dilluns, 20 de març de 2017

El fiscal pide 4 años de cárcel para Narcís Serra por el saqueo de Catalunya Caixa

La Fiscalía ha pedido cuatro años de cárcel para el expresidente de Caixa Catalunya y exministro "socialista", Narcís Serra, y para el que era director de la entidad, Adolf Todó, por dos presuntos delitos de administración desleal en el caso de los sueldos desorbitados. En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el fiscal Fernando Maldonado también ha acusado a otras 39 personas por estos sueldos que se concedieron a consejeros de la entidad en plena crisis económica, cuando ésta estaba recibiendo fondos del FROB, que entre 2010 y 2012 aportó a la caja más de 12.000 millones de euros. Les acusa de "un reprochable" manejo de los fondos de una entidad cuyo único objetivo tendría que haber sido procurar un adecuado beneficio para la obra social y evitar un despilfarro de fondos en beneficio de los altos directivos.

Pese a la difícil situación económica general, del sistema financiero y, en especial de Caixa Catalunya, los sueldos de Adolf Todó y Jaume Massana -director general adjunto entonces- "no dejaron de subir" durante 2009, 2010 y 2011. Entre otras decisiones controvertidas, se pagó a Todó una retribución fija anual de 600.000 euros -que luego incluso se aumentó- a lo que había que sumar una retribución variable del 35% del total, condicionada al cumplimiento de objetivos.

Se estableció para él una cláusula de prejubilación a partir de los 60 años por la que cobraría hasta los 67 una renta mensual del 90% de su sueldo, y a partir de los 67 "una renta vitalicia" del 80% de lo recibido los 12 meses anteriores. Otra cláusula establecía que, en caso de morir, su hija podría recibir una pensión vitalicia por el 50% de la retribución cobrada por Todó los últimos doce meses.

En total, Todó percibió más de cuatro millones de euros entre 2008 y 2012 -sumando las retribuciones fijas y las variables- a lo que hay que añadir aportaciones al plan de pensiones. En el caso de Massana, se establecieron las mismas cláusulas de prejubilación que a Todó y se le fija un sueldo anual de 371.000 euros su primer año con una retribución variable del 35% por la consecución de objetivos. Massana cobró entre 2008 y 2012 un total de 2.895.922 euros (entre retribuciones fijas y variables) a lo que, como en el caso de Todó, también hay que añadir lo que se aportaba al plan de pensiones.

A Serra, además de "elevados emolumentos en concepto de dietas" por presidir las comisiones y el consejo de administración -que oscilaron entre 24.801 y 135.707 euros al año-, a partir de 2007 se le asignó un sueldo a mayores de 175.000 euros anuales. La Fiscalía también alude a "las escandalosas y millonarias indemnizaciones" percibidas por otros miembros del consejo de administración en el marco de la irresponsable política de retribuciones -en palabras del Ministerio Público-, a cuenta de las dimisiones que se produjeron tras la fusión en 2010 de la Caja de Ahorros de Tarragona y de Manresa con Caixa Catalunya.

Concretamente, la Fiscalía acusa a Serra, Todó y a otros 15 exconsejeros a cuatro años de cárcel por dos supuestos delitos de administración desleal, mientras que a los otros 24 les acusa solamente de uno de estos delitos, con lo que solicita para ellos dos años de prisión. También reclama -en el escrito presentado ante el Juzgado de Instrucción 30 de Barcelona, que ha investigado la causa que los acusados indemnicen al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) un total de 2.569.000 euros por el perjuicio causado a Caixa Catalunya, informa Diario de Mallorca.

Imputado Narcís Serra y socios de la Caixa por un agujero de 700 M

Las desastrosas operaciones inmobiliarias efectuadas por CatalunyaCaixa entre los años 2000 y 2007 han costado a la antigua cúpula de la entidad la imputación de la Audiencia Nacional a raíz de una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción por administración desleal. Se atribuye al ex-presidente de CX Narcís Serra, al ex-director general Adolf Todó y a 13 altos cargos más la responsabilidad sobre un agujero económico cifrado en más de 700 millones de euros, originado por las pérdidas causadas por sus decisiones plagadas de irregularidades.

CDC considera “normal” que las empresas contratadas donen millones al partido

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) ha hecho acto de presencia, como partido, en el juicio por el caso Palau. Francesc Sánchez (izda. foto)ha declarado como representante legal de la formación, que presuntamente se benefició (en 6,6 millones de euros) con el expolio del Palau de la Música catalana. Sánchez ha negado que el partido se financiara de forma ilegal mediante el cobro de comisiones y ha defendido como una práctica "normal" que las empresas que trabajan para el partido o recibían contratos como proveedoras sean, al mismo tiempo, donantes de la formación con cantidades millonarias, lo cual es prueba fehaciente del clientelismo y la corrupción institucionalizada desde la Generalitat de Jordi Pujol.

La baja participación cuestiona el liderazgo de Fachín en Podem

La consulta promovida por las presiones de la dirección de Podem para que las bases decidan si se integran o no en el nuevo partido de Ada Colau ha pinchado dada la baja participación, ya que el porcentaje de la votación se ha situado entorno al 10% o por debajo, lo que pone en cuestión la estrategia y posición de su actual representante Albano Dante Fachín.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada