dijous, 20 de juliol de 2017

Blesa, Gürtel y los muertos que alivian a los ladrones del PP

El aparato del Estado, sumido en las cloacas y la corrupción monárquico-fascista- respira más contento tras el silencio definitivo y oportuno de Miguel Blesa, un sinvergüenza, vividor, ególatra, narcisista y miembro del PP, amigo íntimo del genocida y padrino de todas las corrupciones José María Aznar, de quien se pretende ahora haya sufrido un repentino ataque de depresión -u honradez-, en medio de una muy cara partida de caza en coto privado, y haya acabado con su vida por un método tan inseguro como doloroso, disparándose con una escopeta de postas un tiro en el pecho. La opinión española, ya acostumbrada a la manipulación crónica de los hechos por las autoridades corruptas de turno, deberá para los restos elaborar su propio relato coherente de lo sucedido frente al discurso estúpido e irracional que la mafia del PP fabrique a su gusto. Foto: El genocida y mafioso Aznar con Miguel Blesa y Carmen Cafranga, "sus grandes amigos".

Al que una vez fue un gran núcleo en las relaciones de poder en Madrid no le quedaban ya amigos en el mundo de la política ni de la empresa. Muchos le dieron la espalda tras publicarse los gastos de las tarjetas black y un buen grupo de sus allegados poderosos estaba tan en entredicho en la última época como él mismo, por lo que cantar ante la justicia era a la vez un acto de justicia hacia esa tropa de falsos e hipócritas lameculos del poder ahora escondidos y acobardados popr miedo a lo que un Blesa desesperado pudiera explicar pues, saber, como Rato o Bárcenas, lo sabía todo de la corrupción organizada en el PP desde Fraga y su "gran amigo" Aznar.

Miguel Blesa (Linares, 1947), desde su posición como presidente de Caja Madrid, repartió juego entre prácticamente todos los actores relevantes de la Comunidad (también la oposición), lo que le ayudó a permanecer en su puesto tres lustros y también a mantener una adulterada paz social. Pero era difícil encontrar este miércoles, tras su muerte, una buena palabra o un lamento ante la noticia de su muerte.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha mantenido un significativo silencio tras el fallecimiento del expresidente de Caja Madrid. A pesar de las buenas relaciones que mantuvo siempre con el Partido Popular, el Ejecutivo no ha mandado un comunicado de condolencias ni aclaró si se había puesto en contacto con la familia para trasladarle el pésame. Miguel Blesa era afiliado al Partido Popular, que tampoco ha emitido ningún comunicado y se ha limitado a trasladar a los periodistas que se ha hecho llegar el pésame a la familia.

"No hay ninguna postura oficial [del Gobierno]. Los que lo conocíamos sentimos mucho su fallecimiento y nos unimos al pesar de su familia", declaró el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, tras salir de una reunión con el consejero de Hacienda del País Vasco, Pedro Azpiazu, sobre el Concierto Vasco. El silencio ha sido también la respuesta del expresidente del Gobierno José María Aznar tras el deceso del que fuera su amigo íntimo. Ni la página web de Aznar ni la Fundación FAES emitieron información alguna sobre la muerte del exdirectivo de la caja. Blesa tenía una fuerte amistad con Aznar desde que coincidieron en la delegación de Hacienda de Logroño a finales de los años 70.

Aznar fue clave para que Blesa llegara a ser presidente de Caja Madrid, que lo subió al pedestal de la entidad financiera seis meses después de ganar las elecciones en 1996. Blesa no tuvo solo amigos entre los populares. En 2009, el presidente de Caja Madrid se alió con el entonces alcalde de la capital para luchar en una pugna descarnada contra Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad, que pretendía colocar a su número dos, Ignacio González, al frente de la caja. La guerra interna en el PP madrileño fue tal que obligó a Mariano Rajoy a intervenir para apaciguar las aguas y colocar a Rodrigo Rato como presidente de la entidad.

Fue Aznar uno de los primeros en darle la espalda. El expresidente le pidió un favor, la compra de unos cuadros del pintor Gerardo Rueda, y Blesa no le pudo complacer. "Con los pelos que se ha dejado por ti y han sido muchos, me parece impresentable lo que has hecho o no has hecho", le dijo el hijo de mayor de José María Aznar a Miguel Blesa en un SMS que el expresidente de Caja Madrid reenvió a su correo electrónico que consta en los Correos de Blesa. "No se merecía esta decepción", continuaba el mensaje recibido en julio de 2009. José María Aznar Botella abroncaba así al amigo de su padre.

La política del PP, Mercedes de la Merced, ya fallecida, intentó interceder en la pelea mediante otro SMS. "Me dice el alcalde que Aznar está triste por la negativa de la caja a su proyecto, Alberto también está molesto. ¿No se puede retomar? ¿Quién lo vetó? ¿Puedo hacer algo yo?”.

Mercedes de la Merced está fallecida y "el alcalde" Alberto Ruiz Gallardón también es una figura pública en entredicho por las pesquisas de la Justicia en la trama del Canal de Isabel II. Las operaciones Gurtel, Púnica y Lezo han puesto en el punto de mira a un alto número de políticos del PP de la época (finales de los noventa y toda la década de los 2000), que compartieron copas, safaris y fiestas con el fallecido banquero. Otra de sus amigas, la que aparece en la foto junto con José María Aznar, Carmen Cafranga, también condenada por las black, aparece un día sí y otro también entre los escándalos de la Operación Lezo, al ser socia de las hermanas Cavero (mujer y cuñada de Ignacio González) en los numerosos negocios que promovía la trama.

Los correos hablaban de favores al que era entonces presidente de Bancaja (José Luis Olivas), condenado ya a un año y medio de cárcel; a Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la patronal, multicondenado y semi-residente de Soto del Real, de donde acaba de salir en un permiso penintenciario. También de favores del exministro José Barrionuevo, al que no le quieren ver ni en su anterior partido, el PSOE; o de enchufes al entorno Esperanza Aguirre, escondida tras el escándalo de la Operación Lezo. Aguirre y Blesa se llevaban muy mal, aunque el presidente de la caja tuviera que contentar a la presidenta de la Comunidad. Otro empresario que salía a menudo en los correos, Alberto Recarte, presidente de Libertad Digital en su momento y al que Blesa ofreció la presidencia Iberia, también es uno de los que más aparecía en los correos. Y también está condenado por las black.

La coincidencia de fechas es una de las claves para entender el resorte del escándalo que provocó que en un país en el que casi no se dimite, se sucedieran las renuncias. Difícil digestión tiene para un preferentista saber que en ese fatídico día en el que se dio luz verde a la colocación de 2.200 millones de euros en preferentes, Carmen Contreras, directora de auditoría de la entidad, se gastara 1.250 euros en un tratamiento de belleza. A cargo de su 'black'. A cargo de los fondos de una caja que precisamente acudía a buscar los ahorros de sus clientes para no quebrar.

Miguel Blesa, presidente entre 1996 y 2010 de Caja Madrid, y auténtico artífice del sistema de sobresueldos mediante las tarjetas, fue el primer financiero español tras la crisis en pasar la noche en la cárcel por la desastrosa gestión de una caja de ahorros. Las cámaras le fotografiaron saliendo de Soto del Real con una elegante bolsa de viaje de cuero. El banquero se gastó 3.400 euros en Louis Vuitton con la visa fraudulenta en apenas un año. El tren de vida que describía la investigación de Los Correos de Blesa, yates, safaris, joyas, se había pagado con las tarjetas fraudulentas. Después de un lustro escuchando que los españoles habían vivido por encima de sus posiblidades, miles de víctimas de la crisis financiera descubrieron que la realidad era aún peor.

Ahora se pretende que ese narcisista ególatra se ha suicidado cuando, si hablaba y explicaba todo lo sabido, podría apuntarse a uno de esos pactos para ricos y corruptos que la Fiscalía del PP aprueba a cuenta de confesarse a fondo, lo que sin duda implicaría -como de hecho ya es evidente que implica- al PP desde José María Aznar, capo principal de la deriva nazi del partido franquista, y su heredero y capo actual, Marinbo Rajoy, al que todos los tstigos de la caja B, Gürtel o Púnica y Lezo ya han implicado como jefe consciente de las tramas de corrupción institucionalizadas.

La salida a Bolsa de Bankia, que acabó siendo un pufo para sus miles de accionistas y terminó precipitando el rescate financiero de la entidad, se regó con buen vino. El 20 de julio de 2011, los usuarios de la 'black' brindaron casi 6.000 euros tras el toque de campana. Los correos de Blesa terminarán siendo el testamento apócrifo del Inspector de Hacienda. El hilo conductor de aquellos casi 7.000 mensajes, entre los cuales se encontraba el correo de las black, pasaba por cómo repartir juego entre distintos políticos, administraciones, empresarios e instituciones para que con el dinero y el poder de la caja todos estuvieran contentos. Hoy todos guardan silencio, informa eldiario.es.

Blesa, asesinado de un tiro en el pecho en una finca de caza de Córdoba
El corrupto expresidente de Caja Madrid por nominación y con la complicidad del PP Miguel Blesa ha aparecido muerto este martes con un disparo en el pecho en lo que la policía quiere atribuir a un suicidio, han informado a fuentes policiales y judiciales. El cuerpo sin vida del expresidente de Caja Madrid fue encontrado este miércoles en su finca denominada Puerto del Toro (Córdoba), lugar que frecuentaba para cazar. Según fuentes policiales, Blesa se encontraba desayunando con un grupo de amigos antes de salir de cacería y Miguel Blesa se ha levantado diciendo que iba a mover el coche.

7 muertos del caso Correa en solo 3 años
Con la 'inesperada' muerte de Rita Barberá ya son siete las personas relacionadas con el caso Gürtel que han fallecido en un periodo de tres años. Muchas dudas que ha suscitado este caso de corrupción quedarán en el aire por la imposibilidad de recabar sus testimonios. Además, tampoco declarará una pieza clave en el caso como es el extesorero Álvaro Lapuerta, que sufrió una hemorragia cerebral causada por un golpe en la cabeza, y que se encuentra en coma desde 2013. El juez archivó la causa contra él por “demencia sobrevenida”. El caso Correa o Gürtel comenzó a investigarse en 2009.

Coro de los Gorriones: "Era como un infierno, un campo de concentración, un lugar de terror"
Son 547 pero podrían llegar a ser más de 700 los niños del Coro de los Gorriones que fueron abusados sexualmente por unos 80 curas y profesores que ya están identificados como abusadores y torturadores, entre ellos Georg Ratzinger, el hermano de Joseph Ratzinger (ex-Benedicto XVI), el capo cesado por su corrupción en el Estado Vaticano. Según el informe final del escándalo cuya investigación oficial se inició hace 7 años en Ratisbona. "Era como un infierno, un campo de concentración, un lugar de terror", son algunos de los cientos de siniestros y escalofriantes testimonios de los relatos recogidos por la investigación en Baviera (Alemania). "La violencia era usada para quebrar a los alumnos y retirarles la identidad".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada