dimarts, 30 de maig de 2017

Caso Cursach: El juez estudia imputar a Horrach por obstrucción

El juez Manuel Penalva está estudiando la posibilidad de imputar al exfiscal Anticorrupción, Pedro Horrach (foto), por un presunto delito de obstrucción a la justicia por su intervención como abogado defensor en el caso Cursach que concierne al capo de la mafia del ocio y la corrupción policial y política en Mallorca. Un caso cuyo secreto de sumario se volvió a prolongar ayer, como mínimo, un mes más. No solo ha indignado a la fiscalía Anticorrupción que su excompañero Horrach debutara como abogado defensor en este caso sino que el juez tampoco lo aprueba porque entiende que se produce un claro caso de incompatibilidad. Si bien es cierto que Horrach no llevó nunca el día a día de esta investigación, sí tuvo una intervención en el caso al tomar declaración en fiscalía a varios testigos que denunciaban el trato de favor que estaba recibiendo Bartolomé Cursach en el ayuntamiento de Calvià. El exfiscal se comprometió a no intervenir en causas de corrupción. El magistrado también denuncia las maniobras que realizan algunos abogados, como la presentación de querellas contra testigos para perjudicar la investigación judicial.

El delito por el que podría ser citado a declarar Horrach no es tanto por asistir como defensor al funcionario de Calvià que fue detenido, sino por las querellas que ha presentado contra determinadas personas que han declarado en contra de su cliente y que han asegurado que desde su cargo político beneficiaba los intereses de Cursach. Horrach, entre otros, ha denunciado al alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, y al funcionario Javier Montejo, que es el testigo que ha aportado más datos al juez, entre otros que el ex director general de Comercio, Jaime Nadal, retrasó la revisión de la licencia de la discoteca BCM.

Fuentes próximas al caso aseguran que estas querellas no tienen recorrido y casi toda probabilidad serán archivadas. Sin embargo, también se interpreta que si hay abogados que presentan denuncias antes de la detención de personas investigadas, muchos de los testigos que estarían dispuestos a declarar, preferirán no hacerlo, precisamente, para evitar ser denunciados.

Aunque el juez permitió que Horrach asumiera la defensa del detenido en el caso Cursach, el juzgado está comprobando en qué momento de la investigación intervino el ahora abogado cuando era fiscal Anticorrupción. Horrach, aunque sostiene que su actuación como fiscal no es incompatible con su intervención en este caso, en su momento tomó declaración a los empresarios que denunciaron el trato de favor de Cursach en Calvià. Se sabe que hay más testigos que hablaron con Horrach en la fiscalía y está previsto que se les tome declaración para expliquen qué información le facilitaron en su momento al entonces fiscal.

Su intervención en el caso Cursach contradice las manifestaciones que hizo antes de abandonar la fiscalía Anticorrupción. En una entrevista que Horrach concedió al periódico La Razón, señaló: "En Balears tengo incompatibilidad absoluta para actuar en casos de corrupción, entre otras cosas porque he intervenido en muchos de ellos. Y en los que no he intervenido, que son pocos, éticamente no lo puedo hacer cuando un compañero me ha comentado, como sucede en muchas ocasiones, los vericuetos del caso concreto".

Entradas gratis para Joan Mesquida en un concierto

La única intervención que salpica a Joan Mesquida, exdirector general de la Guardia Civil y de la Policía, es una grabación telefónica que recoge una conversación que mantuvo con Tolo Sbert, ejecutivo del Grupo Cursach. La conversación se refiere a una petición para que el Ayuntamiento autorice un aumento del nivel de decibelios en el concierto que el Grupo Cursach organizó en el hotel de Calvià, con la intervención del músico David Guetta. Mesquida, en ningún momento, se compromete a conseguir esta petición de Cursach, que finalmente obtiene a través de otras gestiones en el Ayuntamiento de Calvià.

Se le permitió elevar el volumen de la música. Según se señala en las conversaciones, Mesquida recibió cinco entradas gratuitas para poder asistir al concierto, aunque no se sabe si llegó a presenciar la actuación del músico. Los investigadores no creen que Mesquida, por su condición de funcionario de Calvià, recibiera estas entradas como pago a alguna intervención personal a favor de Cursach. No se descarta que se le cite a declarar para que aclare este asunto, informa Diario de Mallorca.

Palma: Libertad con cargos para el director de Tito's
El juez Manuel Penalva dejó anoche en libertad provisional al director de la discoteca Tito´s, Jaime Lladó, al jefe de relaciones públicas del local, llamado Arturo, y a un policía local de Palma, detenidos el miércoles, a quienes un testigo acusa de organizar fiestas con droga y prostitutas para policías locales por órdenes de Bartolomé Cursach.

Cursach presumía de controlar a Rodríguez, Gijón, Isern y Delgado
El juez Penalva describe en el auto de prisión contra Tolo Cursach que el magnate del ocio nocturno y sus ejecutivos dirigían una organización delictiva y a través de ella se controlaba a la Policía Local, a funcionarios municipales y a determinadas autoridades políticas de las cúpulas del PP y Unió Mallorquina. Gracias a este nivel de influencia al más alto nivel se conseguían millonarios beneficios económicos, aunque ello fuera a costa de hundir a otros empresarios de la competencia.

Amat, cacique fascista de Roquetas de Mar, hacia la imputación
Las evidencias de la corrupción de Gabriel Amat (PP), alcalde de Roquetas de Mar gracias a Ciudadanos, en casos como el de Las Salinas o La Fabriquilla son tan grandes que, a pesar de haber sido reelegido con más del 90% de los apoyos en el último Congreso Provincial del Partido Popular, de contar con el apoyo de viejos fascistas del PP-A como Javier Arenas o la protección del ministro Rafael Catalá, ya hay dirigentes del fascio del PP que están pidiendo su dimisión inmediata.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada