dimecres, 24 de maig de 2017

¿Fueron 'iberos' los primeros britanos que acabaron Stonehenge?

Un grupo de científicos concluye que los creadores de Stonehenge fueron eliminados por navegantes 'intrusos' procedentes de los actuales Países Bajos (hace 8.500 años que Gran Bretaña se convirtió en una isla por el remonte global de los océanos), mientras el monumento todavía se estaba construyendo, y que reemplazaron a sus constructores y lo concluyeron. Así lo infiere un estudio genético que demuestra que hacia el año 2.500 ane. el pueblo de Beaker o de los 'campos de urnas' de la también llamada 'cultura del vaso campaniforme' -originada en la península ibérica según los arqueólogos- por la forma de su cerámica característica, que practicaban la cremación indoeuropea de los muertos, sustituyeron a los 'indígenas' britanos. Todos los rastros genéticos propios de los habitantes que inicialmente ocupaban la zona fueron rápida y completamente reemplazados por los de los invasores, aunque los trabajos en la construcción de Stonehenge continuaron realizándose hasta su conclusión. Foto: Vasijas campaniformes en el Museo de Prehistoria e Historia Primitiva de Berlín.

"Es increíble. Parece como si el pueblo originario de Gran Bretaña hubiese sido completamente reemplazado por estos recién llegados", explica Garrett Hellenthal, genetista en la University College de Londres, a The Guardian. "Normalmente lo que obtienes es ADN antiguo que sobrevive a una ola de immigrantes, incluso si esta es considerablemente grande. Pero no es el caso. La verdad es que parece más bien una invasión". El pueblo de Beaker creaba adornos muy particulares fabricados en oro y plata y vasijas en forma de campana. El estilo de estos artilugios, propio de este pueblo, se expandió rápidamente por Europa hace unos 4.500 años antes de llegar a Gran Bretaña.

Pero cuando llegaron lo hicieron junto con su pueblo, por lo que es posible que no se hubiese tratado de una invasión violenta. "En Europa fueron las vasijas y demás adornos los que se propagaban por el territorio, pero no su pueblo", explica el investigador Marc Vander Linden a The Guardian.

En otras palabras, sus vasijas y otros artefactos se extendían porque estaban en boga en aquella época, pero no pasó lo mismo en Gran Bretaña. La llegada de estas vasijas a la isla coincidió exactamente con la desaparición total de los habitantes que habían vivido allí desde el principio. Que fuese una invasión violenta todavía no está claro: nunca se han encontrado evidencias de ninguna guerra. Podría haber sido, como en el caso de la conquista americana con la viruela, una epidemia para la que los britanos no estaban inmunizados como los recién llegados.

Los investigadores creen ahora que la costumbre de quemar los cuerpos en aquella época en lugar de enterrarlos haya influido en la desaparición de cualquier vestigio genético, por lo que aseguran que su investigación debe continuar.

La Edad del Bronce británica

Hacia el 2.500 ane. una nueva cultura llegó a Gran Bretaña, la cultura del vaso campaniforme, originada en la península Ibérica, que poseía los conocimientos para fabricar instrumentos y armas de metal, inicialmente utilizando cobre y a partir del año 2.150 ane., usando bronce, mediante la aleación del cobre con el estaño y así el bronce remplazó definitivamente a la piedra. En Gran Bretaña había grandes reservas de estaño en Cornualles y Devon, en la actual Inglaterra meridional. En 1.600 ane., el suroccidente británico experimentó un auge comercial, cuando el estaño proveniente de allí se exportó a toda Europa, Mar Negro incluido.

El pueblo de esta cultura, denominada cultura Beaker o del vaso campaniforme, era diestro en la producción de ornamentos de oro que se han encontrado en la tumbas de personas destacadas que sepultaban en túmulos de piedra, a menudo con un vaso al lado del cuerpo (beaker en inglés significa ‘vaso’). Algunos suponen que esta cultura fue la responsable de la construcción prehistórica de Stonehenge, pero el complejo donde fue construido el monumento megalítico es, en todo caso, anterior.

A partir de 1500 ane. la cultura Beaker comenzó a declinar. Se debate si el pueblo de Beaker migró en masa de Gran Bretaña al continente o si la cultura Beaker provenía de una cultura común a Europa que se difundió hacia Gran Bretaña. La mayoría de los expertos defienden la segunda hipótesis.

Cultura del vaso campaniforme

El vaso campaniforme fue una manifestación cultural prehistórica asociada al Calcolítico y al período inicial de la Edad del Bronce. Su cronología e interpretación es controvertida, habiendo generado al respecto (y haciéndolo todavía) abundante literatura. Gracias a la revisión sistemática de los datos proporcionados por el radiocarbono en vasos campaniformes de toda Europa, se ha podido establecer que los más antiguos serían los encontrados en el área del bajo Tajo (Portugal), con una cronología que iría del 2900 al 2500 ane. Según otros autores, su aparición se situaría, en cambio, sobre el 2.400 ane., desapareciendo hacia el 1800 ane.

Extensión aproximada de la cultura arqueológica del vaso campaniforme.

Su nombre es la consecuencia de las especiales características de estas vasijas (en arqueología denominadas vasos) con forma de campana invertida y profusamente decoradas que se han encontrado, generalmente en contextos funerarios, en buena parte de Europa: por casi toda la península ibérica, en islas del Mediterráneo occidental, en la Francia mediterránea y atlántica, Gran Bretaña e Irlanda, los Países Bajos y parte de Europa Central. Su presencia está relacionada con la difusión de la metalurgia del cobre por Europa occidental, hasta el punto de haberse convertido en fósil director de esta expansión.

'La Piedra Buitre' recordaría la devastación del cometa Clovis
Durante décadas, los científicos han especulado sobre las causas de la repentina caída de temperatura que se produjo en el período conocido como el Dryas Reciente y que empujó a la humanidad a crear las primeras civilizaciones. Ahora, un pilar prehistórico anatólico prehitita parece haber probado una de las teorías, la de que el impacto del cometa Clovis hace 12.900 años en América del Norte, habría iniciado el enfriamiento que habría a su vez originado el nacimiento de las civilizaciones por la necesidad de ayuda comunitaria entre clanes y tribus.

Los científicos confirman que la Atlántida era Calisto
La leyenda sobre la Atlántida y su destino es una de las más antiguas y a la vez conocidas de la humanidad. Un nuevo estudio confirma lo que diversos historiadores avanzaron y que la arqueología ya corroboró hace unos años: cómo la erupción en la isla de Santorini (o Thera y Calliste/Calisto), fue la causa de la extinción de la civilización minoica y de aquellas contemporáneas que sucumbieron a una catástrofe cósmica para todo el Mediterráneo, en el año 1628 ane. Alrededor del 360 ane., Platón describía una próspera sociedad que desapareció bajo el mar sin dejar rastro.

Dos alpinistas y dos sherpas muertos en el Chomolungma (Everest)
Los cuerpos sin vida de cuatro alpinistas fueron hallados en una tienda de campaña en el Chomolungma ("Madre del universo"), conocido en occidente con el nombre del inglés George Everest, anunció este miércoles una empresa que organiza expediciones, con lo que ascienden a diez el número de muertos esta temporada en el "techo del mundo". Los alpinistas fallecidos fueron hallados el martes en el campo IV, situado a 7.950 metros de altitud, por un grupo de socorristas que buscaba el cuerpo del alpinista eslovaco Vladimir Strba, que murió el domingo.

Así era Salman Abedi, el autor del atentado de Manchester
La Policía de Manchester ayer por la tarde identificó al autor del atentado de Manchester como Salman Ramadan Abedi, un joven británico de 22 años hijo de una familia acomodada de origen libio, monárquicos, de derechas y enemigos de la revolución socialista que llevó a Gaddafi al poder. Abedi nació en Manchester, era el segundo de cuatro hermanos y vivía en Elsmore Road, situado en el barrio Fallowfield, a pocos kilómetros del centro de la ciudad.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada