diumenge, 7 de maig de 2017

Macron será el próximo presidente de Francia

El candidato neoliberal Emmanuel Macron se impone a la fascista Le Pen con un 65,1% de los votos frente a un 34,9% de la candidata ultraderechista, según las primeras estimaciones del instituto de encuestas Ipsos, difundidas por varios medios franceses. Pocos minutos después de cuando se han hecho públicas las primeras proyecciones, Marine Le Pen ha comparecido para reconocer la derrota y lamentar que "los franceses han votado a favor de la continuidad". Ha informado de que ha llamado a Macron: "Lo he felicitado y le he deseado que tenga éxito". También se ha reivindicado como líder de la oposición al nuevo presidente y ha llamado "a todos los patriotas a unirse".

En las elecciones presidenciales francesas, es habitual que los medios de comunicación difundan a las 20 horas el nombre del candidato ganador. Estas empresas tienen personal repartido por cientos de colegios electorales que presencian el recuento en tiempo real. En cuanto se abre la primera tanda de papeletas de cada urna, el personal envía sus resultados a la central, que procesa los datos y proyecta una primera estimación de los resultados completos. Normalmente, tanto los medios como los políticos dan por buenas y fiables estas primeras proyecciones.

Emmanuel Macron llega al más alto puesto en Francia tras una cortísima carrera política. Nunca hasta ahora se había presentado a elecciones de ningún tipo. Su primer acercamiento a la política fue en 2012, cuando el presidente socialista Hollande lo nombró secretario general adjunto. Dos años después, ascendió a ministro de Economía, y desde ese puesto ejecutó parte de las políticas que tumbaron la popularidad de François Hollande. El pasado agosto renunció a ese puesto para lanzar su carrera hacia el Elíseo, que culmina este domingo con su victoria frente a la ultraderechista Le Pen. Macron será el octavo presidente de la Quinta República francesa. Será el más joven de todos ellos, con 39 años. Y el primero en llegar a ese sillón sin el apoyo de un gran partido.

Su victoria marca la ruptura de un sistema político en el que socialistas y conservadores se han alternado en el poder durante décadas. Las dos formaciones hasta ahora convencionales, el Partido Socialista y Los Republicanos, quedaron expulsadas ya en la primera vuelta, en la que solo uno de cada cuatro franceses optó por ellas. Este resultado también es una buena noticia para la Unión Europea, que temblaba ante la posibilidad de una victoria de Le Pen. La candidata ultraderechista prometía un referéndum sobre la salida del club continental, mientras que Macron era el más europeísta de todos los principales candidatos, informa eldiario.es.

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas
Después de un interminable circo político-mediático, cuatro candidatos obtuvieron resultados muy similares, pero la ley no retiene más que dos para la “final”. Esta “batalla de cabezas” es por una parte artificial: tienen en cuenta elementos que no tienen nada que ver con los entresijos sociales, económicos y políticos. Las elecciones 2017, más aún que las precedentes, son una caricatura espectacular de la monarquía presidencial de una Quinta República nacida de un golpe de Estado, y cuya naturaleza democrática es muy limitada. Alex Anfruns y Robert Charvin, de Investig'Action, analizan la situación en Francia de cara a la segunda ronda electoral del domingo próximo y el escenario posterior.

Alemania: inspeccionan los cuarteles en busca de símbolos nazis
Después de los últimos escándalos que relacionan la ideología nazi con militares en activo el Ejército alemán (Bundeswehr) se ha visto forzado a tomar medidas severas. El general alemán Volker Wieker, máximo responsable de las fuerzas armadas alemanas, ha sido el encargado de ordenar la inspección de todos los cuarteles y dependencias militares del país, labor encomendada por la ministra de Defensa, con el único objetivo de eliminar los símbolos nazis que puedan ocultar los militares en activo.

El régimen sionista elimina el árabe como lengua oficial
El gabinete del régimen sionista israelí ha aprobado este domingo por unanimidad una ley que elimina el árabe como lengua oficial en los territorios palestinos ocupados. El comité de legislación ministerial ha definido oficialmente a Israel como un “estado nacional para los judíos”, y ha borrado al árabe como lengua oficial, ha informado el diario local Haaretz. El proyecto de ley —que debe pasar al parlamento israelí para lectura preliminar— determina que toda la ley israelí debe ser interpretada de acuerdo con este principio (la denominada ley de nacionalidad).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada