dimarts, 28 de març de 2017

El Estado paga el sueldo a 82 curas de las Fuerzas Armadas

A día de hoy, el Estado paga el sueldo a 82 curas católicos en las Fuerzas Armadas. A esta plantilla diseminada por las unidades militares se le suman sus dirigentes: un arzobispo y cinco vicarios: general, del Ejército de Tierra y Guardia Civil, Aire, Armada y Cuerpo Nacional de Policía. La relación actualizada de los capellanes castrenses proviene de una respuesta escrita a una cuestión remitida por la diputada socialista Zaida Cantera. El Gobierno, sin embargo, no informa de cuánto cuestan estos sacerdotes a las arcas públicas. La contestación oficial del Ejecutivo omite la cuestión acerca de "cuál es la cuantía total" destinada al personal religioso. Se limita a recoger que estos curas están equiparados a funcionarios de alto nivel. "Sus retribuciones básicas se encuentran asimiladas a un nivel 26 de la Administración General del Estado".

Mirando la legislación vigente, la retribución básica de ese nivel funcionarial prevista por el Ministerio de Hacienda para 2017 llega a 14.824 euros más otros 570 por cada trienio de servicio. Además, estos curas reciben un complemento de empleo que varía entre los 771 euros mensuales para los asimilados a comandante, los 807 euros para los capellanes con más de 15 años de antigüedad (como tenientes coroneles) y los 842 para los sacerdotes con más de 25 años (como coroneles), según el decreto que regula sus pagas.

También está previsto añadir al sueldo un complemento específico que va de 465 a 752 euros mensuales, según el Reglamento de retribuciones de las FFAA. Así, según la normativa, un capellán recién entrado en servicio percibiría unos 32.900 euros brutos anuales. Su jefe, el arzobispo Juan del Río, ganó el año pasado 59.832 euros salidos de los Presupuestos Generales del Estado, según admite el Ministerio de Defensa tras una petición de acceso a información pública realizada por eldiario.es a través del portal de transparencia. Es un 5% más que en 2012.

La figura del arzobispado castrense se justificó en los acuerdos entre el Vaticano y España para la "asistencia religiosa". Además de al Ejército de Tierra, el del Aire y la Armada, tiene vicarías en la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía. Es la Iglesia la que designa y escoge a los capellanes destinados a este servicio (los forma en un seminario específico) que luego sostienen los fondos públicos. También se desplazan en ocasiones a misiones militares en el extranjero y tienen un uniforme y emblemas específicos.

El pasado 16 de marzo, el exjefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) y ahora miembro del Consejo Ciudadano de Podemos, Julio Rodríguez, en TVE, abogó por la desaparición de la figura del capellán castrense de las unidades militares aunque admitió que la asistencia sí debería procurarse, incluida "otras confesiones". El arzobispado contestó que "la asistencia religiosa a las Fuerzas Armadas es un derecho del militar creyente".

Vídeo completo de “No abusarás. El mandamiento negado en la Iglesia de Francisco”

El documental argentino “No abusarás. El mandamiento negado en la Iglesia de Francisco”, que revela la política hipócrita y la complicidad del Estado del Vaticano en el encubrimiento de las denuncias contra los sacerdotes que cometieron abusos sexuales contra niños y adolescentes. En apenas media hora, el documental No Abusarás expone no sólo los testimonios de víctimas que fueron sometidas a vejaciones sexuales por parte de curas, sino que se adentra en los mecanismos de doble filo desplegados por los altas jerarcas de la iglesia, con el papa Francisco a la cabeza, para que las denuncias no lleguen a la justicia y así no tengan repercusión pública.

Roban, junto a casa de Merkel, una moneda de 100 kgs de oro

La policía trata de establecer cómo los ladrones irrumpieron en el edificio que la albergaba, situado en la Isla de los museos y a menos de cien metros del domicilio particular de la canciller alemana, Angela Merkel. Unos desconocidos han robado la mayor moneda de oro del mundo, una pieza de 100 kilos y un valor nominal de un millón de dólares (926.000 euros), del Museo Bode de Berlín, confirmó hoy la policía alemana. Lo que en plena campaña 'antiterrorista' es una burla evidente para los servicios de seguridad alemanes.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada