divendres, 31 de març de 2017

La dudosa 'legitimidad democrática' del BCE

Una importante autoridad del Banco Central Europeo ha dicho que los poderes de la institución para regular a los bancos plantean dudas sobre su "legitimidad democrática" después de que un organismo global anticorrupción criticase su independencia legal. Yves Mersch, uno de los seis miembros del comité ejecutivo del BCE, explicó que sus nuevas funciones como supervisor de la banca de la eurozona deberían estar sometidas a un mayor escrutinio, pero defendió su papel como parte de la "troika" de instituciones de rescate durante la crisis soberana.

Esta semana, Transparency International halló que el BCE había llevado su estrecho mandato legal "hasta el límite" durante la crisis, y recomendó que no desempeñase ningún otro papel en el rescate de los gobiernos de la eurozona. En una parte clave del informe, realizado con la cooperación de autoridades del BCE, Transparency International señaló que el "marco de responsabilidad no es apropiado para la trascendencia de las decisiones políticas tomadas por el consejo de gobierno".

En un discurso en Fráncfort ayer, Mersch reconoció la "amplia discreción" del BCE a la hora de tomar decisiones en materia de política monetaria, pero sugirió que esta libertad no debería extenderse a sus poderes sobre el sistema bancario. El Artículo 130 del Tratado de Lisboa de la UE consagra la independencia institucional del BCE y establece un estrecho mandato para garantizar la "estabilidad de los precios" fijando un objetivo de inflación para la economía de la eurozona. Esta independencia ha sido defendida con vehemencia por autoridades del BCE como la mejor forma de proteger al banco de interferencias políticas.

No obstante, Mersch indicó que los nuevos poderes del BCE para supervisar a los bancos, adquiridos desde la crisis de la eurozona, "eran difíciles de reconciliar con el principio de legitimidad democrática". Las mayores entidades de crédito de la eurozona están sometidas en la actualidad al control del "Mecanismo Único de Supervisión (MUS)", creado como brazo del BCE dentro de los esfuerzos de la UE para establecer una unión bancaria, centralizando la responsabilidad de los bancos.

El éxito o la legalidad de las funciones supervisoras del BCE a través del MUS eran mucho más difíciles de juzgar por el público que si estaba cumpliendo su objetivo de inflación, indicó Mersch. "Por esta razón, es necesario que los compromisos y los criterios personales en torno a estos objetivos se sometan a un mayor escrutinio por parte de instituciones elegidas de forma democrática, o en ocasiones a cierto grado de control de organismos elegidos democráticamente", advirtió Mersch, jurista y abogado.

Sus preocupaciones reproducen las de un auditor independiente del BCE, que reveló conflictos de intereses potenciales entre las funciones del banco como supervisor bancario y como guardián de la política monetaria. El papel desempeñado por el BCE a la hora de ayudar a rescatar a los bancos ha recibido críticas a raíz de que aumentase sus previsiones sobre las necesidades de capital de Monte dei Paschi di Siena, el banco italiano en pleno proceso de reestructuración.

Transparency International también ha criticado al BCE por desviarse al terreno de la toma de decisiones políticas mientras abordaba la crisis de la deuda. Señaló episodios como la decisión del BCE de retirar la financiación barata a los bancos griegos en 2015 y las cartas "secretas" que envió a los gobiernos de España e Irlanda para exigir reformas a cambio de su ayuda financiera. Pero Mersch insistió en que el BCE sólo había desempeñado un "papel técnico" en los rescates soberanos llevados a cabo por la eurozona a través de sus fondos de rescate -el Mecanismo Europeo de Estabilidad y el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. El BCE sigue participando en el tercer rescate de Grecia, informa Expansión.

La UE investiga el vínculo de Draghi con un ‘club exclusivo’ de banqueros

Los vínculos del Banco Central Europeo (BCE) con las grandes entidades, muchas de ellas ahora bajo su supervisión directa, se ponen bajo la lupa. Según publica Financial Times, la Defensora del Pueblo Europeo pondrá en marcha una investigación sobre la participación del presidente de la institución, Mario Draghi, en un foro privado y exclusivo para banqueros.

Valencia: La directiva del Hospital de La Fe y sus obras gratis

Una de las múltiples derivadas del caso Avialsa, en el que se encuentra investigado el exconseller Serafín Castellano (PP), trata de supuestos regalos a cargos públicos por parte de la empresa de construcciones Taroncher, contratista habitual de la Generalitat y, en especial, de las consellerias que ocupó Castellano. Estas atenciones con los altos cargos consistirían en que la mercantil corría con la ejecución de obras en los domicilios particulares de los beneficiados.

Baltar: El capo gallego del PP y sus cuentas ocultas

El portal impulsado por el presidente de la Diputación de Ourense ofrece su declaración de la renta, pero su registro de intereses es de hace cuatro años y sólo declara dos coches, una hipoteca, un préstamo y una cuenta con 50.000 euros pese a que gana 70.000 al año. El presidente del organismo provincial elude facilitar su declaración de bienes.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada