dilluns, 10 d’abril de 2017

Colom recibió 12'5 millones de Millet

El dirigente de CDC Àngel Colom ha admitido hoy que acudió a Fèlix Millet para que le ayudara a enjugar las deudas del extinto Partit per la Independència (PI) por indicación de unos “amigos” que le explicaron que el expresidente del Palau era un “mecenas cultural”, aunque sin concretar nombres. Colom, que dirigió el PI con la propagandista de Artur Mas, Pilar Rahola, para integrarse en Convergència tras su rotundo fracaso, ha declarado hoy como testigo ante el tribunal de la Audiencia de Barcelona que juzga el expolio del Palau de la Música, caso en el que tuvo la condición de responsable civil a título lucrativo por el cheque de 12,5 millones de las antiguas pesetas del Orfeó Català que recibió en 2000 para un convenio sobre “Pedagogía sobre la cultura catalana de las nuevas migraciones”.

El testigo, que dice estar devolviendo al Palau esos 12,5 millones de pesetas con la ayuda de otros exmilitantes del PI, ha afirmado que Millet le dio ese cheque en el año 2000, una vez había fichado como dirigente de CDC tras el fracaso de su partido, porque acudió al saqueador confeso para pedirle ayuda para pagar las deudas. Según Àngel Colom, si acudió a Millet es porque en una reunión con amigos exmilitantes del PI -partido surgido de una escisión de ERC- alguien sugirió que era un “mecenas de la cultura catalana”, pero ha dicho no recordar quién se lo dijo, pese a las reiteradas advertencias del fiscal de su obligación de decir la verdad por estar declarando como testigo.

Colom ha aducido que cuando, tras una conversación con Millet sobre “la situación política del país”, recibió el cheque de manos del expresidente del Palau solo se fijó en el importe de 12,5 millones y no en el concepto de éste -”Pedagogía de las nuevas migraciones”- ni en que la donación se hacía a nombre de la fundación Espai Catalunya, entidad que pese a que fue inscrita nunca llegó a funcionar, informa La Vanguardia.

El 3% del nazicatolicismo fascista: mismos testaferros, marisquerías, cotos de caza y palcos de fútbol

La corrupción que ha anidado en torno a los Gobiernos nazicatólicos y corruptos de CiU y del PP durante las últimas décadas tienen muchos puntos en común, según han ido desvelando sucesivos testigos en sus declaraciones antes los tribunales que las investigan, incluídas sus raíces en el franquismo monárquico. Para empezar, las comisiones ilegales. Tanto en Gürtel -la red que ha sacudido los cimientos del Partido Popular y ha llevado a la cárcel a su tesorero, Luis Bárcenas- como en el caso Palau- que ha sumido en una grave crisis a Convergència de Cataluña hasta el punto de obligar a la refundación del partido- los empresarios tuvieron que pagar mordidas de en torno al 3% para hacerse con adjudicaciones públicas.

Millet y Montull dictaban las mordidas a CDC

Jordi Montull, mano derecha de Félix Millet en el Palau en la Música, fue el artífice de los documentos en los que aparecen las supuestas comisiones de Ferrovial a Convergència canalizadas a través de la entidad cultural y sobre todo, el ideólogo de un cuadro en el que figuran pagos a Daniel, al que el mismo expresidente del auditorio indentificó como Daniel Osàcar, extesorero de CDC. Así lo han declarado este jueves en el juicio por el saqueo del Palau dos secretarias de Montull.

Bankia pagó un millón de chantaje a Ausbanc

El ex presidente de la asociación de consumidores Ausbanc, Luis Pineda (foto), logró arrancar un millón de euros a Bankia a cambio de apoyo reputacional siendo ya propiedad del Estado y estando presidida por José Ignacio Goirigolzarri. Así aparece en el informe de Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Polícia Nacional remitido a la Audiencia Nacional. Este informe destapa que Pineda vinculó conseguir patrocinios en el banco a la retirada de una demanda, en la que exigía que le devolvieran el dinero por haber comprado acciones de Bankia en la salida a Bolsa.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada