divendres, 12 de maig de 2017

Pujol guardaba en el salón el testamento del abuelo Florenci

La policía encontró en el salón de la casa del 'expresident' de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol el testamento del abuelo Florenci, documento fundamental en la investigación sobre el patrimonio de la familia que fue localizado durante el registro del domicilio habitual de la pareja Pujol Ferrusola en la Ronda General Mitre de Barcelona, practicado el pasado 26 de abril por orden de la Audiencia Nacional. Según las anotaciones de las actas de entrada y registro del operativo, los agentes irrumpieron en la vivienda a las ocho y media de la mañana. Tras llamar a la puerta, fueron recibidos por Marta Ferrusola que, informada de que se iba a proceder a registrar la casa, despertó a su marido. Pujol se vistió y acompañó a los agentes a otro de los registros previstos, el de su despacho. En la vivienda se encontraba también un miembro de los Mossos que efectúa labores de escolta del 'expresident'.

Las últimas voluntades del abuelo fueron uno de los primeros papeles encontrados por la policía. Tras acceder al salón que la pareja emplea como sala de estar, lo localizaron inmediatamente, según indican las notas tomadas por la letrada de la administración de Justicia, que reseñó en el acta: "Testamento otorgado por el 'senyor' Florencio Pujol Brugat el 17 de marzo de 1967 nº 807 Notario Ángel Martínez Sarrion". Fue marcado como documento 001.

En el mismo salón se localizaron otros dos testamentos, el de la madre de Pujol, María Soley, fechado en este caso en 1981, y el de su hijo primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, formalizado ese mismo año. Guardadas bajo llave y ya avanzado el registro, aparecieron dos hojas manuscritas firmadas por el abuelo Florenci. Además, el que fuera 'molt honorable' guardaba en su despacho una carta de este, conservada con la etiqueta 'carta papá'. Junto a estos documentos se halló una escritura de poder de Banca Catalana y otra de constitución de la Fiduciaria Barcino, firmadas hace más de 50 años.

La herencia del padre de Pujol Soley es la piedra angular sobre la que la familia ha montado su versión del origen de su fortuna. En julio de 2014, el 'expresident' defendió, tras conocerse que varios miembros de su familia tenían más de cuatro millones de euros en cuentas en Andorra, que el dinero procedía de su padre, el banquero Florenci Pujol. Entonces aclaró que el legado fue una sorpresa, ya que no figuraba en el documento de últimas voluntades. En una carta publicada por aquel entonces, el 'expresident' aseguró que su padre tenía ubicado este dinero en el extranjero y que era una cantidad diferente a la comprometida en el testamento. Los fondos no estaban regularizados en el momento de su fallecimiento, confesó, y añadió que Florenci Pujol dispuso que se repartieran entre su esposa y sus siete hijos por la incertumbre que provocaba a su progenitor su entrada en política.

El juez del caso no dio credibilidad alguna a esta coartada. "No consta la realidad del legado mismo salvo por esas manifestaciones de Pujol que son un mero relato, sin contenido determinante alguno. No consta ni ha sido acreditada la cantidad del legado, el lugar en el que se encontraban esos fondos, su destino, acompañado de documentación que corrobore tales afirmaciones", dijo en uno de sus autos del pasado año.

La policía halló más cosas de interés en la casa. En la habitación de la pareja y situada en el vestidor, localizó una caja fuerte. Según reseñó la secretaria judicial, los hijos del matrimonio presentes en el registro, Josep y Pere, reclamaron antes de su apertura "hacer fotografías de aquellos documentos que consideran de valor sentimental". Por ejemplo, la caja guardaba una carta de Pujol a Marta Ferrusola y otra, manuscrita, de Joaquín Pujol. No obstante, otras de las cosas encontradas no parecen tener demasiado valor sentimental. Por ejemplo, los Pujol guardaban bajo llave las citaciones para su declaración como imputados ante el Juzgado 31 de Barcelona, tres libretas de La Caixa a nombre del matrimonio y su hijo mayor. También una carta del banco suizo Lombard Odier, una carta de pago a Hacienda del impuesto de patrimonio de 2014 y recibos del BBVA.

Con el registro ya avanzado, los agentes abrieron la mesilla de noche situada junto a la cama, donde la pareja guardaba una agenda de piel negra con teléfonos particulares, otra de piel marrón y una tercera de cartón. Aún incautaron más documentación en el despacho. Pujol guardaba en su espacio más privado el texto de su intervención ante el Parlament en septiembre de 2014, cuando compareció para dar explicaciones sobre sus cuentas en el extranjero. El discurso definitivo se acompañaba de un borrador.

Allí conservaba también una misiva firmada por Naddine Mottet, carpetas con notas de prensa, un iPad, un ordenador y cuatro 'pendrives' que la policía se llevó para su análisis. El registro de la vivienda acabó pasadas las tres de la tarde. Durante la jornada, la policía efectuó más registros. El menos efectivo fue el practicado en la casa de Queralt donde la pareja suele pasar el fin de semana. También accedieron a las propiedades de la familia en la calle Calabria y la calle Ganduxer. Pujol asistió personalmente a la entrada en la primera de las direcciones, correspondiente a su despacho profesional. El lugar cuenta con un recibidor acondicionado para el escolta del 'expresident' —donde se hace constar que hay un armario con "muchas cajas y trastos"— y una zona habilitada para su secretaria.

Las dependencias cuentan, además, con un armario trastero donde se guardaba un móvil marca Huawei, una sala de juntas y el despacho propiamente dicho. Allí, en el primer cajón, había un sobre con la leyenda manuscrita a bolígrafo 'President Mas' con un folio que se refiere como R-15 doc 005 que se precinta con el sello del Juzgado. El operativo se practicó unas horas después de que Pujol Ferrusola fuera enviado a prisión por el juez José de la Mata. Se le trasladó desde la prisión de Soto del Real en Madrid hasta Barcelona para que asistiera a las entradas. Posteriormente, fue trasladado para pasar la noche al centro penitenciario de Zuera, en Zaragoza, donde, según los documentos en poder de El Confidencial, no ingresó hasta pasadas las tres de la madrugada.

Según indica la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) en uno de sus últimos informes, el clan Pujol, al que califican como 'LA FAMILIA', obtuvo un beneficio presuntamente ilícito de al menos 70,4 millones de euros desde el año 1990, siguiendo un plan preconcebido y ordenado dirigido a la "ocultación de grandes sumas de dinero de origen desconocido". A la cabeza del clan, los investigadores sitúan al hermano mayor pero también a Marta Ferrusola, que ya ordenaba transferencias en clave en los años noventa como "madre superiora de la Congregación", informa El Confidencial.

Jordi Pujol no da los "buenos días" tras las revelaciones de "santa" Marta Ferrusola
Pujol no ha dado ni los “buenos días”, con los que educadamente saluda a diario a los periodistas que le esperan en su portal. Ni las revelaciones sobre el lenguaje en clave que utilizó Marta Ferrusola para mover fondos en Andorra han perturbado la rutina del expresident de la Generalitat. A las 9.40 horas se ha producido movimiento en el vestíbulo del número 96 de la ronda de General Mitre y ha salido Pujol con el Punt Diari -financiado por CDC-PdeCat con dinero público y chollo de la colocada mujer de Puigdemont- doblado en una mano.

Marta Ferrusola: "Soy la madre superiora de la congregación, traspasa dos misales"
La mujer del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, Marta Ferrusola, utilizaba en clave el título de "madre superiora" para ordenar a la banca Reig -ahora Andbank- traspasos de sus cuentas en Andorra, según obra en el sumario del 'caso Pujol'. "Reverendo Mosén. Soy la madre superiora de la congregación. Desearía que traspasaras dos misales de mi biblioteca a la biblioteca del capellán de la parroquia. Él ya le dirá dónde se deben colocar. Muy agradecida", relata la nota manuscrita, firmada por Ferrusola el 14 de diciembre de 1995. "La familia" Pujol amasó 70 millones en 24 años de abuso de poder y corrupción.

Caso Lezo: El PSOE pide reprobar a Catalá y los fiscales
Rafael Catalá puede ser el tercer ministro de un Gobierno reprobado por el Parlamento si prospera la iniciativa que el PSOE registró este jueves en el Congreso y que se debatirá en el pleno el próximo martes. Los socialistas reclaman este gesto simbólico para censurar el comportamiento del titular de Justicia en el ‘caso Lezo’.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada