dimarts, 20 de juny de 2017

Dos ministros de Macron investigados y cesados

El nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, acaba de sufrir el segundo gran revés de su recién iniciado mandato. Uno de sus principales ministros, la titular de Defensa Sylvie Goulard (foto), ha presentado este martes su dimisión en relación con la investigación preliminar abierta a varios eurodiputados como ella del partido de derechas MoDem, aliado de Gobierno de Macron, por posibles irregularidades en la remuneración de asistentes. Con el anuncio de Goulard, ya son al menos dos los ministros que no continuarán en el gabinete, después de que ayer se conociese que el ministro de Cohesión Territorial, Richard Ferrand, investigado por un caso de supuesto nepotismo, también lo abandonará.

“En la hipótesis de que la investigación preliminar al MoDem conduzca a verificar las condiciones de empleo de mis asistentes en Parlamento Europeo, deseo poder tener capacidad de demostrar libremente mi buena fe y todo el trabajo que he realizado”, explicó Goulard en un comunicado en el que anuncia su decisión. La renuncia, aunque solo sea preventiva en el caso de Goulard, supone un golpe para el nuevo presidente, que ha hecho de la “moralización de la vida pública” una de sus prioridades, hasta el punto de que es la primera propuesta de ley que ha presentado su Gabinete. La decisión de la hasta ahora ministra de Defensa, que incluso estuvo en lo más alto de las quinielas como primera ministra, podría además afectar a otros miembros del Gobierno.

La ministra de Asuntos Europeos, Marielle de Sarnez, también figura en la lista de investigados por presuntamente pagar a colaboradores del partido centrista en Francia con fondos del Parlamento Europeo destinados a asistentes de los eurodiputados. La Fiscalía de París anunció la apertura de una investigación el 9 de junio, después de que un antiguo asistente parlamentario asegurara que fue pagado con dinero de Bruselas aunque trabajaba para MoDem. El ministro de Justicia —el encargado de presentar la ley de transparencia gubernamental—, François Bayrou, es el presidente de MoDem, el partido bajo la lupa.

En su último número, el semanario de investigación Le Canard Enchaîné afirmó que la propia secretaria particular de Bayrou se beneficiaba de este sistema. Trabajaba para el político, según el Canard, pero cobraba en parte como ayudante de la eurodiputada De Sarnez. “El presidente de la República tiene la tarea de restaurar la confianza en la acción pública, de reformar Francia y relanzar Europa”, señala Goulard en su comunicado. “Esa tarea debe estar por encima de toda consideración personal. Por eso le he pedido al presidente, de acuerdo con el primer ministro, no formar parte del Gobierno”, agrega.

Bayrou, cuya dimisión ha reclamado la oposición, por el momento no parece dispuesto a darse por aludido. En una declaración remitida a Le Monde, el ministro de Justicia ha afirmado que la decisión de Goulard se debe a motivos “estrictamente personales” y que no cuestiona la participación de su partido en el gobierno de Macron. Sin embargo, De Sarnez, que acaba de ser elegida diputada, no descarta seguir los pasos de Goulard. "Todo está abierto. El gobierno o la presidencia del grupo de MoDem en la Asamblea Nacional", dijo tras conocer la renuncia de su colega de gabinete y de partido al diario Le Parisien.

Técnicamente, lo de Goulard no es una dimisión sino más bien el deseo expresado —y que ha sido aceptado— de no continuar en el Gobierno que debe volver a formarse tras las elecciones legislativas del domingo. El lunes, el primer ministro, Édouard Philippe, cumplió con el protocolo y presentó la dimisión en pleno de su Gobierno a Macron, que le confió la formación de un nuevo Gabinete que se anunciará este miércoles. Aunque es una formalidad, Macron y su primer ministro ya aprovecharon este paso para deshacerse de una figura demasiado incómoda para el Gobierno de “irreprochables” que se habían comprometido a hacer, la de Richard Ferrand, que ya no será ministro de Cohesión Territorial.

El que fuera mano derecha de Macron durante la campaña electoral está siendo investigado por un presunto caso de conflicto de intereses y nepotismo. Aunque Macron lo apoyó ante las presiones de la oposición para que dimitiera, ha aprovechado su reelección como diputado y la disolución formal del Ejecutivo para sacarlo de este. En el futuro, Ferrand dirigirá el grupo parlamentario del partido de Macron en la Cámara baja.

La renuncia de Goulard dificulta sin embargo la formación de nuevo gobierno. Macron tuvo que hacer grandes equilibrios para que el gabinete que anunció el 17 de mayo, tres días después de su victoria electoral, fuera paritario y contara con miembros tanto de su formación, La República en Marcha (LRM) como de su aliado MoDem. Una salida de De Sarnez le complicaría aún más ese objetivo, informa El País.

Macron logra 350 de los 577 diputados de la Asamblea Nacional
El partido La República en Marcha (LREM), del presidente francés, Emmanuel Macron, ha logrado en la Asamblea Nacional junto con sus aliados centristas de la formación MoDem 350 de los 577 diputados. El resultado supera ampliamente los 289 escaños de la mayoría absoluta. A falta de las cifras definitivas, que el Ministerio del Interior dará a conocer este lunes antes de medianoche, LREM obtuvo en la segunda vuelta de las legislativas 308 diputados, que se suman a los 42 del MoDem. La Francia Insumisa de Mélenchon y su aliado el Partido Comunista obtienen 27 escaños. Récord de abstención: 57,4%.

París: Muere al estrellar el coche bomba contra la policía
El hombre que estrelló hoy su coche contra un vehículo policial en los Campos Elíseos de París murió, informó el ministro de Interior galo, Gerard Collomb. "El coche contenía armas y explosivos que podrían haber sido utilizados para hacer estallar el coche", explicó Collomb. Según el ministro, este incidente "muestra de nuevo que el nivel de amenaza es extremadamente elevado en Francia", añadió. El agresor, que conducía un Renault Mégane de color gris metalizado, es un hombre de 33 años y fichado por los servicios de inteligencia como sospechoso de radicalización.

Barclays conspiró con Qatar para defraudar durante la estafa financiera global
La Oficina antifraude británica informa hoy que ha acusado al banco Barclays y a cuatro personas, entre ellas un ex consejero delegado, de supuesto fraude por sus relaciones comerciales con Qatar. Uno de los acusados es John Varley, de 61 años y antiguo directivo del Barclays, y el caso se refiere a las relaciones con Qatar durante la estafa financiera organizada por la gran banca y al suministro de asistencia financiera ilegal, indicó la fuente.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada