dimarts, 13 de juny de 2017

La "justicia" del PP condenada por culpar a Atutxa de desobediencia

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha fallado este martes a favor del expresidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, y de los exmiembros de la Mesa de la cámara Gorka Knörr y Kontxi Bilbao. Los tres políticos vascos habían acudido a Estrasburgo a reclamar contra la justicia española, que los condenó a inhabilitación por negarse a disolver el grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak (SA) tras la ilegalización de Batasuna en 2003. La sentencia del Tribunal Supremo en 2008 fué confirmada cinco años después por el Tribunal Constitucional (TC). Entonces, el tribunal de garantías destacó las "notables diferencias" que se dan entre este supuesto y lo establecido un año antes por el Supremo en la denominada 'doctrina Botín', que impidió la apertura de un proceso al banquero a instancia exclusiva de la acusación popular.

La sentencia contó con el voto particular de los magistrados progresistas Adela Asúa, Luis Ignacio Ortega y Fernando Valdés, que consideraron que se vulneró el derecho de los condenados a un proceso con todas las garantías porque los parlamentarios fueron condenados en segunda instancia sin que se les diera la "posibilidad efectiva" de dirigirse personalmente ante el alto tribunal para exponer "la versión personal sobre su participación en los hechos que se les imputaban".

Los discrepantes expresaron en su día que las diferencias entre ambas doctrinas no se abordan en la resolución de la mayoría a pesar de que, como incluso apunta el fiscal, "el resultado pudiera haber sido que a sentencia impugnada podía estar alterando, sin un soporte argumental constitucionalmente admisible" la denominada 'doctrina Botín'.

Cinco años antes, en 2008, el Tribunal Supremo acordó por mayoría estimar el recurso de casación interpuesto por el sindicato Manos Limpias contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) que le absolvió. Manos Limpias, que ejercía la acusación popular, fue la única parte que presentó cargos durante el juicio celebrado contra los exparlamentarios, ya que el fiscal en el tribunal vasco desistió de acusar y no existía ninguna acción particular, informa El Periódico.

El fascismo repugnante del PP contra los presos de Altsasu
Sus manos aparecieron entre las rejas. Quienes estaban fuera de la cárcel contuvieron entonces la emoción. Hubo más de un nudo en la garganta. De repente se escuchó un “Eskerrik asko” (“Muchas gracias”). Así, con ese grito, Adur Martínez de Alda, uno de los jóvenes de Altsasu imputados por la trifulca nocturna con dos guardias civiles, quería agradecer a los integrantes de tres colectivos juveniles que habían acudido hasta el exterior de la cárcel de Soto del Real para mostrar su solidaridad. Ocurrió el sábado 3. Adur está hoy en aislamiento, castigado por dar las gracias.

Nuet: "No soy independentista, soy demócrata"
"No soy independentista, sino demócrata. Yo no voté por ideología, sino porque me lo impone el reglamento [del Parlament]". Así de contundente se ha mostrado el diputado de Catalunya Sí que es Pot y secretario tercero de la Mesa del Parlament, Joan Josep Nuet, en su declaración ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC). La jueza Maria Eugènia Alegret ha intentado cortar este discurso alegando que ese no era "el debate", pero el parlamentario ha continuado contestando.

El lujo de los ladrones del PP en la Operación Lezo
Una las últimas decisiones que adoptó el magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, antes de dejar la instrucción del sumario Lezo que llevó a la cárcel al expresidente madrileño Ignacio González fue poner al servicio de la Guardia Civil una flota de vehículos incautados a la "organización criminal".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada