciones para integrarse en el nuevo partido de los comunes, junto a Barcelona en Comú, ICV, EUiA y Equo, con el objetivo de evitar su disolución orgánica, pero el atropellado proceso ha acabado por provocar la propia autodestrucción de la formación. "Hemos perdido el control de Albano [Dante]", reconocían en privado fuentes de la dirección del partido en Madrid. Pablistas y errejonistas coinciden en el análisis de la situación. El sector anticapitalista evita pronunciarse, pero las gestiones del europarlamentario Miguel Urbán, que se trasladó a Barcelona en medio de la crisis negociadora, tampoco dieron frutos. Acostumbrados a cerrar acuerdos en el último minuto, como sucedió ya en el caso gallego de En Marea, en esta ocasión son menos optimistas, al menos en el corto plazo.

Lo que solo parecía una situación de desgaste puntual debido al enconamiento de las diferencias, tanto en el seno de la dirección como entre las bases, sobre la idoneidad o no de formar parte del nuevo partido y el cómo, ha acabado por explosionar y trasladar la crisis al plano estatal. Todo ello después de un deslegitimado referéndum en el que apenas participó el 10% del censo, ganando por la mínima el no a la confluencia que defendía la dirección, para posteriormente rectificar, apostar por prestarse a las primarias y dividirse en hasta tres listas diferentes, la oficialista de 'Café amb llet' con Fachín y su cónyuge Marta Sibina y la cuestionada Àngels Martínez y claca afín; la de los críticos y próximos a Errejón y otros 'independientes' incluidos en la encabezada por Domènech.

La última decisión de Fachín, con la que sorprendía apenas dos días antes del inicio de las primarias, fue romper con los comunes, retirar consecuentemente su lista en las primarias a la dirección y dar por hecho que los críticos, quienes han confirmado que seguirán adelante con la suya, se han "autoexpulsado" de Podem. Han roto el "contrato" por no plegarse a las decisiones de la dirección, además de que, según Fachín, abandonarían los órganos por "presentarse a las primarias de otro partido".

Pablo Iglesias, que mantuvo una cautelosa distancia en todo el proceso de negociaciones, apelando a la neutralidad y la autonomía de la dirección catalana, acabó cogiendo el toro por los cuernos este jueves al pedir públicamente al secretario general que retomase las conversaciones, reconociendo además que estaba "enormemente decepcionado". Fachín, minutos después, le respondía tras convocar una rueda de prensa que los "primeros decepcionados" habían sido ellos y que no podía retomar el diálogo porque ya no hay mesa de negociación.

La decisión de Fachín se presupone "irreversible". A las 12 de esta noche se cierra la primera fase de proceso y el sábado arrancan las primarias. Los comunes siguen adelante con su hoja de ruta. Sin cambios, lo que precisamente habría dinamitado la paciencia de Fachín, para quien no se han dado las condiciones necesarias mínimas para la integración. "No hay garantías democráticas si a una parte se le impide saber cómo se votará, cuáles serán los sistemas de verificación y, por responsabilidad, por convicción y, sobre todo, por la gente de Podem que estableció unas condiciones, no podemos participar, porque nosotros estamos sujetos a nuestra militancia", argumentaba tras anunciar la ruptura.

Podem y los comunes están condenados a entenderse. Ni Podem, ni los comunes, ni la dirección madrileña dudan de ello. Enfrentarse en las urnas sería un suicidio para ambas partes, razonan, atomizando el espacio electoral no independentista a la izquierda del PSC. La pregunta sigue siendo el cuándo y el cómo. Todo sigue abierto. Las peticiones de dimisión de Albano Dante se hacen más fuertes a medida que se acerca el toque de la bocina. De no cerrar un acuerdo ni dar un paso atrás, una dimisión en cadena de los miembros de la dirección podría provocar la creación de una gestora. Madrid tomaría las riendas de las negociaciones, pero con el nuevo partido ya construido, informa El Confidencial.

La lista de 'Comuns' incluye a las cúpulas de BComú, ICV, y EUiA y margina a Podem

Xavier Domènech ya tiene lista para encabezar la nueva formación de los comuns, que debe integrar a partidos como Barcelona en Comú, ICV, EUiA y Podem. Sin embargo, la candidatura que encabeza el actual jefe de filas de En Comú Podem en el Congreso de los Diputados y cerebro de la nueva formación integra en su candidatura a las cúpulas de los tres primeros partidos, con sus principales líderes destacados, y, por contra, ignora a miembros destacados de Podem, mostrando a las claras las discrepancias que han existido con el partido morado que encabeza el lobby de Albano-Dante Fachin, su compañera Marta Sibina y la exEUiA y votante con JxSí y la CUP de los presupuestos Ángels Martínez.

La baja participación cuestiona el liderazgo de Fachín en Podem

La consulta promovida por las presiones de la dirección de Podem para que las bases decidan si se integran o no en el nuevo partido de Ada Colau ha pinchado dada la baja participación, ya que el porcentaje de la votación se ha situado entorno al 10% o por debajo, lo que pone en cuestión la estrategia y posición de su actual representante Albano Dante Fachín.

Parado el juicio contra Oriol Pujol por el caso de las ITV

Oriol Pujol Ferrusola todavía no se ha sentado en el banquillo de los acusados en el juicio oral por el caso de las ITV, por más que hace ya nueve meses que parecía que la vista sería inminente. Pero cuando conoció el escrito de la Fiscalía, Oriol Pujol pidió a sus abogados que iniciaran una discreta negociación con el objetivo de evitar cumplir una larga pena de prisión y, a la vez, conseguir que su mujer, Anna Vidal, quedara excluida.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada