dimecres, 3 de maig de 2017

Grandes inversores contra antibióticos en las granjas

Denny's, Greene King y otros ocho grupos de alimentación están siendo presionados por los grandes inversores para que pongan fin al uso innecesario y habitual de antibióticos en sus cadenas de suministro. Últimamente ha aumentado la preocupación sobre el riesgo que supone para la salud el uso excesivo de antibióticos en determinados alimentos. En concreto, un grupo de 71 inversores, que gestiona activos valorados en 2 billones de dólares, ha advertido de que el abuso de antibióticos en la carne de la ganadería y granjas avícolas tiene serias consecuencias sanitarias para los seres humanos y económicas para las empresas.

Este año, empresas como Papa John's, el distribuidor de pizzas, Whitbread, el fabricante británico de Costa Coffee, y la cadena de restaurantes Cheesecake Factory también serán sometidas a más controles para que cambien sus prácticas. Existe el temor de que el uso habitual de medicinas en los animales esté provocando resistencia a los antibióticos en seres humanos, lo que sitúa a las empresas de alimentación en una posición arriesgada si los gobiernos deciden abordar esta amenaza para la salud pública.

Los inversores, entre los que se encuentra Aviva Investors, la gestora de fondos, y Boston Common Asset Management, el fondo de inversiones, han instado a los grupos de alimentación a introducir políticas para contener el uso de antibióticos en las las aves de corral. Además, los inversores quieren que las cadenas de restaurantes eviten que las empresas que les suministran carnes rojas y de corral, eviten sobre todo el uso de los conocidos como antibióticos de última línea de defensa, fundamentales para la salud.

Según un informe de 2014 publicado por Public Health England, en 2050 el coste global de la resistencia antimicrobiótica ascenderá a cien billones de dólares y representará diez millones de muertes al año, más de las provocadas por el cáncer. A los pollos, cerdos y otros animales que se crían en espacios cerrados se les suelen suministrar antibióticos para evitar infecciones y estimular su crecimiento. Ahora se teme que esta práctica está aumentando la resistencia a los antibióticos entre los seres humanos.

Clare Richards, responsable de campañas de ShareAction, la organización que se ocupó de agrupar a los inversores, opina que "los animales enfermos deberían recibir tratamiento pero que los antibióticos no deberían administrarse porque solo sirven para ocultar los síntomas de un animal que tenga una salud precaria. Las empresas que no hagan frente a estos riesgos no conseguirán diferenciarse de sus competidores ni tampoco podrán abordar, si se produce, una crisis sanitaria", añadió. Lauren Compere, responsable de participación accionarial de Boston Common, advirtió de que la UE y EEUU ya han comenzado a luchar contra el uso de antibióticos para fomentar el crecimiento. Y mencionó el riesgo financiero al que se enfrentan las empresas que no sepan anticiparse a los cambios de los reguladores.

La campaña de este año se suma a la que el año pasado sufrieron cadenas como McDonald's, Domino's Pizza y otros ocho negocios de restaurantes. Un portavoz de Whitbread señaló que sus suministradores no dan antibióticos a los animales para evitar enfermedades y solo lo harán cuando sea "imprescindible". Por su parte, la cadena británica de pubs Greene King asegura que "colaboramos muy de cerca con nuestros suministradores para garantizar que evitan el abuso de antibióticos", informa Expansión

La derecha catalana y su demagógico y ridículo impuesto a los refrescos
Este lunes 1 de mayo entra en vigor el impuesto a bebidas azucaradas en Catalunya. La medida del Govern busca desincentivar el consumo, siguiendo recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a su manera demagógica pues es obvio que unos céntimos no reducirán el consumo de bebidas dedicadas especialmente al público infantil y adolescente, sólo las encarecerá reduciendo más el ya precario salario de las familias. Muchos críticos con el afán impositivo de la derecha catalana de ERC y PDeCat hablan de su descarado afán recaudatorio.

Escribá afirma que nunca dijo que Minerval curara el cáncer
Pablo Escribá, el catedrático de la UIB acusado de vender un falso producto para curar el cáncer, ha defendido esta mañana ante el juez que no ha cometido ningún delito de estafa y ha alabado las bondades del fármaco Minerval. El magistrado no ha adoptado medidas cautelares contra el presunto estafador de los falsos medicamentos contra el cáncer y el Alzhéimer, que ha negado enriquecimiento personal. El otro catedrático, Xavier Busquets, también ha defendido su inocencia.

Financial Times calcula el brexit en 100.000 M de €
Según cálculos publicados este miércoles por el periódico económico estadounidense Financial Times, la factura que el Reino Unido debería pagar por su salida de la Unión Europea puede ascender a 100.000 millones de euros, más de lo originalmente estimado. El aumento de la factura responde a exigencias más estrictas de Francia y Alemania, y tiene como objetivo hacer aportaciones para el sector agrícola tras el brexit, así como pagos para cubrir gastos administrativos comunitarios en 2019 y 2020, añade el rotativo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada