dimarts, 9 de maig de 2017

Jordi Pujol no da los "buenos días" tras las revelaciones de "santa" Marta Ferrusola

Pujol no ha dado ni los “buenos días”, con los que educadamente saluda a diario a los periodistas que le esperan en su portal. Ni las revelaciones sobre el lenguaje en clave que utilizó Marta Ferrusola para mover fondos en Andorra han perturbado la rutina del expresident de la Generalitat. A las 9.40 horas se ha producido movimiento en el vestíbulo del número 96 de la ronda de General Mitre y ha salido Pujol con el Punt Diari -financiado por CDC-PdeCat con dinero público y chollo de la colocada mujer de Puigdemont- doblado en una mano. Más serio que de costumbre, abriéndose paso entre los periodistas con la ayuda de un escolta que mantiene de su época del president, ha cruzado la acera y ha entrado en su coche oficial para ir al despacho de la calle Viladomat, prestado hace un par de meses por un amigo y que utiliza para escribir notas y recibir gente. Jordi Pujol fue investido President el mismo día que Ferrusola se nombraba Madre Superiora.


Mientras el president permanece mudo, sin palabras, como ya es costumbre cada día que se conocen detalles de las actividades presuntamente irregulares de su familia, los conductores que circulan frente a su casa hacen sonar las bocinas y gritan: “ladrones”. Consignas a las que hoy se han añadido referencias explicitas a la matriarca: “Marta confiésate”. La que se definió a sí misma como ‘la madre superiora’ hoy se ha enfundado un nuevo traje de monja pero de clausura, porque no parece que se le vaya a ver el pelo, informa La Vanguardia.

Jordi Pujol fue investido President el mismo día que Ferrusola se nombraba Madre Superiora


14 de diciembre de 1995. Marta Ferrusola escribía una nota en clave a su gestor andorrano para mover su dinero en el Principado haciéndose pasar por la 'Madre Superiora de la Congregación'. El mismo día Jordi Pujol tenía otros quehaceres. Y muy importantes: mantener su rango de president en el debate de investidura después de las elecciones de 19 de noviembre del mismo año. El Parlament votaba su investidura en un tiempo en que Pujol tendía la mano a PSC y PP para articular un Govern. Una oferta que despertaba recelos en ambas formaciones.

Concretamente, el 14 de diciembre Pujol rechazó los votos del PSC y PP en el Parlament para no ser investido por ninguno de los dos partidos en la primera votación del debate de investidura. De hecho, las crónicas del momento aseguran que Pujol “tuvo pánico”, “pavor” y “miedo escénico” de ser investido con sólo los votos del PP en la primera ronda de votaciones. Así, aquel 14 de diciembre de 1995, Pujol decidió esperar a la segunda votación para ser investido por mayoría simple con los 60 votos que aquel entonces tenía CiU y la abstención de socialistas o populares.

Por eso, mientras la “monja Ferrusola” enviaba “misales”, Pujol, calculadamente, no hizo ninguna concesión al PP de Alejo Vidal Cuadras. Asimismo mantuvo el puente con el PSC que le devolvía el favor de sacar de apuros al PSOE en Madrid y a la espera de ayudas que pudieran surgir después de las elecciones de marzo de 1996. La sesión de investidura de aquel día tuvo miga, sobretodo por la negativa de ERC, en aquel entonces dirigida por Àngel Colom, de dar el sí a Pujol como president. Los republicanos exigían al president la reforma del Estatut y la reivindicación del concierto económico. Dos compromisos que el entonces president no quiso asumir. Curiosamente, después de más de 21 años, el concierto vasco vuelve a protagonizar de algún modo la política catalana y el Estatut más que pantalla pasada es pantalla quemada.

También aquel 14 de diciembre fue protagonista Rafael Ribó como líder de IC-EV. Ribó exigió “acabar con la corrupción del entorno del Govern”. Según el diario de sesiones, Ribó advirtió a Pujol que “el autogobierno también quiere decir manos limpias”. Por aquellos tiempos el caso Jordi Planasdemunt y Javier de la Rosa estaban en la palestra de los medios. Pero quizá una de las frases más premonitorias fue la que le espetó Vidal-Quadras al describir a un Pujol president en minoría: “Su vida, señor Pujol, cambiará. Será más amena y más excitante”.

Marta Ferrusola: "Soy la madre superiora de la congregación, traspasa dos misales"
La mujer del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, Marta Ferrusola, utilizaba en clave el título de "madre superiora" para ordenar a la banca Reig -ahora Andbank- traspasos de sus cuentas en Andorra, según obra en el sumario del 'caso Pujol'. "Reverendo Mosén. Soy la madre superiora de la congregación. Desearía que traspasaras dos misales de mi biblioteca a la biblioteca del capellán de la parroquia. Él ya le dirá dónde se deben colocar. Muy agradecida", relata la nota manuscrita, firmada por Ferrusola el 14 de diciembre de 1995. "La familia" Pujol amasó 70 millones en 24 años de abuso de poder y corrupción.

Sacar al verdugo Franco del Valle de los Caídos
El pleno del Congreso debate este martes a partir de las 15 horas la proposición no de ley (PNL) presentada por el grupo socialista para exhumar al verdugo de la monarquía y dictador regente Franco del Valle de los Caídos e impulsar la ley de la Memoria Histórica de 2007, que está sin presupuesto desde que gobierna Mariano Rajoy. Los socialistas proponen una batería de medidas, que presumiblemente serán aprobadas por el pleno ya que se votó en marzo en la Comisión Constitucional y salió adelante con los únicos votos en contra del PP. Todos los grupos excepto los fascistas del PP están de acuerdo.

López Madrid, imputado en la 'Operación Lezo', dimite de OHL
Javier López Madrid ha dejado el puesto de consejero que tenía en el consejo de administración de OHL, compañía controlada por el grupo Villar Mir, propiedad de su suegro Juan Miguel Villar Mir, según indicaron fuentes conocedoras de la decisión. De este modo, López Madrid deja el máximo órgano de gestión de la compañía en el que se sentaba desde 2002 en calidad de consejero externo dominical.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada