dissabte, 3 de juny de 2017

Caso Cursach: Empleados de Tito's respaldan las acusaciones de El Ico

Los extrabajadores del Grupo Cursach, que han declarado como testigos en la investigación que se dirige el juez Penalva, han identificado a la mayoría de agentes y mandos de la Policía Local de Palma, que anteriormente habían sido señalados por el joven. El Ico ha facilitado mucha información a los investigadores. Desde que se conoció la intervención del hijo de La Paca como uno de los principales testigos, muchos de los policías implicados en esta causa de corrupción han denunciado que la investigación se basaba en el testimonio de un delincuente. Y, al mismo tiempo, denunciaban, para desacreditar la investigación, que el juez Penalva y el fiscal Subirán daban más credibilidad a la palabra de un traficante de drogas, que a la de un policía.

Sin embargo, no solo El Ico confirma que policías acudían a las fiestas organizadas en la discoteca Tito's, donde eran invitados a prostitutas y alcohol, a cambio de proteger después los negocios del Grupo Cursach. Antiguos empleados de la discoteca, que no conocen de nada a El Ico, ni han tenido nunca ninguna relación personal con él, identifican prácticamente a los mismos policías que están acusados de prácticas corruptas. Lógicamente, estos extrabajadores solo los señalan como invitados que acudían a las fiestas que se organizaban en la discoteca, mientras que el hijo de La Paca, además, a muchos de ellos le acusa también de haberle exigido dinero para no cerrarle el bar que tenía en la calle Joan Miró. Los testigos señalaron a estos policías a través de las fotografías que el juez les fue mostrando, sin conocer en ningún momento los nombres de los agentes que había identificado El Ico.

Los investigadores dan una total credibilidad a las dos declaraciones, tanto a la del joven de Son Banya, como a la de los trabajadores de la discoteca. No creen que se trate de una casualidad que siempre se señale a las mismas personas implicadas en las prácticas corruptas. El joven de Son Banya también declaró ante el juez que él fue testigo de las fiestas que se celebraban en Tito's, porque era cliente habitual de esta discoteca. Según la declaración que adelantó este periódico, El Ico aseguró que muchos de los policías locales que aceptaban esta invitación le pedían que les proporcionara cocaína.

Por otra parte, el exfiscal Pedro Horrach confirmó ayer a IB3 que era cierto que se había reunido en la fiscalía con varios de los testigos que han denunciado el trato de favor que ha disfrutado el empresario Cursach en el municipio de Calvià. El ahora letrado defensor de un investigado en el caso anunció que realizará una consulta ante el Colegio de Abogados por si existe alguna causa de incompatibilidad con su anterior etapa profesional.Hasta cuatro testigos han confirmado al juez que se entrevistaron con Horrach para denunciar a Cursach.

Un testigo denunció ante Horrach a su actual cliente Jaime Nadal
Un testigo, que el pasado jueves compareció "libre y voluntariamente" en el juzgado de instrucción 12, afirmó que mantuvo tres entrevistas personales con el entonces fiscal Pedro Horrach (foto) y en estos encuentros le denunció las irregularidades que se estaban cometiendo en Calvià para favorecer los intereses de Bartolomé Cursach. Encuentros en los que también le denunció las irregularidades que estaba cometiendo Jaime Nadal, exdirector general del área de comercio, al que en estos momentos defiende el ahora abogado Pedro Horrach.

Caso Cursach: Chicas prostituídas por agentes, drogadas y amenazadas
Drogas, sexo, amenazas y alcohol era el día a día de la noche mallorquina según las declaraciones que han hecho ante el juez varios extrabajadores del Grupo Cursach. "Tenían la orden de facilitar droga y alcohol gratis a todos los policías que se identificaban como tal en la zona vip". Ocurría según ellos, en la discoteca Tito's, el lugar de celebración de fiestas privadas, según la Fiscalía, a las que eran invitados policías y políticos con prostitutas y drogas.

Gordó sopesa dejar el PDeCAT e irse como diputado no adscrito
Finalmente Germà Gordó cedería a la presión pero sólo a medias. El exconseller abandonaría el PDeCAT pero no renunciaría a su escaño puesto que continuaría como diputado no adscrito, fuera de la disciplina de Junts pel Sí. Fuentes de la dirección y el entorno del exconseller han explicado a La Vanguardia que se ha propuesta esta decisión después de una conversación con la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, horas después que el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya haya decretado su investigación por el caso 3%.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada