dimarts, 21 de març de 2017

Panasonic controla Ficosa, fundada por los Pujol

Panasonic ha tomado el control del grupo de componentes para coches Ficosa International, tras elevar su participación del 49% actual hasta el 69%, mientras que el resto del capital seguirá en poder de la familia Pujol, fundadora de la multinacional, que mantendrá su actual participación del 31% a través de Ficosa Inversión. Esta operación estaba contemplada en la hoja de ruta fijada al inicio de la alianza entre ambas compañías, firmada el 30 de junio de 2015, según ha informado este martes la compañía catalana.

En concreto, Ficosa, proveedor global que se dedica a la investigación, desarrollo, producción y comercialización de sistemas de seguridad, comunicación y eficiencia para la automoción, y Panasonic han reforzado su alianza de capital y negocio con el objetivo de acelerar el desarrollo de nuevas tecnologías de visión, seguridad, conectividad y eficiencia (coche conectado, vehículo autónomo, conducción asistida y movilidad eléctrica), unas áreas que presentan un "gran potencial de crecimiento".

Además de impulsar el intercambio tecnológico y de producto, esta decisión aprobada por el consejo de Panasonic responde a la voluntad de potenciar las sinergias regionales y a nivel de clientes, que aportan un "extraordinario" valor al negocio de ambas compañías. Para completar la transacción, deben cumplirse otras precondiciones y condiciones generales, incluida la obtención de la aprobación de las autoridades europeas y otras autoridades pertinentes.

La gestión de la compañía seguirá liderada por el actual equipo directivo de Ficosa, con Javier Pujol como consejero delegado, que se mantiene como responsable de la proyección del liderazgo de la compañía a nivel mundial y del éxito de los retos futuros. En virtud de la operación, el consejo de administración de Ficosa quedará formado por siete representantes de Panasonic y cuatro de la familia Pujol. Como resultado de este nuevo escenario, Ficosa pasará a ser una división de Negocio Global de AIS Automotive Business de Panasonic. De este modo, el centro de I+D de Ficosa en Viladecavalls se convertirá en el hub tecnológico en sistemas de conectividad, e-movilidad y ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) para la alianza.

Asimismo, Ficosa Inversión reembolsará la deuda contraída con la Generalitat de Catalunya (50 millones de euros) en 2009 durante la recesión económica mundial y su posterior subrogación en 2015, más un rendimiento del 29% a través de los fondos de la propia Ficosa y de los ingresos procedentes de la transacción.

Desde 2009, el grupo ha conseguido doblar sus ventas -desde aproximadamente los 550 millones hasta los 1.112 millones en 2015-, a la vez que superar los 10.280 trabajadores en todo el mundo y los 1.700 en Viladecavalls (Barcelona). Actualmente, la compañía cuenta con cerca de 1.000 ingenieros a nivel global, de los cuales más de 670 trabajan en el Centro Tecnológico de Viladecavalls, donde en 2016 se contrataron a 217 ingenieros. La compañía también ha doblado su inversión en I+D hasta destinar en la actualidad aproximadamente el 6,5% de su facturación, informa Expansión.

El fiscal pide cárcel por los trapicheos en la deslocalización de Sony

El fiscal ha pedido penas de cárcel para seis personas relacionadas con un delito de fraude fiscal en la pieza separada del caso de las ITV dedicada a la operación de compraventa de la planta de Sony en Viladecavalls. Se trata de una de las deslocalizaciones de multinacionales bajo la lupa en el caso de las ITV, por el que se ha procesado al ex secretario general de Convergència Oriol Pujol.

El caso Palau salpica Sant Cugat

El Pleno extraordinario de Sant Cugat del Vallès que se celebró este lunes, 20 de marzo, ha decidido por unanimidad realizar una auditoría externa para revisar la adjudicación de la construcción del PAV3 a Ferrovial, una de las obras con las cuales se habría, presuntamente, financiado irregularmente Convergencia Democrática de Cataluña (CDC).

El PP de Aguirre, acusado en un auto secreto de pagar en negro las campañas de 2007, 2008 y 2011

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha descubierto que el Partido Popular de Madrid manejó “una contabilidad B de gastos electorales” en los comicios autonómicos y municipales de 2007 y 2011 y en los generales de 2008 que le habría permitido superar de forma sistemática “los límites de gasto electoral” sin que saltaran las alarmas en los órganos de fiscalización, utilizando la fundación Fundescam para captar subvenciones públicas que luego desvió al partido con facturas falsas para pagar los gastos electorales.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada