diumenge, 30 d’abril de 2017

De la Joya: "López Madrid me envió 1,4 millones... dos tercios eran para el hombre de González"

"López Madrid me envió 1,4 millones y me dijo que dos tercios eran para el hombre de González. Al final me lo quedé todo porque OHL me debía 4 millones de un negocio en África y aproveché para cubrir gastos". El empresario Adrián de la Joya, cuyo testimonio ha sido decisivo para el encarcelamiento del ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González (PP), revela cómo fue el supuesto plan de la constructora OHL para sobornar a quien fuera la mano derecha de Esperanza Aguirre. De la Joya ha confesado al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que la constructora ingresó en una cuenta suya en Ginebra una cantidad cercana a 1,4 millones para que le diera una parte a un testaferro del ex presidente de la Comunidad de Madrid.

El empresario, que tiene instalada su residencia en Suiza, explica que recibió en 2007 una misteriosa llamada de Javier López Madrid, consejero de OHL y yerno del ex presidente de la compañía, Juan Miguel Villar Mir, con quien trabajaba por aquel entonces «mano a mano en muchos asuntos».«Me dijo: 'Oye, Adrián, ¿te apetece ganar un dinero?'», explica este empresario, que declaró la pasada semana en calidad de investigado y fue puesto en libertad por el juez Velasco, que investiga la denominada operación Lezo. «Le contesté que por supuesto que sí. Me pidió un número de cuenta, me dijo que me iba a enviar un dinero, que me quedara con una parte y que me explicaría qué tenía que hacer con el resto».

Cuenta De la Joya que durante esa primera llamada «no quiso hacerle preguntas» a su interlocutor sobre el objeto de la propuesta que le iba a hacer. «A veces si haces muchas preguntas no te mandan el dinero, así que preferí no preguntar nada», arguye dando un razonamiento que llegó a provocar la risa del juez Velasco durante su comparecencia. Transferencia de 1,4 millonesTras este primer contacto el empresario acusado de hacer las veces de intermediario para pagar a Ignacio González recibió una transferencia de al menos 1,4 millones de euros. Recibió los fondos a través de su sociedad panameña Lauryn Group, que ahora está siendo rastreada. «No recuerdo realmente si fue esa cantidad o si incluso fue algo mayor», detalla.

La comisión llegó proveniente de la filial mexicana de la constructora.Con el dinero en su poder y ya cara a cara con López Madrid, De la Joya precisa que el consejero de OHL, a quien «conocía desde hacía muchos años», le instó a que se quedara «un tercio del dinero» que le había enviado y que «dos tercios» se los entregara a Ildefonso de Miguel, ex gerente del Canal de Isabel II detenido en la operación Lezo y considerado uno de los testaferros de González. «Le contesté que ni de coña, que yo no me comía el marrón de pagar a políticos». «Si le quieres dar el dinero se lo das tú», le espetó De la Joya.Por su parte, López Madrid -detenido e interrogado por el juez Velasco sobre esta operación- negó por completo haber transferido esos fondos para pagar comisiones. Sólo admitió a Velasco la relación profesional con De la Joya.

Tras su testimonio, el magistrado rebajó la petición de fianza de un millón solicitada por la Fiscalía Anticorrupción a 100.000 euros y le dejó en libertad provisional.A a pesar de su negativa a gestionar la comisión, De la Joya se negó a devolver la transferencia a la constructora. «OHL me debía dinero de otros asuntos y le dije a López Madrid que me lo quedaba para cubrir mis gastos. Se cabreó mucho conmigo y me dejó de hablar», prosigue el empresario madrileño.«Luego, con el paso del tiempo, ya se le pasó», añade al tiempo que admite que a partir de ese episodio «se enfrió mucho la relación» y dejó de trabajar con la compañía. «Yo nunca he pagado comisiones a políticos ni a funcionarios públicos y no estaba dispuesto a hacerlo, yo no me dedico a esas cosas», aclara.

De la Joya expone que el «cabreo» de López Madrid estuvo motivado no sólo por su negativa a realizar la entrega al lugarteniente de González, sino sobre todo por no devolver los fondos a la constructora. «Nunca me quedaría un dinero que no es mío, pero en ese caso OHL me había encargado que buscara una mina de manganeso en África, hice el trabajo y no me pagaron. Por lo tanto, le dije a López Madrid que ese dinero me lo quedaba por todos los gastos en los que habría incurrido». Según De la Joya, «la empresa Ferroatlántica, del Grupo OHL, utiliza el manganeso como materia prima y quería tener su propia explotación para ahorrarse dinero. Me encargó que buscara una mina y me puse a ello a mi aire. Cogí mi avión, hablé con un ex ministro de Costa de Marfil, y estuve dando vueltas hasta encontrarla».

El empresario insiste en que su contratación por OHL se debe a motivos profesionales. «Conozco muy bien África y acabé hallando la mejor mina de manganeso del mundo en Burkina Faso, en Tambao. Es una gran montaña negra espectacular que necesitaba una inversión muy grande», continúa. «El proyecto era precioso, se trataba de construir las infraestructuras necesarias para sacar el mineral. Íbamos a hacer carreteras, escuelas para niños, una ferrovía... La inversión era de entre 400 y 450 millones de euros y estuve trabajando con la gente de OHL, que es muy profesional». De la Joya asegura que puso a «40 personas a trabajar en ello, que son los cuarenta testigos que tengo para acreditar que hice el trabajo. Como ejemplo puedo decir que sólo para llevar el proyecto a Burkina Faso tuve que fletar un avión, un Gulfstream 200, porque pesaba más de 200 kilos y me acabé gastando en total unos cuatro millones de euros». «Y OHL no me pagó», enfatiza.

De la Joya asegura que en Burkina Faso también se negó a pagar a los políticos locales, ya que el proyecto «era tan importante para el país que el presidente estaba encantado». «Burkina Faso es uno de los países más pobres de África y el proyecto de la mina iba a revitalizarlo económicamente». Sin embargo, todo se frustró con la aparición de «un empresario rumano que se metió por medio y lo jodió todo». «Era amigo del presidente y se acabó quedando la mina, aunque nunca hizo nada con ella y ahora mismo no está en explotación».«Esta historia ha sido el peor negocio de mi vida», concluye De la Joya, al tiempo que se congratula de no haber hecho caso al yerno de Villar Mir. De haber seguido sus instrucciones, sostiene, estaría en la prisión de Soto del Real junto al ex presidente madrileño.

«Yo soy un empresario con muchos contactos en África, allí conozco a todo el mundo, no soy un comisionista de políticos», recalca. «Que digan que soy el testaferro de Ignacio González es un insulto. Si fuera de otro, por ejemplo del nivel de Carlos Slim o de David Rockefeller, todavía. Pero de Ignacio González...».Según ha podido saber este periódico, el juez Velasco instó a De la Joya durante su interrogatorio a devolver el dinero que supuestamente iba a ir encaminado a sobornar a Ignacio González. La respuesta fue la misma que recibió López Madrid: «El dinero es mío y no pienso devolverlo», informa El Mundo.

Marca España: ladrones, corruptos, sinvergüenzas y amorales

Dijo Confucio que la única razón para la existencia de un monarca es que sirviera de ejemplo a sus súbditos y es por ello que España es un país de degenerados, sinvergüenzas, ladrones y corruptos sin moral, decencia, principios ni ética. Una dinastía de genocidas tarados es la marca y el modelo de una sociedad de degenerados en que mafiosos y pederastas con bula marcan el nivel de amoralidad general en el que "todo vale" siempre que no te cojan.

González y Zaplana planeaban lucrarse con terrenos de Defensa

El Ministerio de Defensa ha paralizado la compra de unos terrenos en Tenerife después de que la operación apareciera en una conversación entre Ignacio González y Eduardo Zaplana (PP) en la que planeaban mediar entre el Gobierno y el propietario para obtener algún tipo de «contraprestación económica». Las conversaciones del sumario de la operación Lezo que hasta la fecha han trascendido revelan planes de negocios conjuntos entre el expresidente de la Comunidad de Madrid y el exministro de Aznar.

5 de las 10 zonas con más paro de la UE son españolas

La estadística comunitaria evidencia el largo camino que la recuperación española sigue teniendo por delante. La tasa de paro cayó en 2016 del 22,1% al 19,6%, pero supera en más del doble la media europea (8,6%). Y como viene sucediendo en los últimos años, las comunidades españolas copan los primeros puestos de las más castigadas por el desempleo: cinco de las diez regiones europeas con más paro son españolas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada