divendres, 17 de març de 2017

Maíllo (PP) imputado por el expolio de Caja España

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha denunciado ante la Fiscalía nueve antiguas operaciones financieras de las rescatadas Caja España y Caja Duero, una decisión incómoda para el PP, que ya ha salido a afirmar que las presuntas irregularidades en Caja España no afectan a su número tres, Fernando Martínez Maíllo, quien fuera consejero de la entidad, y que tiene que declarar en calidad de investigado (antiguo imputado) por una operación investigada con anterioridad. Según el comunicado del FROB, las operaciones irregulares, “anteriores a 2010” en Caja España y Caja Duero “provocaron perjuicios económicos por valor de 120 millones de euros”.

El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, fue consejero de Caja España entre 2006 y 2010. El PP ha salido a defender a su número tres aclarando que de las operaciones denunciadas por el FROB sólo una afecta a Caja España y que corresponde a 2005.

Maíllo ya está imputado por administración desleal en Caja España en un juzgado de León, donde la Audiencia Provincial desestimó los recursos presentados por el dirigente popular y otros investigados, en el que pedían la desimputación. Las nueve operaciones denunciadas por el FROB son de financiación y refinanciación para la compra de inmuebles o participaciones en sociedades y renegociaciones de préstamos con reducción de garantías, que provocaron pérdidas a las entidades, que luego tuvieron que ser rescatadas. Maíllo era uno de los 17 miembros del consejo de administración de Caja España y entre sus funciones estaba aprobar créditos y refinanciaciones.

Este viernes, Ecologistas en Acción e Izquierda Unida, acusación popular en el caso de Caja España, abierto en el juzgado de instrucción número 5 de León en 2013, solicitarán la citación de Maíllo como investigado junto con los otros quince imputados que conformaban la excúpula de la Caja de Ahorros Caja España y Caja Duero entre los años 2009 y 2012, según confirman fuentes jurídicas a Público.

A los exconsejeros se les imputaría un supuesto delito de administración desleal que habrían cometido al aprobar una serie de créditos de Caja España en favor del propio presidente de la entidad, Santos Llamas.
La Fiscalía estima en casi 60 millones de euros el perjuicio económico ocasionado a la entidad fusionada al conceder estos créditos fallidos a su entonces presidente, créditos que debían ser aprobados por el consejo de administración investigado en el que Martínez Maíllo formaba parte.

Este viernes declaran ante la juez de instrucción del caso, Rocío González Boñar, los inspectores del Banco de España que realizaron un informe pericial sobre los citados créditos para las constructoras del entonces presidente de Caja España, Santos Llamas. Martínez Maíllo fue elegido coordinador general del PP el pasado 12 febrero, después de que el 9 de enero la Audiencia Provincial de León había confirmado su imputación, informa El Plural.

Osácar (CDC) culpó a Duran y a El Mundo de su declive electoral

El ex tesorero de CDC culpó a El Mundo y a Josep Antoni Duran Lleida del fracaso electoral de su partido en 2012. Daniel Osàcar escribió una carta a Artur Mas el 27 de noviembre de 2012, dos días después de las elecciones, que ha sido intervenida en los registros del caso 3%. En ella, el tesorero realizaba un análisis de las causas que habían provocado la pérdida de 12 diputados por parte de CiU.

Bankia: "Mafo" contradice los peritos y miente sobre sus presiones

Choque de trenes en la Audiencia Nacional. De un lado, los imputados Miguel Ángel Fernández Ordóñez -"Mafo"- y Javier Aríztegui, gobernador y subgobernador del Banco de España cuando Bankia salió a bolsa en julio del 2011. Y del otro, el testigo José Antonio Casaus, el inspector jefe del organismo en el banco, que advirtió a sus superiores en cuatro mails de que la entidad no tenía futuro y podía acabar nacionalizada, como sucedió en mayo del 2012.

Barcelona cierra el burdel de los Franco en las Ramblas

Malas noticias para los degenerados familiares del verdugo de la monarquía. El Ayuntamiento de Barcelona ha precintado el burdel que regentaba la familia Martínez Bordiu i Bassó, con José Maria Martínez Bordiu, conocido mediáticamente como Pocholo, de chulo y macarra en Barcelona. Los cuatro hermanos del también barón de Gotor -Clotilde, Alfonso, Alejo y Esperanza- tienen un piso en el número 81 de la Ramblas de Barcelona donde se ejerce la “actividad de alquiler de habitaciones a tiempo parcial (meublé) para la prestación de servicios sexuales”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada