divendres, 21 d’abril de 2017

Cifuentes adjudica obras a una empresa que cobró sin trabajar

El Canal de Isabel II está en el punto de mira por la ‘Operación Lezo’ pero las dudas sobre la gestión de esta empresa pública tiene amplias complicidades aún por determinar. Y uno de los casos más llamativos concierne al pago a Joca Ingeniería y Construcciones de 1,5 millones de euros en sobrecostes por un anillo de distribución de agua entre Majadahonda y Boadilla del Monte que nunca llegó a realizar. La misma compañía que ahora se hará cargo de la construcción de seis aulas de Primaria, comedor y pista deportiva en el colegio Miguel de Cervantes en Getafe tras ganar el concurso con una oferta un 35% menor de lo que se presupuestó. Foto: Rafael van Grieken, consejero de Educación de la Comunidad de Madrid.

Pero antes de llegar a los trabajos en la localidad del sur de Madrid, Joca cuenta con un recorrido que tuvo su parada más polémica en el Canal de Isabel II. “Se constató que el Canal había pagado por un trabajo que no se había hecho un importe económico en exceso equivalente a 1.496.870 euros”. De esta manera, como publicó el año pasado El País, un informe encargado por la empresa pública señalada en la ‘Operación Lezo’ descubrió estas irregularidades que beneficiaron a la compañía constructora.

Una serie de trabajos que consistían en llevar a cabo un anillo de distribución de agua entre Majadahonda y Boadilla del Monte y que el que fuera jefe del departamento de construcción de redes del Canal de Isabel II, Juan Arturo Alonso, a fecha de abril de 2016, aún no se habían completado por el concurso de acreedores que solicitó Joca años después. Una obra civil que se licitó por 51 millones en 2008 y que la constructora se la adjudicó por 30,43 millones de euros.

Dicha diferencia entre lo presupuestado y lo finalmente ofertado no pasó desapercibida en la Asamblea de Madrid cuando los actuales diputados de la Comisión de Endeudamiento pusieron la mirada sobre este caso. Asimismo, la auditoría del Canal concluyó sancionar con una suspensión de empleo y sueldo de tres meses a dos altos cargos de la empresa pública y expulsó al director de la obra, Manuel Jiménez Torrico, por ser los responsables del pago de 1,5 millones de euros, aunque este último terminó trabajando en una empresa brasileña muy cercana a Inassa [la empresa internacional del Canal y que está en el ojo de todas las investigaciones] gracias a una recomendación del Canal.

Y es que las irregularidades en torno a esta obra en Majadahonda no tardaron en salir a la luz: se certificó la excavación de 125.475 metros cúbicos en tres meses, cuando el total de la obra era de 71.811. O la instalación de una conducción principal de 7,3 kilómetros, cuando no pasaba de 6,3. “También se asume ahora que hay más tuberías facturadas que las existentes”, recordó El País. “Se abonaron en canalización 579.698 euros de más y 857.717 de sobrecoste de movimiento de tierras”, resume el medio gracias al informe.

Un conflicto que derivó en los tribunales cuando la empresa pública intentó recuperar los 1,5 millones. Al detectarse el fraude en las mediciones, explicaron fuentes del Canal a El País, se dejó de pagar nuevas certificaciones, además de denunciar a Joca por abandono de obra. Un tribunal extremeño determinó liquidar el polémico contrato y en su sentencia obligar al Canal a abonar a Joca 1,7 millones pendientes tras estimar que no había lugar a recuperar los 1,5 millones.

Pese a ello, los focos de los diputados de la Comisión de Endeudamiento, más allá de la sorpresa judicial, se situaron con la baja temeraria que aceptó el Canal de Isabel II –en aquella época dirigido por Ignacio González- de Joca, la cual también tuvo la atención de los representantes políticos por posibles vínculos con Rodrigo Rato. “Es una obra que en un principio estaba presupuestada, aproximadamente, en 50 millones de euros; se hace una bajada, en nuestra opinión, absolutamente temeraria, del 40%. Una desviación de un 40% me parece preocupante, por mucho que sea a la baja”, reprochó el parlamentario de Ciudadanos Juan Ramón Rubio Ruiz. Sin embargo, la directora de Operación del Canal de Isabel II Gestión, María Belén Benito Martínez, no se sorprendió tras justificar que la “baja de la empresa fue del 40%, y la baja media de las ofertas presentadas fue de un 32%, con lo cual no es una proposición temeraria en el sentido en el que la ley la define”.

Más trabajos inacabados

Pero este servicio que no completó Joca no ha sido el único y con unas ofertas tan reducidas. Al igual que ha hecho con las obras en este colegio getafense, la sociedad se hizo con el contrato para reparar el río Guadalupe ubicado en Aragón. Justo hace un mes, el 21 de marzo, el medio La Comarca, publicaba que el Ayuntamiento de Alcañiz (Teruel) rescindía el contrato con Joca Ingeniería y Construcciones al no poder realizar los trabajos por quedarse corto en el presupuesto.

“Ha sido una irresponsabilidad por parte de Joca al ofertar un precio tan bajo sin tener apalabrada a alguna subcontrata que quiera trabajar por ese precio”, criticó el alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia Suso. Y es que las obras salieron a licitación por 495.728 euros y se adjudicaron por 321.000. Es decir, hubo una baja del 35%. Mismo porcentaje que con el colegio de Getafe que se ha presupuestado en 2.195.146 euros y que la empresa fijó en 1.428.162 euros. “Ha ofertado un precio que no podía cumplir”, criticó Gracia Suso como recogió el medio digital.

Una labor que no es la única que se ha quedado a medias. En la localidad de Lepe, el concurso de acreedores en el que entró Joca también dejó por el camino la construcción del hospital. Como ha recogido en marzo de 2017 el diario El Confidencial, el recuerdo entre los socialistas del municipio todavía no se ha olvidado al ver que el centro sigue pendiente de inaugurarse: “Las obras se han retrasado porque, con la crisis, la constructora entró en concurso de acreedores y hubo que volver a empezar”.

Una historia que se ha repetido en Cáceres, aunque el hospital, según se estimaba en verano de 2016, se abrirá en este 2017. Tal y como recordó El Periódico de Extremadura, Joca se encargó en primera instancia, allá por 2006, de ejecutar las obras a través de una UTE junto a Placonsa y FCC. Sin embargo, la paralización del hospital del Cuartillo se hizo realidad en el año 2011, cuando estas empresas –las cuales ejecutaba tan solo la primera fase- solicitaron un modificado de presupuesto de nueve millones de euros, cuando ya habían pedido otra ampliación de otros nueve millones. Una petición que esa vez no contó con el visto bueno de José Antonio Monago, que decidió liquidar el contrato, tal y como ha hecho este marzo de 2017 el Ayuntamiento de Alcañiz.

Pero no sólo de reveses va la cosa. En septiembre de 2015, como apuntó El País, Joca ganó un contrato por 537 millones de dólares para participar en un proyecto de tren metropolitano en Cochabamba (Bolivia). Un éxito que también ha sido rodeado de duras críticas por parte de los medios locales que sospechan de la “solvencia económica de la compañía, la poca transparencia al haberse adjudicado el contrato por invitación internacional -sin licitación- y su experiencia sobre todo en temas de agua”. De hecho, el medio sudamericano Eju.tv, llegó a hablar de “empresa de poca monta” por hacerse con el proyecto. Hace apenas unos días, el mismo digital se hizo eco de un informe de la oposición donde “detectaron siete irregularidades después de revisar la documentación”.

Mientras tanto, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha decidido aceptar la oferta de Joca para encargarse de las obras en el colegio Miguel de Cervantes de Getafe, pese a la baja del 35%. Algo que, como comprobó ElBoletín.com, está siendo habitual a la hora de adjudicar contratos de construcción de colegios, informa El Boletín.

Mafia PP: Javier López-Madrid, detenido

La Guardia Civil ha detenido esta noche al directivo de la constructora OHL, Javier López Madrid (foto), por pagar presuntas comisiones al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, detenido en el marco de la Operación Lezo. La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) le acusa de pagar una comisión de 1,4 millones de euros abonada desde Suiza por el proyecto fallido de tren de Navalcarnero. Adrián de la Joya, imputado en la Operación Lezo por mediar en el pago de una comisión de OHL. El jefe de la Fiscalía Anticorrupción -el preferido de los corruptos como Zaplana y designado por el PP-, Manuel Moix, impuso la retirada del delito de organización criminal contra Ignacio González. El tuit de alerta de Garzón tras el registro de Indra: “¡Es la empresa que cuenta los votos!”.

Casals (La Razón): "¿Quién se puede imaginar que desde un diario se puede presionar?"

La Operación Lezo ha dejado ya los primeros paseíllos ante la Audiencia Nacional. Francisco Marhuenda (meme sobre su medalla de policía honorario con el opusitorio Fernández) y Mauricio Casals, director y presidente del panfleto nazi La Razón respectivamente, han acudido este jueves a declarar ante el juez Eloy Velasco, imputados ambos por un delito de coacciones por presionar a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

La Nueve, los republicanos que tomaron París a los que homenajea Carmena

Combatientes republicanos españoles estuvieron en la vanguardia de la liberación de París del nazismo. Era el 24 de agosto de 1944. Miles de republicanos españoles lucharon codo con codo con soldados franceses en la resistencia frente al fascismo, después de haber combatido en España contra el fascismo del eje. Los republicanos españoles participaron el desfile de la victoria por las calles de París, con el general Charles de Gaulle. Pero su reconocimiento oficial, con placa incluida, no llegó hasta el 60 aniversario de la liberación de París, en agosto de 2004.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada