diumenge, 26 de març de 2017

Merkel gana en la elección regional del Sarre

El partido conservador de Angela Merkel (CDU) ha ganado las elecciones regionales en el Sarre con al menos el 40% de los votos, una ducha fría para la esperanza de los socialdemócratas. El Partido Socialdemócrata (SPD) fue claramente derrotado en esta prueba, con entre el 29% y el 30% de los votos, de acuerdo con las cadenas públicas ARD y ZDF. La primera elección del año medía la capacidad real de su nuevo líder Martin Schulz, que debía tambalear a Angela Merkel después de 12 años en el poder. Die Linke (La Izquierda, aliada a Izquierda Unida en España), encabezada por Oskar Lafontaine (foto) se lleva entre el 13 y 14% de los votos, mejorando notablemente, según los canales de televisión. El número combinado de los asientos de los dos partidos de la izquierda no serán suficientes para construir una coalición y los ecologistas de Die Grünnen han fracasado y no superan el umbral mínimo del 5% para entrar en el parlamento regional.

El SPD incluso disminuye en comparación con su puntuación de las últimas elecciones para la renovación del parlamento regional en el Sarre en 2012, cuando obtuvo el 30,6% de los votos, mientras que la CDU de Angela Merkel, se alzó hasta cinco puntos, 41% de acuerdo con la ARD y 40% según la ZDF. Aunque el alcance de esta encuesta es relativo porque el Sarre tiene sólo 800.000 habitantes, sólo el 1% de la población alemana, es un examen para las elecciones parlamentarias del 24 de septiembre.

El resultado será animar a la Canciller, mientras se sometía a un efecto combinado en los últimos meses de la derecha, crítica en contra de su política migratoria generosa, y del aumento de la izquierda de los socialdemócratas en las encuestas desde el comienzo del año siguiente a la llegada a la cabeza de Martin Schulz, ex presidente del Parlamento Europeo.

El Sarre es por el contrario un revés para él, mientras que las últimas encuestas nacionales predecían una pelea cuello a cuello con la CDU de Angela Merkel para las parlamentarias de septiembre. El "efecto Schulz" es la apuesta en la que el SPD, con un discurso claramente a la izquierda en asuntos sociales y el deseo de aparecer como un hombre "más cerca de la gente", muestra, al menos temporalmente, sus límites.

El SPD esperaba al menos que la CDU tocara fondo en el Sarre para alimentar, a través de las alianzas, la toma del poder regional, mediante la formación de una coalición con el Partido de la Izquierda radical (comunistas) Die Linke. A este último se le atribuye el 13 y 14% de la votación por los canales de televisión. El SPD no tendrá más remedio que seguir siendo un socio minoritario de una coalición encabezada por la CDU y su cabeza local, Annegret Kramp-Karrenbauer, apodada "Merkel Saar" y que la Canciller considera, según los medios alemanes, su sucesora designada.

La derecha nazi de la AFD, por su parte, consigue su entrada en el Parlamento del Sarre, con un 6%, según los canales de TV. Ahora está presente en 11 de los 16 parlamentos regionales en el país.

Alemania: el Sarre prohibirá mítines de ministros turcos


El estado federado del Sarre (oeste de Alemania) prohibirá los mítines de políticos turcos en su territorio. La primera ministra del "Land", Annegrette Kramp-Karrenbauer, de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que preside Merkel, anunció este martes su determinación de "adoptar las medidas que sean precisas" para "prohibir tales intervenciones" en el Sarre, fronterizo con Francia, donde habrá elecciones regionales el próximo 26 de marzo.

Martin Schulz y la "nueva globalización" socialdemócrata

Berlín se encuentran representantes de sobre 120 partidos socialdemócratas cuando en todo el mundo "el populismo avanza", como afirma y reitera la prensa y medios de los conservadores y socialdemócratas que han gobernado y gobiernan -entre corruptelas y complicidades- la Europa neoliberal de los oligarcas. Así, en un mismo saco se coloca la hasta ahora aliada y servil Turquía de Recep Tayyip Erdogan, la Hungría bajo el fascista Viktor Orbán o los Estados Unidos del temido Donald Trump, obviando la herencia genocida de Obama, su premio Nobel de la paz más carnicero.

La banca sionista quiere a Díaz para que siga gobernando el PP


Las primarias del PSOE están en el punto de mira de la banca sionista JP Morgan-Chase (Rockefeller). El mayor banco por activos de EEUU quiere a Susana Díaz liderando el PSOE y considera que la candidatura de Pedro Sánchez es un riego "para la estabilidad de España", es decir, para el beneficio de la oligarquía financiera y el mantenimiento de su monarquía. Por un lado, apunta el gigante sionista de Wall Street, “la victoria de Díaz garantizaría la amplia continuidad del actual Gobierno", de Rajoy.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada