dijous, 27 d’abril de 2017

Los primeros amerindios llegaron por tierra hace 130.000 años

El Museo de Historia Natural de San Diego (California) ha hecho un hallazgo que podría cambiar la la prehistoria americana: ¿y si el primer humano que habitó sus tierras llegó 115.000 años antes de lo que se creía? Un estudio realizado por el equipo del científico Thomas Deméré ha descubierto evidencias en unos fósiles encontrados en un yacimiento de San Diego de que el ser humano vivió allí hace 130.000 años, un hecho que cambiaría la cronología de la prehistoria americana. Este descubrimiento, publicado en la revista 'Nature', determina que el ser humano tuvo participación directa en la muerte y posterior uso para comida de la carne de uno de los animales fosilizados hallados. Se trata de un mastodonte y de herramientas encontradas en el año 1992, en un yacimiento arqueológico del Pleistoceno tardío, pero han hecho falta más de 25 años para apoyarse en las nuevas técnicas que han determinado la 'edad' real del suceso.

La teoría, avalada por los arqueólogos más prestigiosos, señala que los humanos llegaron a Alaska procedentes de Asia por el conocido estrecho de las islas Aleutianas, utilizando un puente natural de tierra que conectaba entonces aún con Alaska, como más recientemente hicieron sobre la banquisa de hielo o en cabotaje en los secos inviernos glaciares, acompañados por trineos de perros y caballos. Esta habría sido la vía utilizada por estos humanos para llegar a San Diego, pues las pruebas determinarían que sólo se habría podido realizar el viaje en barco hace 15.000 años, una fecha muy lejana -y controvertida por el período Dryas reciente- de la que desprenden los nuevos datos obtenidos. Los investigadores han comprobado que el mastodonte (mammut americanum) tenía varias heridas producidas por el ser humano. Así, se hallaron restos de molares con señales de impactos, así como varias fracturas en los huesos. Precisamente estos últimos son los que dieron la clave, pues algunos fragmentos de huesos presentaban heridas en forma de espiral, señal de que fueron partidos con objetos pesados cuando aún estaban frescos.

Fracturas practicadas por el ser humano

Una vez descubiertos las fracturas, se procedió a analizar las herramientas, cinco grandes martillos y un par de yunques, donde efectivamente quedó patente que habían sido utilizadas para golpear al animal. Sin embargo, y aunque en ningún momento se han encontrado los restos del ser humano -que habría continuado con su camino-, a partir de aquí la asociación es clara: si se utilizaron herramientas con el animal, sólo un humano habría sido capaz de hacerlo.

"Cuando descubrimos este lugar por primera vez, encontramos numerosas evidencias físicas que situaban a humanos junto a megafauna extinta de la Edad de Hielo. Desde entonces, los avances tecnológicos nos han permitido confirmar con más certeza que los primeros humanos llegaron aquí antes de lo que creíamos", explica Deméré. Las técnicas de uranio-torio fijan su antigüedad en 130.000 años, con un margen de error de 9.400 años arriba o abajo. Precisamente, la falta de resto fósiles humanos en la zona es la que ha provocado que muchos otros científicos hayan puesto en cuarentena el descubrimiento, al entender que si no existe una prueba real de la presencia humana en modo de resto óseo, no se puede determinar esta concatenación de situaciones.

Imagen de la incisión hallada en el hueso de mastodonte. (Museo de Historia Natural de San Diego)

Hasta la fecha, los primeros vestigios de presencia humana en Norteamérica se remontaban a hace 15.000 años, mientras que el descubrimiento del 'Nuevo Mundo' por parte de Colón está fechado hace un par de siglos. Pero estos nuevos datos confirman que ambos hechos se produjeron mucho antes de lo que hasta ahora estaba establecido por la ciencia. Eso sí, el análisis no pudo determinar si se trata de Homo Sapiens, Homo Erectus, Neardentales u Homínidos de Denísova. "Este descubrimiento está cambiando nuestro conocimiento sobre cuándo llegaron los humanos al Nuevo Mundo. Las pruebas halladas en este yacimiento indican que alguna especie de homínidos ya vivía en Norteamérica 115.000 años antes de lo que se pensaba", destaca en un comunicado Judy Gradwohl, presidenta y consejera delegada del Museo. Un descubrimiento que puede servir para cambiar la historia del continente americano.

La antigüedad de los primeros indígenas, el largo debate

La antigüedad del hombre en América está sometida a gran controversia científica. La fecha más tardía es la que sostienen los defensores de la teoría del poblamiento tardío y está relacionada con la Cultura Clovis, que ha establecido sin dudas una presencia humana hace 13.500 años. Los defensores de esta teoría sostienen que la fecha de entrada en el continente no pudo ser posterior al 14.000 AP (Antes del Presente) porque fue en ese momento cuando se abrió el corredor libre siguiendo el río Mackenzie a través del actual territorio canadiense. Esta hipótesis ha sido definitivamente desmentida por la datación de Monte Verde I (Chile), de 14.800 años. A partir de ese piso diversas investigaciones científicas han propuesto fechas muy diferentes, las cuales, sin embargo, se encuentran bajo una fuerte controversia por no presentar evidencia sólida:

33.000 años (Monte Verde II-Chile; Bonatto-Salzano, 1997)
40.000 años (Cuenca del Valsequillo, México)
48.000 años (Montalvania, Brasil -Shigueo Watanabe)
50.000 años (Topper-EEUU)
60.000 años (Cave-EEUU)
60.000 años (Pedra Furada-Brasil).

La fecha más antigua propuesta hasta el momento ha sido publicada por los científicos brasileños Maria da Conceição de M. C. Beltrão, Jacques Abulafia Danon y Francisco Antônio de Moraes Accioli Doria, que sostienen haber hallado algunas herramientas de cuarcita en el yacimiento de Toca da Esperança, un "chopper", un guijarro con marcas de golpes y una lasca, que fueron datadas en 295.000 a 204.000 años de antigüedad, lo que indicaría presencia humana anterior al homo sapiens. En Calico, cerca de Barstow (California), fueron hallados cerca de 4.000 cantos y lascas de sílex presuntamente talladas y 6.000 lascas desecho, con dataciones por diferentes métodos que oscila entre los 135.000 y 202.000 años, aunque se ha generado un fuerte debate entre quienes consideran que el material es producto de la mano del hombre y quienes creen que son geofactos, resultado de meros accidentes de la naturaleza.

En Old Crow, en el extremo noroccidental de Canadá, se encontraron, un hueso de bisonte con una marca de corte producida por humanos, que data de hace 72.000 años, así como otros huesos con presuntas marcas de corte, en un estrato datado en más de 300.000 años. Para Maria Beltrão y Rhoneds Aldora Perez, fue posible un poblamiento humano en América anterior al H. sapiens, hace más del 300.000 años durante la glaciación illinoiense, realizado por alguna variante del Homo Erectus, con una industria lítica de cantos y lascas. Sin embargo, no se han encontrado fósiles humanos ni aportado otras pruebas que lo confirmen.

'La Piedra Buitre' recordaría la devastación del cometa Clovis

Durante décadas, los científicos han especulado sobre las causas de la repentina caída de temperatura que se produjo en el período conocido como el Dryas Reciente y que empujó a la humanidad a crear las primeras civilizaciones. Ahora, un pilar prehistórico anatólico prehitita parece haber probado una de las teorías, la de que el impacto del cometa Clovis hace 12.900 años en América del Norte, habría iniciado el enfriamiento que habría a su vez originado el nacimiento de las civilizaciones por la necesidad de ayuda comunitaria entre clanes y tribus. Se trata de un enigmático pilar de piedra rocosa, conocido como 'La Piedra Buitre' que se calcula fue erguido hace una decena de miles de años en Gobekli Tepe, uno de los santuarios más antiguos del mundo. Esta columna contiene figuras talladas de varios animales cuyo significado era incierto, hasta hace unos años.

Descubren en los Pirineos un reptil anterior a los dinosaurios

Hace 250 millones de años se produjo la mayor extinción masiva que la Tierra haya conocido; se calcula que el 90% de las especies animales desaparecieron y las duras condiciones medioambientales y climáticas ocasionaron que la biodiversidad del planeta tardara millones de años en recuperarse. Pero en ese escenario hostil, entre los períodos Pérmico y Triásico, unos animales con pinta de cocodrilos aunque más erguidos y la mayoría de apenas medio metro de longitud, lograron no solo sobrevivir, sino además sacar provecho de la situación y convertirse en los más abundantes del globo.

Un soldado alemán en Francia planeaba atentado para inculpar refugiados

La policía ha detenido a un soldado del Ejército germano (Bundeswehr) que se hizo pasar por sirio para registrarse como solicitante de asilo, sindicado de planear un atentado xenófobo para dañar a los refugiados. Según la Fiscalía de Frankfurt am Maine el hombre, un teniente de 28 años destinado en Francia, fue detenido en la localidad de Hammelburg, en el estado de Baviera, donde participaba en entrenamientos de supervivencia. El teniente, originario de la localidad de Offenbach, está acusado de planear un ataque contra la seguridad del Estado, tenencia ilícita de arma de fuego y fraude.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada