divendres, 24 de març de 2017

Un contrato del nazi Gallardón regala 21 M a los jesuitas

El Ayuntamiento de Madrid pagará 21 millones de euros hasta 2019 a la secta de los jesuitas, a la que pertenece el capo del Estado Vaticano Bergoglio y la más poderosa y rica de la mafia católica con el Opus Dei, por el alquiler de un aparcamiento de tres plantas en la zona de Chamartín que no alcanza el 1% de ocupación. Según los registros municipales, en 2015 funcionó al 0,8% de su capacidad. El contrato se firmó a través de una sociedad pública por el Gobierno que presidía el corrupto y fascista exalcalde del PP y yerno de un asesino franquista perseguido por la justicia internacional y protegido por el régimen monárquico criminal español, Alberto Ruiz Gallardón y tiene una cláusula de penalización, en caso de que sea rescinda, que obliga a la administración a pagar la totalidad del importe. Cuando expire la concesión, la infraestructura seguirá en manos de la orden religiosa Compañía Jesús Provincia de Castilla. Gallardón robó a los barrios humildes de Madrid para cebar a los fascistas nazicatólicos.

Madrid Movilidad, la sociedad pública dependiente del Ayuntamiento, extendió un cheque en blanco a la secta jesuítica en 2007 cuando esta afrontó las obras en las inmediaciones del colegio Nuestra Señora del Recuerdo, un centro concertado de élite situado al norte de la capital. Con cargo al dinero de todos los madrileños, dicha empresa municipal adquirió un compromiso de pago hasta 2029 basándose en unas previsiones que quedaron muy lejos de cumplirse, como todos los proyectos ruinosos llevados a cabo por el duo de nazis corruptos Gallardón-Botella.

Los cálculos del Ayuntamiento entonces establecían que el parking, situado al lado del colegio jesuita ganaría 1,1 millones cada año. Se trata de un centro concertado de élite donde estudió el propio Gallardón y algunos de sus hijos, según públicó EL PAÍS. La realidad es que en los primeros cinco ejercicios, desde 2009, ha perdido 2,5 millones de euros. A pesar de las pérdidas, el Gobierno que preside Manuela Carmena no tiene capacidad para resolver el contrato. En caso de hacerlo, la orden jesuita percibiría los 21 millones de euros pactados hasta 2029, según figura en la auditoría ciudadana, cuyas conclusiones presentaron ayer el concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, junto a la portavoz del Consejo Asesor responsable del dictamen, la profesora Bibiana Medialdea.

Ese informe de técnicos externos explica que "la supuesta rentabilidad de la inversión se justificó en base a un estudio económico que establecía unas previsiones, dada la zona de establecimiento del parking [en la zona de Chamartín pegada al colegio], absolutamente irreales, de forma que actualmente las ocupaciones reales del aparcamiento sólo alcanzaron el 1,17% de las ocupaciones estimadas y los abonos vendidos no llegaron ni al 10% de lo estimado en dicho estudio".

La auditoría ciudadana concluye que "el Ayuntamiento se verá constreñido por un contrato claramente abusivo a seguir utilizando el parking, en el que ya ha perdido más de 2,5 millones de euros hasta 2015, a pesar de que el proyecto se aprobó suponiendo que cada año obtendría un beneficio neto antes de impuestos de más de un millón de euros", informa eldiario.es.

Gallardón robó a los barrios humildes de Madrid para cebar a los fascistas nazicatólicos

La población entre 25 y 29 años con estudios inferiores a la educación obligatoria es de aproximadamente el 25% en Puente de Vallecas y Usera, y de en torno al 7% en barrios madrileños como Salamanca o Chamberí. Ese dato es un fiel reflejo de la desigualdad existente entre los distintos enclaves de Madrid, que con los gobiernos de Alberto Ruíz-Gallardón y Ana Botella, entre 2003 y 2015, observaron cómo la brecha social y económica que les separaba aumentó.

El informe de la Auditoría municipal Ciudadana llevada a cabo por el actual Ayuntamiento de Madrid concluye que las políticas llevadas a cabo durante esos años del PP supusieron una regresión en los derechos sociales básicos de muchos madrileños, particularmente el de los residentes en barrios humildes. El mejor ejemplo de ello fueron las medidas dedicadas a la educación infantil, único marco competencial del Ayuntamiento en Educación.

Así se podrían resumir las políticas educativas de los fascistas corruptos del PP Alberto Ruíz-Gallardón y Ana Botella, que optaron por la privatización de la oferta municipal de plazas de educación infantil, de forma que se ha institucionalizado el modelo llamado “de gestión indirecta”. De hecho, de la red de escuelas municipales solamente dos no se gestionan a través de esta fórmula de subcontratación al sector privado. Según el informe de la Auditora, la fórmula elegida para la gestión del sistema de educación infantil municipal cambió el criterio de los pliegos mediante los que se valoraban las ofertas para la concesión de escuelas, pasando a valorar más el proyecto económico que el educativo y estableciendo como requisito un volumen de negocio mínimo de 200.000 euros.

Estos cambios facilitaron la entrada en el sector de la educación infantil “pública” de grandes empresas sin ninguna experiencia en el ámbito educativo (Eulen, Clece) y la expulsión de pequeñas empresas y cooperativas. Por ejemplo, como detalla el informe municipal, en las renovaciones que se llevaron en 2010, 28 de los 50 concursos resueltos fueron a parar a grandes grupos empresariales. Además de estos procesos, el recorte en el presupuesto y en la oferta de plazas públicas.

Presión para el incremento de ratios de alumnos, rebajas o poco control en los requisitos de instalaciones, espacios escolares o recursos escolares, menor control sobre la titulación profesional requerida para el personal, encarecimiento del servicio y la consiguiente ‘expulsión’ de las clases más desfavorecidas. Por ejemplo, desde 2010 puede estimarse una reducción del 40% en las partidas que concentran el grueso del gasto educativo municipal. Como consecuencia, a partir del curso 2010-2011 la reducción de matrículas es significativa, declive que se concentra en los distritos con menor nivel de renta de la ciudad, como Moratalaz, Ciudad Lineal, San Blas, Latina, Puente de Vallecas y Usera.

El sistema que se establece es el privado, y no el público, y muchas empresas deciden no instalarse en barrios con ingresos bajos de media. “Hay que considerar que entre las familias que no escolarizan a sus hijos se encuentran tanto aquellas que en el contexto actual no intentan hacerlo, como aquellas que sí lo intentan pero por diversas razones no consiguen acceder a una plaza de titularidad pública ni privada, por lo que se ven abocadas a la búsqueda de otras opciones no escolares”, afirma el informe, que no duda en concluir que la década del PP al frente del Consistorio abrió (aún más) la brecha de la desigualdad entre los barrios.

La M-30 y un ladrón y fascista llamado Gallardón

El grupo de constructoras a las que se les adjudicó las obras de la vía M30 -Dragados, Ferrovial, Sacyr, OHL y Acciona, entre otras- exprimieron la legislación para conseguir unos sobrecostes de las obras que en algunos casos llegaron hasta el 63% del precio inicialmente presupuestado.

Madrid: 58 millones en luz y agua por la corrupción del nazi Gallardón

El Ayuntamiento de Madrid lleva años pagando millones de euros por las facturas de agua y luz de la M-30 que tendrían que haber sido abonadas por las empresas adjudicatarias: Dragados, API (ambas filiales de ACS, de Florentino Pérez) y Ferrovial. Desde el inicio de las obras para la puesta en marcha de esta vía en 2005, el Consistorio madrileño ha asumido el abono de casi 58 millones de euros de unos costes que contractualmente no le correspondían.

Murcia: Garre deja el PP y acusa a Rajoy de permitir la corrupción

El expresidente de Murcia Alberto Garre (der. foto) ha pedido la baja de afiliación en el PP a través de una carta dirigida al presidente del Gobierno y de su partido, Mariano Rajoy, al que acusa de ser el máximo responsable de la "inacción ante la corrupción".

RU: El "terrorista" es Khalid Masood, nacido en Kent, de 52 años y profesor de inglés

El autor del atentado perpetrado ayer en Londres es británico, se llamaba Khalid Masood, nacido en Kent y tenía 52 años. Era profesor de inglés y vivió recientemente en la región de West Midlands (centro del Reino Unido), estaba casado, era padre de tres niños y practicaba culturismo, según informa Sky News.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada