dimecres, 15 de març de 2017

La receta para una buena información falsa sobre Venezuela

Ricardo Vaz: Los “periodistas” que deseen escribir una información falsa sobre Venezuela o sobre cualquier otro país o grupo que se atreva a enfrentarse al imperialismo de Estados Unidos no tienen más que seguir esta sencilla receta…
1- Escoger uno o varios países/grupos opuestos al imperialismo estadounidense.
2- Elegir, si es posible, un antiguo funcionario ahora pagado por el gobierno de Estados Unidos para emitir las acusaciones.
3- Aderezar con algunas dosis de “guerra contra el terrorismo” y/o de “guerra contra las drogas”.
4- Espolvorear con la opinión de “expertos” que trabajan para los grupos de opinión de Washington o las ONG financiadas por los EEUU. Foto: Tarek El Aissami llevando un comprometedor pañuelo palestino.

Aún si esta mezcla no aparenta muy apetitosa, los efectos duran mucho tiempo y se puede recalentar sin problemas.
Esta receta se ha seguido y reutilizado muchas veces, ya sea por los funcionarios de Estados Unidos para justificar sus políticas, sea por los órganos de prensa. Pero, dado que los medios de comunicación están dispuestos a aceptarlo todo en términos de política extranjera, la distinción es difícil de hacer aquí. Un ejemplo de lo más clásico fue el de las conexiones fantásticas entre Chávez y Al Qaeda (1). Otras variantes evocan más bien las relaciones con las FARC (2), los cárteles mexicanos, y la pareja de baile favorita es Hezbolá (3).

Por un lado las relaciones estadounidenses con Al Qaeda son un poco más complicadas hoy porque los extremistas se arriesgan a un bombardeo si se encuentran en Irak, pero son sostenidos si pasan la frontera a Siria. Por otra parte, Hezbolá es el principal obstáculo a la hegemonía de Israel y a la colonización de Palestina. Este tipo de propaganda recuerda a todos los esfuerzos que se han hecho para fabricar conexiones entre Al Qaeda y Saddam Hussein para justificar la intervención en Irak. ¡Ciertos medios incluso han tratado de hacernos creer que Corea del Norte entregaba armas a Hamas!

La historia más reciente involucra el nuevo vicepresidente designado, Tarek El Aissami, que es un ingrediente perfecto debido a sus orígenes en Oriente Medio. Aún si él nació y pasó toda su vida en Venezuela, sus padres son inmigrantes drusos del Líbano. La tormenta fue provocada por un “sujeto” de la CNN en la embajada de Venezuela en Irak que vendía pasaportes a personas peligrosas para que atacaran a los EEUU o alguno de sus aliados. Esta operación se supone que fue dirigida por Tarek El Aissami (4).

Esta historia fue citada directamente por Marco Rubio en el curso de una nueva demanda de más sanciones contra Venezuela lanzada por algunos legisladores estadounidenses. Ellas han acabado por ser aplicadas más tarde por el Ministerio de Finanzas, a causa de los supuestos vínculos entre El Aissami y los cárteles mexicanos. Aún, por poco incluso los norcoreanos habrían podido participar en la fiesta.

Al final, hay un montón de elementos que no encajan. Empezando por la cuestión de Hezbolá planificando ataques contra los EEUU, pero no entraremos aquí en los detalles. Bastará decir que las pruebas de la implicación de Hezbollah en algún ataque terrorista sobre suelo extranjero son, por lo menos, muy débiles. Luego está el problema del sectarismo. Los medios de comunicación occidentales, bajo la orden de sus aliados occidentales en Oriente Medio, continúan agitando esa proclamada seria amenaza chií, en la que Irán y Hezbolá incluso conspirarían para reorganizar la demografía y crear un pasillo chií en Oriente Medio.

Sin embargo, su aliado en Venezuela es un druso. Las afirmaciones sobre la existencia de campos de entrenamiento venezolanos en el Líbano y viceversa son igualmente ridículas. El enemigo de Hezbolá está en sus puertas pero, curiosamente: ¡se necesitarían campos de entrenamiento en el otro lado del mundo! Los vínculos con el tráfico de drogas expuestos por el Ministerio de Hacienda son también del todo dudosos y han sido brillantemente desmantelados por Larissa Costas (5).

Misael López, el “testigo estrella” del sujeto de CNN resultó ser más tarde un estrecho colaborador de Ana Argotti, ella misma muy cercana a Lilian Tintori y Leopoldo López, el político de la derecha dura encarcelado por su papel en las acciones violentas de 2014, cuando las guarimbas [barricadas NdT] provocaron más de 40 muertos. Argotti ha defendido a varios miembros de la oposición acusados de crímenes violentos durante ese período. En cuanto a Misael López, también está en la mira de la justicia por supuestos actos de acoso sexual y por supuestamente haber retirado fondos desde la Embajada de Venezuela en Bagdad (6).

Cárteles inalcanzables y tratamiento a dos velocidades

Otra historia falsa y muy meditaizada y que dio lugar a sanciones implicaba a Diosdado Cabello, una figura importante del PSUV [Partido Socialista Unido de Venezuela, NdT] en el poder y presidente de la Asamblea Nacional en esa época. Basada en el relato de un ex guardaespaldas reconvertido en testigo estrella y que ahora vive cómodamente en los EEUU, Cabello ha sido acusado de ser el líder del inalcanzable Cártel de los Soles (7).

Se trata de un supuesto cártel muy importante en América Latina dirigido por el ejército venezolano. El problema aquí es que, contrariamente a las historias que escuchamos sobre los cárteles que se dan a conocer a través de la violencia y marcando su territorio, se trata aquí de un cártel de la droga dirigido desde más altas esferas del Estado venezolano y que opera sin que nadie se dé verdaderamente cuenta. Es un cártel de droga versión Illuminati.

Venezuela se presenta a menudo como un obstáculo en la guerra contra las drogas, pero la verdad es que el actor principal en el mercado de la cocaína es el vecino colombiano, el mejor amigo del imperio y el mayor receptor de las ayudas estadounidenses del hemisferio. Toda lista de los funcionarios relacionados con el tráfico de drogas debería incluir al ex presidente de Colombia, Alvaro Uribe, si quiere ser tomada en serio.

Estamos hablando de un país en el que estalló el escándalo de la parapolítica, revelando que docenas de funcionarios electos tenían nexos con los grupos paramilitares, corazón y alma del tráfico de drogas (8). Y nunca se escucha, sin embargo, la historia sobre los políticos colombianos o los oficiales militares, que cooperan estrechamente con el ejército de Estados Unidos, implicados en actividades ilegales. Ninguna sanción nunca fue tomada contra ellos tampoco.

Este tratamiento a dos velocidades no es escandaloso más que si se cree que la guerra contra las drogas se hace realmente para erradicar el tráfico de drogas. En realidad, se hace más bien para gestionarlo. De hecho, la droga ha sido muy útil para las agencias de los Estados Unidos para pacificar las comunidades negras en los años 70, por ejemplo, y así frenar el movimiento de liberación negro. Asociada a una legislación draconiana y a sanciones muy severas, sirve hoy para alimentar a la muy lucrativa industria penitenciaria.

En cualquier caso, grandes cantidades de cocaína se consumen en el mismo lugar donde se lava el dinero, es decir, Wall Street. Incluso cuando un gran dispositivo de lavado de dinero se descubre en el seno de un gran banco estadounidense (9), un pequeño palmetazo y una multa equivalente al beneficio de unos pocos días es lo máximo que se puede esperar.

Un ambiente a base de falsas informaciones

Nada de esto está destinado a apoyar o exonerar a El Aissami, Cabello o cualquier otro. Pero esas informaciones y esas acusaciones sin fundamento (aún aquellas que apuntan a funcionarios menores como Néstor Reverol) no están hechas para probar cualquier cosa o para provocar la apertura de un procedimiento judicial. Se entregan simplemente como tal y retransmitidas ciegamente por un medio de comunicación desprovisto de espíritu crítico, sirven para crear un ambiente. A partir de ahora, cada vez que Tarek El Aissami aparece en informaciones, se leerá que está ligado al terrorismo y el tráfico de drogas, y en consecuencia, lo que sea que diga o haga, se inscribirá en este entorno.

Durante las dos últimas décadas, Venezuela ha sido una espina en el pié de los EEUU, el escozor de Washington deseoso de reencontrar el camino de la independencia (de la “segunda independencia”), y cabeza de puente en la lucha por una integración regional emancipada de los intereses del imperio del Norte. Los EEUU han respondido con una operación tradicional de cambio de régimen desestabilizando vigorosamente mediante la financiación de los grupos de oposición, imponiendo un bloqueo financiero de facto a Venezuela, y trabajando incluso sobre la caída de los precios del petróleo. Sus aliados naturales, que son las élites venezolanas, han estado igualmente indignados por haber sido privados de un país que habían habitualmente utilizado para controlar y conspirar y que se convirtió en su nuevo estilo de vida.

Y es la razón por la cual estas falsas informaciones son las justificaciones previas para un futuro golpe de Estado o una injerencia futura. Si uno de los dos escenarios se produjera, los medios de comunicación tendrían ya todas las referencias a esas falsas informaciones que presentan a Venezuela como un Estado delincuente, en quiebra y en relación con el terrorismo y el tráfico de drogas. El golpe de Estado o la injerencia serían vistos como el gentil imperio tratando de proteger el mundo contra esta amenaza.

El imperio, las élites locales y los medios de comunicación continúan subestimando el poder de las masas que han sido despertados gracias al chavismo y que han visto a este último ponerles delante y en el centro de su proyecto. Existe hoy una conciencia política, una firme convicción de que el pueblo debe escribir su propia historia, y se necesitará más que falsas informaciones procedentes de los medios propagandistas para restaurar el ex estado colonial de Venezuela. Como decía Chávez: “Aquí nadie se rinde, ¡carajo!”.

Notas:
(1) “Las asociaciones estadounidenses plantean pleito contra Hugo Chávez por presuntos actos de terrorismo y violación de los derechos humanos“, en inglés
(2) Aún si las FARC han estado involucradas en el tráfico de drogas, fue sobre todo para evitar el impuesto sobre la venta de los cultivos de coca. Asociarles a ellos, y sólo a ellos, con el tráfico de drogas en Colombia es increíblemente deshonesto y exime a los que más se benefician de este tráfico.
(3) “El nuevo eje del narcoterrorismo: Hezbolá y Venezuela” en inglés
(4) “¿Ha emitido Venezuela pasaportes a personas vinculadas con el terrorismo?“, en inglés
(5) “La noticias falsas del Departamento del Tesoro de Estados Unidos“, en español, traducción francesa aquí
(6) “Según la ministro de Asuntos Exteriores, los cargos de tráfico de drogas contra el vicepresidente de Venezuela no se aguantan“, en inglés
(7) “Están los EEUU en el origen de las acusaciones de narcotráfico contra un político venezolano?“, en inglés
(8) “Reflexión sobre el “narco-paramilitar Estado colombiano“, en inglés
(9) “Como un grande banco estadounidense ha blanqueado miles de millones de dólares pertenecientes a las bandas más sangrientas de narcotraficantes mexicanos“, en inglés

Traducido del francés por Carles Acózar para Investig’Action

Martin Schulz y la "nueva globalización" socialdemócrata

Berlín se encuentran representantes de sobre 120 partidos socialdemócratas cuando en todo el mundo "el populismo avanza", como afirma y reitera la prensa y medios de los conservadores y socialdemócratas que han gobernado y gobiernan -entre corruptelas y complicidades- la Europa neoliberal de los oligarcas. Así, en un mismo saco se coloca la hasta ahora aliada y servil Turquía de Recep Tayyip Erdogan, la Hungría bajo el fascista Viktor Orbán o los Estados Unidos del temido Donald Trump, obviando la herencia genocida de Obama, su premio Nobel de la paz más carnicero.

La bula de la casta de pervertidos nazicatólicos

Son los máximos representantes de la secta católica vaticana en su territorio o diócesis. En sus dicursos, artículos en prensa y programas en radio, exponen supuestamente la falsa, supersticiosa y absurda "doctrina cristiana" a sus fieles, tan creyentes como ignorantes, y pontifican sobre cómo deben actuar en su vida siendo unos amorales, hipócritas, ladrones y degenerados. Sin embargo, nos hemos acostumbrado a verles pronunciar desde sus púlpitos frases fascistas, homófobas y excusar sus delitos y los de sus cómplices indignando a una sociedad en que la secta solo es vista como lo que es en realidad, una organización mafiosa de criminales con pedigrí aristocrático y con bula e impunidad para todo tipo de delitos.

Imputado Fillon por malversación de fondos públicos

El candidato conservador a la presidencia francesa, François Fillon, ha sido imputado este martes por malversación de fondos públicos, entre otros cargos, en relación con el caso de los supuestos empleos falsos atribuidos a su esposa e hijos, conocido como Penelopegate. Fillon compareció hoy de forma imprevista ante los jueces de instrucción, ya que estaba previsto que lo hiciese mañana, un adelanto “para poder hacerlo en condiciones de serenidad”, dijo a los medios franceses el abogado del candidato, Antonin Lévy.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada