dilluns, 26 de juny de 2017

Cerco al favoritismo hipócrita de Ada Colau y amiguetes

Cuando se cumplen dos años de la elección de Ada Colau como alcaldesa de Barcelona y faltan otros dos para que su gestión se enfrente al veredicto de las urnas, se alzan las primeras voces que denuncian públicamente el favoritismo de la líder de Barcelona en Comú en la contratación de altos cargos y la entrega de subvenciones a dedo a organizaciones que usó para auparse al poder con un discurso de santa, virgen y mártir subvencionada. Las advertencias le han llegado a Colau por dos flancos. El interventor municipal ha cuestionado dos ayudas concedidas por el Gobierno de Colau: una de 190.000 euros a la ONG en la que se colocó el ex líder de la CUP y actual asesor de Transparencia del Ayuntamiento de Barcelona, David Fernàndez, y otra de 336.000 euros al Observatorio DESC y la PAH, las entidades de las que la alcaldesa y colegas se beneficiaron como empleada y portavoz, respectivamente, antes de ganar las elecciones locales de 2015 gracias al autobombo de su supuesto voluntariado a 2.000 euros mensuales de dinero público.

Y en la misma semana, toda la oposición se ha unido para exigir la anulación del decreto empleado por Colau para designar a directivos en plazas tradicionalmente reservadas a funcionarios, al entender que la orden firmada por la alcaldesa ha servido para «colar por la puerta de atrás» a antiguos colaboradores pertenecientes o cercanos a Barcelona en Comú o al gerente jefe, el ex líder del PSC en el Consistorio, Jordi Martí.

Tal y como reveló este diario el pasado jueves, el interventor del Ayuntamiento emitió un duro informe contra la subvención de 336.000 euros que el Gobierno de Colau adjudicó al Observatorio DESC, la PAH y otras dos ONG. El máximo cargo fiscalizador del Consistorio señaló que el «carácter excepcional» de la subvención esgrimido para adjudicar la ayuda mediante «concesión directa» -es decir, a dedo- «no parece justificado».

El interventor recordó que «las subvenciones directas pueden concederse con carácter excepcional cuando se acrediten razones de interés público, social, económico o humanitario, u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública».Además, el informe revelaba que «los gastos en retribuciones de personal suponen un 73% del coste total del proyecto subvencionado» y que ello haría más conveniente que, en lugar de canalizar la ayuda mediante una subvención, se adjudicase mediante un contrato, con lo que debería abrirse un concurso para que más aspirantes pudieran presentarse como licitantes.

En un segundo informe, el interventor también cuestionó la adjudicación a dedo de la ayuda de 190.000 euros concedida a la ONG COOP57, que emplea al ex líder de la CUP. La advertencia fue la misma: «Habría que justificar con más precisión los motivos de interés público, social, económico o humanitario que dificultan la convocatoria pública de la subvención», dijo el interventor en relación a la concesión a dedo de la ayuda a la cooperativa en la que trabaja David Fernàndez mientras desarrolla su actividad no remunerada como asesor de Transparencia del Ayuntamiento de Barcelona.Mientras los avisos del interventor salían a la luz, todos los grupos de la oposición se organizaban para reclamar la supresión de la treta legal empleada por Colau para fichar a afines como directivos a través de concursos de personal.

El pasado miércoles, la comisión de Presidencia celebrada en el Consistorio aprobaba con los votos de ERC, el PDeCAT, Ciutadans, el PP y la CUP exigir al Gobierno municipal la anulación del decreto que permite contratar a personal externo al Consistorio en plazas inicialmente previstas para ser ocupadas por funcionarios. «Primero escoges el candidato, redactas el decreto de Alcaldía a medida para crear una plaza adaptada, después haces un simulacro de proceso de selección y ya tienes la persona de confianza ocpando un lugar de dirección», denunció el portavoz de ERC, Jordi Coronas. «Son la nueva casta municipal», completó el republicano, al que siguieron en similar tono el resto de grupos. El Gobierno de Colau contempla como resucita, así, una espinosa cuestión que lleva meses tratando de enterrar sin éxito. En noviembre de 2015, la alcaldesa de Barcelona firmó un primer decreto que hizo posible fichar a numerosos directivos externos al Consistorio.

La orden permitió a afines presentarse a concursos de personal para ocupar plazas de directivo que, después, acabaron ganando pese a enfrentarse a un gran número de candidatos. Así ingresaron en el Ayuntamiento Marta Grabulosa, que fue nombrada directora adscrita a la Oficina de la Gerencia Municipal tras superar a 42 aspirantes en el proceso de selección y haber sido jefa de Gabinete del gerente jefe durante su etapa como líder del PSC en el Consistorio; David Llistar, un miembro de Barcelona en Comú elegido director de Servicios de Justicia y Cooperación Internacional tras imponerse en un concurso a 16 aspirantes; u Óscar Abril, que fue en la lista de Colau a las elecciones municipales y venció a 22 candidatos para ser escogido director de Sectores Culturales.

La argucia soliviantó a los funcionarios, que presentaron un contencioso administrativo, finalmente retirado. Para evitar la vista judicial prevista para el pasado 30 de mayo, Colau firmó un nuevo decreto el 4 de abril que enmendaba en parte al anterior, limitaba las plazas de funcionarios que podían ser ocupadas por personal externo y obligaba a algunos de los afines escogidos a abandonar su cargo al finalizar el mandato. Pero la oposición no se conforma y ha empezado una batalla para obligar a la alcaldesa de Barcelona a rectificar por completo y tumbar, también, su último decreto, informa El Mundo.


BCN: Cuestionadas las ayudas a dedo de Colau a las ONG 'coleguillas'

El interventor del Ayuntamiento de Barcelona cuestiona la forma en la que el Gobierno de Ada Colau concedió una subvención de 336.00 euros al Observatorio DESC -la ONG en la que 'trabajó' antes de ser alcaldesa- la PAH -la plataforma de la que fue portavoz- y otras dos organizaciones afines al ideario de Barcelona en Comú. El informe de intervención que analiza la aportación de fondos públicos a las citadas ONG subraya que el «carácter expecional» de la subvención que el ejecutivo de Colau esgrime para adjudicar la ayuda mediante «concesión directa» -es decir, a dedo- «no parece justificado». El Observatorio DESC/ICV/Barcelona en Comú y la 'colla' de amiguetes.

BCN: Una agente limpió sangre en el lugar del crimen
Una agente de la unidad de investigación de la Guardia Urbana de Barcelona se vio implicada indirectamente en el embrollo que envuelve el crimen de los policías locales al ayudar a la detenida, Rosa Peral, a limpiar sangre de su novio asesinado en el lugar de los hechos. Estos se remontan al día 5 de mayo, el día en que los Mossos confirmaron que el cadáver que apareció calcinado en el maletero de un vehículo en una pista forestal del pantano de Foix correspondía al agente de la Guardia Urbana, Pedro R. Ese mismo día, Rosa Peral recibió la noticia por parte de los Mossos de que su novio había muerto violentamente.

Condenan por esclavismo 8 princesas de Emiratos Árabes en Bélgica
Ocho "princesas" de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) han sido condenadas por un tribunal belga por “trata de personas y explotación de sus sirvientes”. Las ‘princesas del Conrad’, como se las conoce por el nombre del hotel bruselense donde se hospedaban, han sido condenadas a 15 meses de prisión suspendida y multas de 165.000 euros cada una. Más de veinte personas indocumentadas trabajaban día y noche, durmiendo apenas unas horas en colchones junto a los cuartos de las princesas a las que servían.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada