dimecres, 17 de maig de 2017

Morenilla acusa al PSPV de «meterlo» en el caso Emarsa del PP

El exgerente de la Epsar José Juan Morenilla ha cargado contra los miembros del consejo de administración de Emarsa (integrado por responsables políticos) por el cobro ilegal de 775.000 euros a lo largo de varios ejercicios sin que esta retribución estuviera aprobada de manera legal y ha acusado al alcalde de Albal de «meterlo» en el caso Emarsa por no darle datos sobre la financiación del PP. Morenilla asegura que Ramón Marí (PSPV), denunciante del caso Emarsa, le pidió datos sobre una supuesta financiación ilegal del PP en febrero de 2012 y le amenazó con implicarle en el caso si no se los daba. Morenilla ha hecho estas declaraciones en la novena jornada del juicio por el saqueo de la empresa pública que gestionó la depuradora de Pinedo, un proceso en el que están acusadas otras veintitrés personas.

"En un almuerzo con Marí en febrero de 2011" cuyo recibo "debe estar" en la entidad de saneamiento, el socialista le pidió "datos de la financiación ilegal del PP", según Morenilla. "Yo tenía hasta entonces una relación cordial con él; le dije que no entendía nada. Marí me dijo que teníamos que ir contra el PP o que me metería en Emarsa; le dije: tú verás", ha declarado. También ha relatado que días después la vicepresidenta de Les Corts y también denunciante del caso, Carmen Martínez (PSPV), presentó un escrito que recibió de forma anónima en el que se le relacionaba con Jorge Ignacio Roca Samper, "nada menos". "Y poco después (Enrique) Arnal, que llevaba un año imputado, decide declarar y dice que (Esteban) Cuesta le contó que entregaba dinero en cajas de cartón a Morenilla, (Ignacio) Bernácer y (Enrique) Crespo", ha señalado.

A su juicio, es evidente que "Cuesta ha llegado a algún tipo de pacto con las acusaciones, ya que es el autor material de todo el fraude y se le pide menos pena que a mí, que no he obtenido beneficio patrimonial ni hay pruebas contra mí. Nada menos que catorce años de cárcel se me piden". "Yo era el enemigo público número uno de Cuesta y Arnal. En 2008, cuando me negué a incrementar la financiación de Emarsa, Marí me llegó a decir que Cuesta me había llamado 'hijo de puta' en el consejo de administración de Emarsa", ha relatado. Además, según su testimonio, Cuesta y Arnal le pidieron que intercediese ante la UTE que se hizo cargo de la depuradora de Pinedo cuando se liquidó Emarsa para mantener su estatus, algo que, según les advirtió, él no iba a hacer. "Estaban acorralados por la investigación y decidieron desviar la mirada hacia otros", ha insistido.

Preguntado por el supuesto uso de tarjetas de crédito cedidas por Roca para repartirse los sobrecostes facturados a Emarsa, Morenilla ha lamentado que no consten en la causa las grabaciones de los cajeros donde supuestamente se realizaron las extracciones y ha negado haber dispuesto de esas tarjetas. Sobre las dieciocho extracciones que según consta en la causa se realizaron en Meliana, su localidad de residencia habitual, ha indicado que "hay otras personas relacionadas con este proceso que también viven ahí". También ha atribuido a otros procesados, como Cuesta, otras extracciones que según se sospecha pudo realizar él, como las hechas en Dénia y Zaragoza.

"En la época en la que se hicieron extracciones en Dénia, Cuesta solía visitar el hotel Marriott, y la de Zaragoza se hizo en un cajero muy cercano al hotel Alfonso y hotel Oriente, donde a Cuesta le gustaba ir a costa de todos los valencianos", ha agregado. El acusado ha explicado que si se hubiera contratado a otros consejeros independientes, "quizá no estaríamos en la situación actual". Hoy, el acusado está contestando a las defensas. Es el turno de su letrado. "Yo no he participado en esto ni me he llevado dinero de Emarsa", ha dicho a preguntas de su defensa.

Morenilla ha hecho estas declaraciones en la novena jornada del juicio por el saqueo de la empresa pública que gestionó la depuradora de Pinedo, un proceso en el que están acusadas otras veintitrés personas. El exgerente de la Epsar Jha insistido hoy en que "el único que no hacía falta para cometer el fraude" era él, quien según ha dicho carecía de capacidad de acción en Emarsa, y ha añadido que, en definitiva, "de donde salió el dinero" fue de esta empresa pública.

"No he tenido ningún incremento patrimonial ilícito, hay más de diez informes de la Agencia Tributaria en la causa y no se me atribuye ni un céntimo de euro de patrimonio irregular. Se ha investigado a mi familia, hermanos, cuñados... Ni un céntimo irregular", ha declarado. "Todas las acusaciones que hay sobre mí son conjeturas -según Morenilla-. No me he llevado ni un céntimo ni me he ido de viaje a costa de Emarsa, a pesar de que el instructor dice que a nivel de indicios usé tarjetas en mi beneficio. Es totalmente falso".

También ha indicado que no se ha "concertado con nadie jamás" y ha añadido: "Si yo hubiese sabido lo que sucedía lo hubiese puesto inmediatamente en conocimiento de quien correspondiese. Si formaba parte del fraude, ¿por qué a partir del año 2008 me opongo a que se incrementen los costes de explotación?". "El dinero ha salido de Emarsa. Yo no pertenecía a Emarsa ni tenía capacidad de obrar, no he ordenado ningún pago, ni de lodos, ni de viajes ni de comilonas. Aunque conociese el fraude, no podía impedir que se contratase dentro de Emarsa a quien se quisiese", según el exgerente de la Epsar.

Morenilla ha vuelto a insistir en que el organismo del cual formaba parte (Epsar) ejercía el control técnico de la actividad de la depuradora de Pinedo, y no de la sociedad que la gestionaba, Emarsa. "En Emarsa había un jefe de planta y un jefe de proceso que ganaban más de 100.000 euros al año; había personal suficiente para controlar la actividad de la instalación", ha afirmado. De allí salían, según su relato, "diez tráilers diarios de lodos, 365 días al año. Son 50 kilómetros de camiones al año, eso implica una gran dificultad técnica y no hubo nunca ningún gran problema medioambiental".

Preguntado por si conoce alguna otra depuradora a la que la Epsar le pagara más de dieciocho euros por gestionar cada tonelada de lodo, Morenilla ha respondido que "a las depuradoras del Ayuntamiento de Valencia se les pagaba entre 54 y 68 euros por tonelada, a la de Alcoi entre 45 y 47 euros, a la de Alcora entre 36 y 40". A un 18 % de las depuradoras de la Comunitat se les pagaba a más de 42 euros por tonelada, según ha detallado Morenilla en relación al precio máximo que se llegó a pagar por el tratamiento de cada tonelada de lodo procedente de la depuradora de Pinedo.

También ha asegurado que "las retribuciones que percibieron los consejeros de Emarsa, 775.000 euros, fueron ilegales porque no se aprobaron en junta general, y no han devuelto ni un euro". "La composición del consejo era ilegal, debería haber habido nueve consejeros como máximo y eran dieciocho. Además, sus retribuciones se incrementaron un 300 %", ha añadido este ex alto cargo del Consell, para quien la Fiscalía reclama catorce años de prisión, informa Las Provincias.

Emarsa: Roca asegura que sólo facturaba y repartía comisiones
El empresario Jorge Ignacio Roca Samper, procesado junto a otras 23 personas en el caso Emarsa de corrupción del PP valenciano por el saqueo de la empresa que gestionó la depuradora de Pinedo (Valencia), ha afirmado hoy ante el tribunal que jamás pisó estas instalaciones y que su función era solo "facturar y repartir comisiones". En la octava sesión del juicio por el desvío de más de 20 millones de euros de Emarsa, que se celebra en la Audiencia de Valencia, Roca, el único de los procesados que está en prisión provisional, ha asegurado que fue un empresario llamado Joan Borrás, sobre el que no pesa ninguna acusación, quien le propuso sobrefacturar por la gestión de los lodos de la depuradora.

«Para trabajar en Emarsa tenía que afiliarme al PP y ser discreto»
El ex director financiero de Emarsa Enrique Arnal ha asegurado hoy que el expresidente de esta empresa pública Enrique Crespo "quería que todos los directivos fuesen única y exclusivamente del PP" y que si quería trabajar en esta firma tenía que afiliarse o "seguir las directrices del partido". Arnal ha realizado estas declaraciones durante su declaración como procesado en el juicio de Emarsa, en el que se sientan en el banquillo 24 procesados por el saqueo de más de 20 millones de euros de fondos públicos de la empresa pública que gestionó la depuradora de Pinedo (Valencia).

Una red mafiosa financió las campañas del PP con facturas falsas
El Partido Popular madrileño mantuvo una contabilidad B con dinero negro para financiar al menos tres campañas electorales: las autonómicas de 2007 y 2011, así como las generales de 2008, con la ayuda de una red de empresarios por medio de facturas falsas. Estos empresarios fueron luego adjudicatarios de contratos públicos de administraciones controladas por el PP. Así se desprende de los informes de la Guardia Civil que figuran en el sumario del caso Púnica.

Mas y Puig sabían que las 'mordidas' de Adigsa iban a CiU
En la sección 22 de la Audiencia de Barcelona se ha iniciado el juicio por el caso Adigsa, una investigación que la Fiscalía abrió en el 2005 a raíz de la insinuación del expresidente catalán Pasqual Maragall en el Parlament de que CiU cobraba comisiones del 3%.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada