dimecres, 17 de maig de 2017

La GC tiene 6 "elementos probatorios" contra Cristina Cifuentes

Hasta tres informes de la Unidad Central Operativa (UCO) Guardia Civil apuntan a la implicación de Cristina Cifuentes en la financiación irregular del PP de Madrid. Uno resume en seis indicios su participación en el amaño, otro la cimenta con las declaraciones de quienes lo sellaron con su firma junto a la ahora presidenta regional, y un tercero se apoya en esos "elementos probatorios" para acusar a Cifuentes de cohecho y prevaricación. El referente a la financiación de las campañas electorales de 2007, 2008 y 2011, es especialmente contundente a la hora de reunir indicios sobre la actuación de Cifuentes en su etapa como vicepresidenta de la Asamblea de Madrid, época en la que el empresario Arturo Fernández gestionó los restaurantes y cafeterías de la cámara.

Ese documento, fechado el 1 de marzo de 2017, concluye que existen indicios "de una adjudicación decidida de antemano en los referidos contratos -de la cafetería de la Asamblea de Madrid- y permiten asociar un nexo causal evidente respecto a la consecución de adjudicación por parte de la empresa Grupo Cantoblanco, con fecha posterior a efectuarse las importantes aportaciones económicas a Fundescam". Los indicios que reúnen los agentes aluden a que se excluyó a empresas del concurso investigado, se incluyeron criterios de valoración contrarios a derecho y hubo “arbitrariedad en las valoraciones efectuadas por el comité de expertos”, que encabezaba Cifuentes.

Los investigadores señalan también que ese comité valoró con cero puntos a la empresa que competía con Cantoblanco en dos apartados con la excusa de que “no presentó ningún tipo de documentación al respecto”. Los representantes de esa empresa, sin embargo, certificaron ante la Guardia Civil que habían entregado esa documentación. En ese informe señalan directamente a Cifuentes porque integraba a la vez el patronato de Fundescam, el Comité de Campaña y los órganos de contratación de la Asamblea de Madrid. Además, compatibilizó ser miembro del comité de expertos con la presidencia de la mesa de contratación, “circunstancia contraria a la legalidad y que vulnera Ia imparcialidad”.

Esos indicios se agrupan en uno de los tres informes que implican a Cifuentes en la dinámica de financiación irregular del PP de Madrid. La Guardia Civil elabora otro con las declaraciones como investigados que prestaron ante los agentes el resto de implicados en el amaño del contrato para el Grupo Cantoblanco. En ese otro informe, la UCO recoge que existió "una pluralidad de acciones por parte del comité de expertos que tuvieron como única finalidad la de favorecer de manera preconcebida" a la empresa de Arturo Fernández, y detallan la operativa a partir de las declaraciones de Isaac Arturo Zubiri y María Merino, los otros dos integrantes del comité.

Esa operativa que permitió a Cantoblanco hacerse con la licitación era conocida por la tercera integrante. "Tuvieron que ser directas partícipes y conocedoras las otras dos componentes del comité expertos -María Cristina Cifuentes y María Merino-; lo cual ha podido acreditarse de manera indubitada", concluye el informe de la UCO. Las declaraciones de Zubiri y Merino, que estamparon su firma en las adjudicaciones, y que han sido interrogados por ello, permitieron a los agentes conocer una reunión en el despacho de Cifuentes en la que se cerró la licitación. "Cifuentes dijo que se hicieran las modificaciones y que una vez terminado, dijo que muy bien, que se firmase el acuerdo", relató Zubiri.

Con las investigaciones que los agentes han ido plasmando en los sucesivos informes, estos señalan que existen suficientes "elementos probatorios" para acusar a Cifuentes de dos delitos. "Los elementos probatorios puestos de manifiesto en el presente Informe Policial y relativos a los hechos descritos en el mismo, podrían ser constitutivos de la comisión de los supuestos delitos de prevaricación continuada y cohecho", señala el tercer informe, sobre las adjudicaciones a Cantoblanco.

A continuación, los agentes de la UCO incluyen la relación de personas contra las que se debería actuar por la comisión de esos dos delitos. La primera que incluyen es Cristina Cifuentes como "componente del comité de expertos en las licitaciones de los anos 2009 y 2011. Presidenta de la Mesa de contratación en las licitaciones de los años 2009 y 2011". Recuerdan en su informe que se trata de una persona que "ostenta en la actualidad el cargo de Presidenta de la Comunidad de Madrid, encontrándose sujeta al aforamiento preceptivo según los estatutos de Ia Comunidad de Madrid". Los agentes hacen esta aclaración porque el resto de investigados que avalaron los contratos con Arturo Fernández, y que no son aforados, han sido interrogados por la Guardia Civil. Todos menos Cifuentes.

Los seis indicios contra Cristina Cifuentes

Los agentes resumen los seis indicios que les hacen concluir que el comité de expertos que presidía Cifuentes amañó el contrato en favor de la empresa de Arturo Fernández como contraprestación a sus donaciones al PP. Estos son esos indicios:

En los Pliegos Administrativos se incluyeron criterios de solvencia técnica acumulativos con exigencia de clasificación que restringieron la concurrencia de empresas a la licitación.

En los Pliegos Administrativos se han incluido criterios de valoración de las ofertas contrarios a Derecho: valoración de la experiencia, valoración de mejoras ofertadas sin haberse estas concretado previamente, inclusión de fórmulas que desnaturalizan el componente económico.

Arbitrariedad en las valoraciones efectuadas por el comité de expertos. Destaca la inclusión de subcriterios utilizados por el comité de expertos para fundamentar las valoraciones que no fueron publicados en los pliegos y por tanto eran desconocidos por los licitadores cuando presentaron sus ofertas.
Arbitrariedad a la hora de valorar hechos de idéntica similitud para favorecer o penalizar según a qué empresa; es decir, trato diferente para situaciones idénticas.

A una de las empresas licitadoras se la valora con cero puntos en dos criterios de valoración (30 puntos en juego), alegando el comité de expertos en su Informe, que la misma fue puntuada con cero puntos porque no presentó ningún tipo de documentación al respecto. Oídos representantes de la empresa en declaración manifestaron no ser cierta la aseveración del Informe del comité de expertos y facilitaron a esta Unidad la documentación que presentaron en su día y la certificación de la misma por su asesoría Jurídica. Ambos técnicos que desconocían las puntuaciones finales otorgadas sobre esos criterios de valoración no se explican lo sucedido.

Coincidencia integrantes del órgano de contratación y del comité de expertos con miembros de Patronato FUNDESCAM e integrantes del Comité de Campana como son Cristina Cifuentes, quien compatibilizó el ser miembro del comité de expertos con la de ejercer como Presidenta de la Mesa de contratación, circunstancia contraria a Ia legalidad y que vulnera la imparcialidad que debe presidir la actuación de la Presidenta de la mesa de contratación. La sitúa además como interviniente en las valoraciones arbitrarias y en Ia aprobación de esas mismas valoraciones efectuadas por Ia mesa de contratación en una decisión con potestad resolutoria. Asimismo pertenecía al Patronato de FUNDESCAM cuando se efectuaron las aportaciones de 160.000 euros del empresario y que fueron destinado a sufragar gastos de campana y perteneció al comité regional de Campaña del Partido Popular de Madrid en los referidos comicios, informa eldiario.es.

La GC pide investigar a Cifuentes por prevaricación y cohecho
La Guardia Civil pide investigar a Cristina Cifuentes por prevaricación y cohecho. El Instituto Armado y el juez Eloy Velasco investigan a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, por supuesta incompatibilidad en la adjudicación del contrato de la cafetería de la Asamblea de Madrid, por su papel como patrono de Fundescam y por haber sido una de las responsables de campaña del PP regional durante los años investigados en Púnica.

Una red mafiosa financió las campañas del PP con facturas falsas
El Partido Popular madrileño mantuvo una contabilidad B con dinero negro para financiar al menos tres campañas electorales: las autonómicas de 2007 y 2011, así como las generales de 2008, con la ayuda de una red de empresarios por medio de facturas falsas. Estos empresarios fueron luego adjudicatarios de contratos públicos de administraciones controladas por el PP. Así se desprende de los informes de la Guardia Civil que figuran en el sumario del caso Púnica.

La trama Lezo del PP sabía lo que hacía la Fiscalía
La Fiscalía Anticorrupción investigaba la sospechosa compra de la empresa brasileña Emissâo (valorada en 5 millones) llevada a cabo por la filial del Canal de Isabel II en América y el movimiento de los 24 millones de dólares destinados a la operación cuando Edmundo Rodríguez Sobrino, consejero de La Razón y mano derecha de Ignacio González en el Canal, fue informado de ello. Sucedió seis meses antes de ser detenidos, por lo que se deduce que los principales investigados por el caso Lezo sabían desde hacía tiempo cada uno de los pasos que tomaba la Fiscalía Anticorrupción en el marco de la operación.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada