dimarts, 28 de març de 2017

Escocia quiere otro referéndum independentista

El Parlamento de Escocia ha votado este martes a favor de otorgar al Gobierno autónomo el mandato para negociar con Londres la convocatoria de un nuevo referéndum sobre su independencia del Reino Unido. Con 69 votos a favor y 59 en contra, la cámara de Holyrood (Edimburgo) respaldó la propuesta de la ministra principal, la nacionalista Nicola Sturgeon, para promover un plebiscito entre otoño de 2018 y la primavera de 2019. May amenaza con suspender la autonomía de Irlanda Norte.

El debate en el Parlamento autónomo duró unas siete horas, en una sesión que se extendió durante tres días y que había sido suspendida el pasado miércoles por el atentado de la semana pasada en Londres. La declaración del parlamento escocés ocurre un día antes de que el Gobierno británico active el proceso de salida de la Unión Europea (UE). Sturgeon defendió la importancia de que Escocia pueda "elegir entre el 'brexit' -posiblemente un 'brexit' muy duro- o convertirse en un país independiente". "Escocia, como el resto del Reino Unido, se encuentra en un cruce de caminos", dijo la líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP).

La líder del Partido Conservador en Escocia, Ruth Davidson, expresó su oposición al voto, lamentando que el SNP haya puesto sobre la mesa un "calendario apresurado" para una nueva consulta. Davidson considera que los escoceses "tienen derecho a ver cómo funciona en la práctica el proceso del 'brexit" antes de tomar una decisión sobre su independencia. Nicola Sturgeon se tendrá que enfrentar a la oposición de la primera ministra británica, Theresa May, quien previamente había argumentado que "no es el momento" de celebrar una consulta.

En el primer referéndum en 2014, Los escoceses votaron en 2014 en contra de abandonar el Reino Unido. Entre las razones, los votantes querían evitar quedarse fuera de la UE. En la consulta del "brexit" de junio de 2016, la mayoría de los escoceses votó a favor de permanecer en la UE, por lo cual el gobierno regional de Edimburgo argumenta ahora que la situación ha cambiado significativamente desde la última consulta independentista.

May amenaza con suspender la autonomía de Irlanda Norte

El Gobierno británico concedió este martes más tiempo a los partidos norirlandeses para negociar la formación de un Ejecutivo de poder compartido, pero amenazó con que podría suspender la autonomía si no hay acuerdo en las próximas semanas. Esa advertencia podría hacerse realidad después de Semana Santa, la fecha límite impuesta por Londres para que el Partido Democrático Unionista (DUP) y Sinn Féin, los más votados en las elecciones del pasado 2 de marzo, resuelvan sus diferencias y pongan fin a la enésima crisis política que afecta a la provincia.

El ministro británico para Irlanda del Norte, James Brockenshire, presentó ante el Parlamento de Londres las alternativas que baraja para acabar con la parálisis, después de que las formaciones agotaran el lunes el plazo para lograr un pacto de gobernabilidad. El dirigente neoliberal también recalcó que la jefa de su Ejecutivo, Theresa May, continuará "activamente implicada" en estas negociaciones y negó que, como sugieren algunos críticos, se ha desentendido de los asuntos norirlandeses al estar más preocupada por la cuestión de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Entre los escenarios que maneja Brockeshire si no hay acuerdo tras la Pascua, figura la suspensión de la autonomía y el gobierno directo desde Londres, la opción que, por otra parte, nadie desea, dijo el ministro. El Gobierno británico también podría convocar otras elecciones regionales, pero el titular para la provincia dejó entrever que esa posibilidad está descartada, pues opinó que "no existe ahora apetito" entre el electorado norirlandés para acudir de nuevo a las urnas, tras los comicios de este mes.

Nacionalistas y unionistas mantienen profundas diferencias respecto a asuntos relacionados con la política social y lingüística y con el legado del pasado conflicto, que afecta a la investigación de crímenes no resueltos cometidos por los grupos terroristas y las fuerzas de seguridad, informa DW.

Escocia se prepara para un nuevo referéndum independentista

La libra está sufriendo una severa caída después de que el periódico británico The Times haya publicado que el equipo de la primera ministra, Theresa May, se está preparando para que Escocia pueda pedir un referéndum de independencia en marzo. La libra esterlina cayó hasta un 0,6% después de que el periódico citara a fuentes no identificadas del gobierno diciendo que May podría aceptar un nuevo voto escocés, pero a condición de que se celebrara después de que el Reino Unido abandone la Unión Europea. Escocia votó en 2014 por un 55% frente a un 45% a favor de permanecer dentro del Reino Unido.

El Sinn Féin se niega a formar Gobierno con los unionistas

El partido independentista irlandés Sinn Féin abandonó las conversaciones para formar Gobierno en Irlanda del Norte este domingo, un día antes de la fecha límite para alcanzar un acuerdo. El Sinn Féin –"Nosotros solos"– tiene por principal objetivo político, que ha defendido desde 1920, el fin de la partición de Irlanda en dos Estados, Irlanda del Norte (Ulster, bajo dominio británico) y la República de Irlanda.

Escocia vota contra la salida de la UE y el Brexit

Como se esperaba, la mayoría de los parlamentarios escoceses se oponen al gobierno conservador del Reino Unido de Teresa May que aplicará el Artículo 50 para iniciar la salida de la UE, pero la votación es en gran medida simbólica. El Parlamento escocés ha votado hoy por 90 a 34 oponerse a que el gobierno británico comience el proceso Brexit, pese a que la Corte Suprema británica dictaminó el mes pasado que no había necesidad legal de que el parlamento de Holyrood diera su consentimiento a la aplicación del artículo 50.

Juncker aborda deshacer la fracasada UE

El presidente de la Comisión Europea y experto en blanqueo de capitales, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, ha incluido la posibilidad de reducir la Unión Europea (UE) a un simple mercado único, lo que de facto ya es al servicio y beneficio de Alemania y Países Bajos, entre los cinco posibles escenarios después del Brexit.

EEUU quiere impedir que palestinos ocupen cargos en la ONU

Nikki Haley, embajadora de EEUU en las Naciones Unidas, afirma que su gobierno no permitirá que diplomáticos palestinos sean nombrados para ocupar puestos de prestigio en la ONU hasta que Washington esté “satisfecho” por la “cooperación” de la Autoridad Palestina (AP) con Israel en las conversaciones de paz.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada