dimarts, 11 d’abril de 2017

Nuevas pruebas confirman la financiación ilegal del PP

Nuevos manuscritos originales del PP de Madrid confirman la financiación ilegal de las campañas electorales celebradas en 2003. Los responsables del PP madrileño, presidido en ese momento por el viejo franquista Pío García-Escudero, elaboraron unas fichas internas para reflejar las entradas irregulares de fondos a través de Fundescam, la fundación utilizada como instrumento para financiar ilegalmente sus actos electorales. En la imagen se reproduce uno de ellos a modo de ejemplo. Encabezado por las siglas «Fund.», en referencia al organismo utilizado como subterfugio para canalizar entradas de dinero, refleja nuevos ingresos de efectivo hasta ahora inéditos y donaciones de empresas como Iberia o El Enebro, controlada por la familia Álvarez, propietaria del Grupo Eulen.

Esta nueva documentación contiene entradas coincidentes con los apuntes del ex tesorero nacional del PP Luis Bárcenas, que supervisó operaciones de la tesorería regional y que fueron revelados por este diario el pasado 25 de marzo. El PP de Madrid recurrió a esta operativa para vulnerar la prohibición de recibir dinero de empresas con contratos públicos y para saltarse los límites de las donaciones.

Los manuscritos originales inéditos de los responsables financieros del PP de Madrid en los que se anotaban las entradas y salidas de dinero para la campaña de las elecciones autonómicas y municipales de 2003 confirman la financiación irregular del partido nazicatólico y fascista. La documentación refleja las donaciones para dichos comicios, en los que la corrupta Esperanza Aguirre fue la candidata del partido mientras que el presidente de la formación en Madrid y, por tanto, el máximo responsable de las finanzas era Pío García-Escudero, heredero de la más reaccionaria tradición franquista.

Estas nuevas pruebas desvelan la existencia de unos formularios confeccionados ad hoc para registrar las entradas de dinero en la fundación Fundescam, utilizada por el PP de Madrid como instrumento para financiar ilegalmente sus actos electorales. Encabezados bajo la abreviatura «Fund.», y siguiendo el esquema de una rudimentaria tabla de Excel, los altos cargos populares pasaban a anotar de su puño y letra la identidad de los donantes, la fecha de las operaciones y el modo de pago.

Estos manuscritos afloran pagos en efectivo hasta ahora desconocidos, así como donaciones de diversas empresas como Iberia -compañía en la que se encontraban en aquellas fechas Miguel Blesa o José Manuel Fernández Norniella- o El Enebro -controlada en la época por David Álvarez, el fallecido presidente del Grupo Eulen-. En el documento original que se muestra a modo de ejemplo quedan reflejadas dos entregas en metálico hasta ahora desconocidas y que se canalizaron a través de Fundescam, cuyo gerente era Beltrán Gutiérrez, quien al mismo tiempo ocupaba el mismo puesto en el PP de Madrid. Estas operaciones, al igual que el resto, se instrumentalizaron de esta forma para vulnerar los límites legales para las donaciones, establecidos en 6.000 euros, y para saltarse la prohibición de realizar donaciones a los adjudicatarios de contratos públicos.

Los responsables de las finanzas del PP madrileño, con Gutiérrez a la cabeza, reflejaron una primera entrega de 38.762 euros en «efectivo» el 5 de marzo para las primeras elecciones autonómicas de ese ejercicio. Días después, fueron registrados «30.000 euros» más también «en efectivo» que fueron inyectados en las arcas de la fundación para hacer frente a las primeras elecciones de ese año, que tuvieron que ser repetidas después del célebre caso de transfuguismo conocido popularmente como tamayazo en que el PP sobornó a dos fascistas corruptos del PSOE para entregar la presidencia al PP de Aguirre.

En fechas muy próximas, los jefes de las cuentas del PP madrileño anotaron una donación de 90.000 euros de «El Enebro, S.L.» y otra de 36.000 euros de Iberia. A su vez, quedó inscrita una donación de 48.000 euros de la empresa Procedimientos Administrativos, el 25 de febrero de 2003, y el progresivo ingreso de cheques troceados. Así, entraron en Fundescam el 2 de marzo seis cheques por importe de «2.855 euros cada uno». Un día antes, también mediante cheques, entraron en las arcas de la fundación satélite del PP madrileño 17.130 euros.

Este nuevo documento que se reproduce en esta página queda refrendado en varios de sus apuntes por un manuscrito del ex tesorero nacional del partido, Luis Bárcenas, reproducido el pasado 25 de marzo por este periódico. En aquel, Bárcenas anotaba las entradas de dinero para la campaña de 2003 y las operaciones fraudulentas que se llevaron a cabo para blanquear donaciones en metálico para la misma. No en vano, Génova ayudó a los populares madrileños recibiendo grandes entregas de dinero, ingresándolas en su cuenta de funcionamiento y transfiriendo el dinero a la cuenta regional para camuflar el origen y no levantar las sospechas de los órganos fiscalizadores.

En los apuntes de Bárcenas ya quedaba reflejada la donación a Fundescam de 48.000 euros por parte de la empresa Procedimientos Administrativos. Pero también la entrega en efectivo de 30.000 euros a la fundación de los populares el 11 de marzo, supervisada por la dirección del partido, que como ha demostrado este diario recurrió a la patronal empresarial madrileña (CEIM) para complementar los fondos necesarios.

Aguirre gastó en campañas cinco millones en negro

El PP de Madrid, bajo el liderazgo de Esperanza Aguirre, ingresó cinco millones de euros en negro para las elecciones autonómicas de 2007 y 2011, así como para las generales de 2008. Así se desprende de la información sobre caja b del partido intervenida en el registro al domicilio del que fuera gerente de los populares madrileños, Beltrán Gutiérrez. Según el pendrive de este último, el PP se presentó a la cita en las urnas de 2007 'dopado'.

Correa: "Indicios racionales" de que cobró por no hablar

El capo de la trama corrupta Correa comparte abogado con uno de los donantes del PP después de negarse a tirar de la manta. La estrategia judicial de Francisco Correa está tutelada, desde el pasado jueves, por el letrado Javier Iglesias, quien se suma así a Juan Carlos Navarro en la defensa del principal acusado de Gürtel.

La justicia pide explicaciones sobre la policía política fascista del PP

El comisario Eugenio Pino y varios de sus colaboradores, mandos que el ministro del Opus y tan corrupto como fascista Fernández Díaz situó al frente de la Policía entre 2012 y 2016, aún tienen muchas explicaciones que dar en los juzgados. Ya sea desde su situación de jubilación o desde los privilegiados destinos para lameculos del fascio que disfrutan en embajadas, el grupo de comisarios e inspectores jefes de la dictadura monárquica desfilará en las próximas semanas por distintas sedes judiciales en relación con sus maniobras contra la oposición política durante el patético mandato de Jorge Fernández Díaz en el Ministerio del Interior.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada