dissabte, 1 d’abril de 2017

El Consejo de Europa ordena relajar las leyes del aborto en Irlanda

Irlanda debe relajar sus estrictas leyes sobre el aborto y reemplazarlas por un régimen más respetuoso con los derechos de las mujeres, según el comisionado de derechos humanos del Consejo de Europa. Las leyes actuales profundizan las desigualdades sociales y conducen a procedimientos traumáticos y clandestinos, dice Nils Muiznieks. "Es un régimen injusto porque en realidad no afecta el número de abortos", afirma Muiznieks: "Si una mujer tiene medios para viajar, lo hará, así las mujeres más pobres han de defenderse por sí mismas en Irlanda".

Las normas para poner fin a un embarazo en Irlanda, tanto tiempo bajo el catolicismo ultra y corrupto de la Iglesia vaticana, se encuentran entre las más restrictivas del mundo y se podría celebrar un referéndum sobre un acceso más amplio si una asamblea de ciudadanos establecida por el gobierno lo recomienda, en una decisión que se espera el próximo mes.

En la actualidad, las interrupciones sólo se permiten si la vida de una madre está en peligro, después de una prohibición total que fue levantada en 2013. Una disposición que el Comisionado Nils Muiznieks dice que todavía tiene un efecto "escalofriante" entre los médicos que deben decidir quién cumple con los requisitos restrictivos. El Consejo, que no forma parte de la Unión Europea, es un órgano paneuropeo que se ocupa principalmente de los derechos humanos en la región. "Es un régimen injusto porque en realidad no afecta el número de abortos, si una mujer tiene medios para viajar, lo hará, así las mujeres más pobres han de defenderse por sí mismas en Irlanda", dijo Muiznieks a Reuters.

"Esto profundiza las desigualdades sociales y conduce a menudo a procedimientos traumáticos y clandestinos", asevera Muiznieks en un informe del Consejo de Europa que abarca una amplia gama de temas de derechos humanos en Irlanda. "Culturalmente, políticamente, socialmente, Irlanda ha cambiado significativamente y creo que eso no se refleja en el actual régimen", afirma.

Muiznieks se une al Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas al recomendar que, como mínimo, el gobierno irlandés descriminalice el aborto y amplíe la ley para permitir el aborto en casos de anormalidad fetal fatal, violación o incesto. En una carta en respuesta a las recomendaciones, el gobierno de Irlanda aseguró que las leyes actuales no impiden que un médico se comunique de manera normal con respecto a la atención de un paciente. El informe también critica el manejo que el gobierno hace de los abusos cometidos en el pasado sobre miles de mujeres y niños en instituciones administradas por la Iglesia católica, desde torturas y esclavización a todo tipo de abusos y crímenes, diciendo que las investigaciones en diferentes casos habían sido inconsistentes y la reparación propuesta a las víctimas es inadecuada.

Los comentarios se producen después de que el gobierno de Irlanda dijera que podría ampliar la investigación sobre los llamados "hogares de madres y bebés", una de las tres áreas donde se identificaron deficiencias en el informe, después de que miles de restos de bebés, desde recién nacidos a de unos tres años de edad, fueron encontrados en una casa gestionada por la mafia católica este mes.

Una lápida conmemorativa de los centenares de muertos y torturados por la Iglesia católica en la casa de madres y bebés en Tuam, Irlanda.

Mientras que la Iglesia Católica dirigía muchos de los servicios sociales de Irlanda en el siglo XX, lo hicieron con fondos estatales y sin ningún tipo de control -como en España sigue pasando por la complicidad de PP, CDC y PNV que recientemente se negaron a su fiscalización propuesta por Unidos Podemos- y el informe expresa preocupación porque, en la mayoría de los casos, la responsabilidad del Estado "no haya sido totalmente aceptada". La respuesta del gobierno no menciona específicamente los "hogares de madres y bebés", pero dijo que las autoridades atenderán cuidadosamente las recomendaciones.

"El enfoque del gobierno hasta ahora ha sido bastante ad-hoc. La gente ha esperado mucho tiempo, si vas a hacerlo, hazlo bien. Estamos hablando de violaciones de los derechos humanos muy graves", dice Muiznieks. "El gobierno no puede lavarse las manos sobre las violaciones de los derechos humanos que tuvieron lugar, es muy incómodo tener este espejo delante de ustedes, pero la única manera de seguir adelante es proporcionar justicia", informa The Independent.

Irlanda: hallan "gran número" de niños enterrados en un convento

La comisión que investiga en Irlanda las casas de acogida dirigidas por órdenes religiosas católicas en el siglo XX ha informado este viernes de que ha descubierto un "gran número" de esqueletos humanos en cámaras subterráneas de un convento de monjas en la localidad de Tuam, al oeste del país. Tras presentar este viernes algunas de sus conclusiones, la llamada "Comisión sobre Madres y Bebés" ha asegurado estar "conmocionada" por el hallazgo de "un gran número de restos humanos" en, al menos, 17 de las 20 cámaras subterráneas excavadas por los expertos forenses en las últimas semanas. Foto: Un ingeniero usa un georradar en el lugar donde se encuentran enterrados hasta 800 niños en una fosa en el convento católico de Tuam en 2014.

Vídeo completo de “No abusarás. El mandamiento negado en la Iglesia de Francisco”

El documental argentino “No abusarás. El mandamiento negado en la Iglesia de Francisco”, que revela la política hipócrita y la complicidad del Estado del Vaticano en el encubrimiento de las denuncias contra los sacerdotes que cometieron abusos sexuales contra niños y adolescentes. En apenas media hora, el documental No Abusarás expone no sólo los testimonios de víctimas que fueron sometidas a vejaciones sexuales por parte de curas, sino que se adentra en los mecanismos de doble filo desplegados por los altas jerarcas de la iglesia, con el papa Francisco a la cabeza, para que las denuncias no lleguen a la justicia y así no tengan repercusión pública.

May amenaza con suspender la autonomía de Irlanda Norte

El Gobierno británico concedió este martes más tiempo a los partidos norirlandeses para negociar la formación de un Ejecutivo de poder compartido, pero amenazó con que podría suspender la autonomía si no hay acuerdo en las próximas semanas. Esa advertencia podría hacerse realidad después de Semana Santa, la fecha límite impuesta por Londres para que el Partido Democrático Unionista (DUP) y Sinn Féin, los más votados en las elecciones del pasado 2 de marzo, resuelvan sus diferencias y pongan fin a la enésima crisis política que afecta a la provincia.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada