dimarts, 27 de juny de 2017

La ex de Pujol Jr acusa a Camacho de “traidora a la justicia, a su partido y a España”

Victoria Álvarez, expareja de Jordi Pujol Ferrusola, ha vuelto este lunes al Parlament, lugar al que ya acudió en abril de hace dos años con motivo de la comisión de investigación del caso Pujol, esta vez en el marco de otra comisión, la de la llamada Operación Catalunya. De nuevo, el objeto de su nueva visita ha sido la ya archifamosa comida en el restaurante La Camarga de Barcelona entre ella y la expresidenta del PP, Alicia Sánchez Camacho, cuya grabación fue difundida a los medios de comunicación. Un episodio que informaciones posteriores han señalado como origen de una supuesta operación parapolicial para indagar sobre trapos sucios de partidos independentistas.

Como ya dijo hace dos años, Álvarez ha señalado a la propia Camacho y al exsecretario de Organización del PSC, José Zaragoza -actual diputado en el Congreso-, como las personas que encargaron la grabación, y ha tenido palabras muy duras contra la expresidenta popular y actual secretaria primera del Congreso, a la que ha calificado de “traidora a la justicia, a su partido y a España”. Por cierto, nadie del PP ni del PSC han podido defender a sus miembros aludidos: ambas formaciones han decidido no acudir a la sesión de hoy de la comisión.

Pero no ha acabado ahí en sus críticas a la política del PP. “Encima aún tuvo la jeta de denunciar algo que había encargado ella”, ha continuado, de manera que ha criticado al PP por mantener “gentuza así” y les ha recomendado “ir con cuidado por si lleva flores o algo así”. “Yo era del PP desde los 14 años, pero para mi es indefendible ahora”, ha concluido. Al arranque de su intervención, Álvarez se ha mostrado muy contrariada por la situación. Ha expresado sus dudas de la utilidad que tuvo su comparecencia anterior y la que puede tener la del día de hoy, y ha añadido que acude a la citación del Parlament porque “si no lo hago, me cae una multa”, mientras que “políticos y policías se libran”.

Volviendo a la grabación, Álvarez ha reiterado que es la única de esa famosa comida que no sabía que la estaban grabando, y ha reiterado que el encargo a los detectives de la agencia Método 3 lleva el sello de Camacho y también de Zaragoza, pero ha añadido que “en la época de Rubalcaba”, en referencia a que el exsecretario general socialista era por aquel entonces ministro del Interior.

En este punto, Álvarez reparte la responsabilidad de la grabación entre PP y PSOE, aunque más a los socialistas. “El encargo es del PSOE”, ha defendido la expareja del primogénito de Jordi Pujol, que ha sugerido Rubalcaba conocía al menos la grabación. Para sostener eso, ha recordado que Pujol Ferrusola declaró que la conversación de La Camarga “había estado mucho tiempo en el cajón de Rubalcaba”.

En cambio, respecto a la Operación Catalunya, Álvarez se ha mostrado muy escéptica. Ha considerado que “nos hemos pasado con teorías conspiranoicas” que, a su juicio, se han explicado en la comisión parlamentaria. En su opinión, hubo una simple operación policial, que no ha criticado. Al contrario, ha dicho que “se mandó investigar la corrupción en Catalunya” y ha exclamado “¡viva esa investigación!”. “El 90% de los catalanes estamos encantados de que hayan metido mano en Catalunya, porque llevábamos 30 años de retraso”, ha subrayado.

En este sentido, no ha censurado la actuación del excomisario José Manuel Villarejo, quién con otra identidad se dirigió a ella para indagar información durante la etapa en la investigó a los Pujol. “Se acercó a mi, no como policía, claro, pero no tengo ningún problema. La policía ha hecho su trabajo de forma fantástica. De hecho, de todo este entorno es por los únicos que no me he sentido engañada”, ha declarado.

En este punto, ha contado una curiosidad. Ha indicado que supo de la identidad real de Villarejo –que se hizo pasar por periodista de El Mundo, con el nombre de Javier Hidalgo para acceder a ella– cuando escuchó su voz por la televisión y luego le llamó y “aclaramos las cosas”. Pero ha ido más allá e incluso ha enviado algunos recados a periodistas que previamente a su comparecencia, han declarado en la comisión. “Yo soy la única que no debo nada a nadie. Los que han venido aquí están pagados y muy bien pagados”, ha dejado caer.

Preguntada sobre la actuación en este asunto del actual jefe de Gabinete de Mariano Rajoy, el catalán Jorge Moragas –compañero de pupitre de Álvarez–, la compareciente ha quitado hierro a su papel. Aunque fue Moragas quien le invitó a hablar con Camacho, Álvarez no cree que estuviera detrás de la grabación. “No es su estilo”, ha subrayado. Y respecto a los mensajes que Moragas le envió en el sentido de que “salvaría España” si contaba lo que sabía del hijo de Jordi Pujol, Álvarez también les ha quitado hierro al entender que formaba parte de un lenguaje de compadreo entre los antigos compañeros de colegio, informa La Vanguardia.

Los Cierco acusan a Andorra de alinearse con los Pujol
Una carta de los abogados de los hermanos Cierco, antiguos accionistas de la banca andorrana BPA, acusa al Gobierno andorrano de alinearse con los intereses de la familia Pujol Ferrusola, por la forma en que se está instruyendo la causa que los acusa de violación del secreto bancario del país, a raíz del registro que tuvo lugar el pasado 8 de junio, cuando la policía andorrana registró los domicilios de los Cierco e incautó más de 38.000 correos electrónicos del expresidente de BPA, Higini Cierco.

Cierco (BPA) reitera las amenazas recibidas por la 'policía política' de Fernández-Díaz
Higini Cierco, uno de los principales accionistas de la Banca Privada d’Andorra (BPA), se ha ofrecido a comparecer en el Congreso de los Diputados para dar testimonio sobre las amenazas que ha reconocido que sufrió por parte de la policía política de Interior para entregar documentación sobre la familia Pujol, según recoge la declaración judicial.

Jordi Pujol Jr. se autoprestaba fondos de sus empresas en paraísos fiscales
El 'dinamizador económico' Jordi Pujol Ferrusola debió pensar en un momento determinado que nadie mejor que él mismo para dejarse dinero con el que hacer negocios en Cataluña. De ahí que, ni corto ni perezoso, se solicitase un préstamo para comprar acciones de unos laboratorios.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada