dimecres, 5 d’abril de 2017

Un ex alcalde de Unió (demócrata-cristiano) detenido armado por acoso a un funcionario

Los Mossos d'Esquadra sorprendieron el lunes al ex alcalde "demócrata-cristiano" de Sant Andreu de Llavaneres Bernat Graupera (izda. foto) encapuchado, con dos cuchillos y un 'spray' de gas pimienta en el aparcamiento de un funcionario municipal al que acosó laboralmente mientras gobernó. Por la acusación de 'mobbing', el ex edil de la desaparecida bajo la corrupción de su capo y amo Josep Duran Lleida, Unió Democràtica, fue condenado a pagar una indemnización de 33.011 euros, se le inhabilitó por un año para cargos públicos y se le impusieron 13 meses de prisión, que no ha cumplido al carecer de antecedentes.

El trabajador que le denunció por hostigamiento aparca su coche y una motocicleta en ese parking, próximo a su domicilio. Los hechos ocurrieron sobre las 17.40. Tras aparcar, el empleado del Ayuntamiento de Llavaneres subió por una escalera interior acompañado por su hija menor. Cuando iba a salir del estacionamiento, vio en un rellano a un individuo "que llevaba la cabeza cubierta con la capucha de la chaqueta" y que "se tapaba la cara con un tapabocas", según las diligencias. Al funcionario le sorprendió que el desconocido le dio la espalda al verlo y "no dejaba de mirar a la pared".

Ante lo que le pareció "una actitud sospechosa", volvió a bajar instantes después a la planta donde deja su vehículo. Perdió el rastro del encapuchado pero, al preguntar a un vecino que entraba al garaje si lo había visto salir, supo que varios agentes de Mossos d'Esquadra buscaban a un sospechoso tras recibir la alerta de otro hombre. Ya en la calle, el empleado vio que los agentes mantenían retenido al hombre. Ya sin el rostro cubierto, descubrió que se trataba del ex edil. La policía identificó a Graupera, que no llegó a ser detenido.

El funcionario declaró a los Mossos que se encontró dos veces las ruedas de su automóvil pinchadas en 2014. Ocurrió poco antes del juicio en que Graupera fue declarado culpable de un delito contra la integridad moral al haber presionado al empleado mientras fue el alcalde entre 2007 y 2014, con la pretensión de que abandonara su responsabilidad de director de Servicios Territoriales. Una sentencia del Juzgado Penal 1 de Mataró atribuyó al ex político una "conducta sistemática de hostigamiento" contra el empleado.

La resolución dio por probado que Graupera dejó al ex jefe del área de Urbanismo sin despacho cuando fue nombrado máximo responsable del Ayuntamiento y prohibió que se mantuvieran reuniones con él, que le pasaran llamadas y le entregaran documentación. El afectado estuvo meses sin desempeñar tareas acordes a su categoría. A causa del acoso, el trabajador dejó de percibir su salario durante 112 días en que tomó una baja en 2007, a los que siguieron cuatro meses de permiso sin retribución y un año de excedencia.

El mismo empleado mantiene otra causa abierta contra el ex edil, al que denunció porque le llamó antes del juicio en el que fue condenado para amenazarle diciendo: "Si quieres estar tranquilo tú y tu familia, retira la querella que me has puesto", informa El Mundo.

Las 6 ciudades más pobladas de Catalunya reclaman a Rajoy más presupuesto para vivienda

Los ayuntamientos de Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat, Badalona, Santa Coloma de Gramenet, Terrassa y Sabadell han reclamado hoy herramientas legales y más presupuesto del Estado para la gestión municipal de las políticas de vivienda, en el marco de un nuevo Plan Estatal de la Vivienda. Los alcaldes de los seis municipios más poblados de la región metropolitana de Barcelona se han reunido hoy en Badalona para acordar acciones conjuntas en materia de vivienda.

La Audiencia indaga los muertos en listas de espera de Vall d’Hebron


La Audiencia de Barcelona ha ordenado que se investigue si la muerte de diez pacientes del servicio de cardiología del hospital de Vall d’Hebron están relacionadas con los recortes económicos en el centro sanitario y con su incidencia en las listas de espera. De ser así, dice el tribunal, podríamos estar ante “diversos delitos de homicidio por omisión o por imprudencia”.

La AN mantiene en prisión a los jóvenes de Altsasu

La Audiencia Nacional española ha rechazado el recurso realizado por la defensa de los jóvenes de Altsasu Adur Ramirez de Alda, Jokin Unamuno y Oihan Arnanz, encarcelados desde noviembre por una trifulca con dos guardias civiles y sus parejas. La defensa volvió a reclamar la libertad de los tres, encausados junto a otros seis jóvenes de la localidad de Sakana, después de que la Audiencia de Nafarroa considerase que la causa debe instruirse en Iruñea y no en la Audiencia Nacional española, instando a la juez Mari Paz Benito a plantear la competencia ante el Tribunal Supremo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada