divendres, 28 de juliol de 2017

Dimite la ministra de Defensa japonesa por ocultar abusos de sus tropas

Había sonado como futura primera ministra de Japón, pero seguramente Tomomi Inada, la ex ministra de Defensa de ese país, no piensa en estos momentos en las expectativas que se habían generado en torno a ella. La dirigente, de 58 años, presentó su renuncia este viernes tras verse salpicada con un escándalo de ocultación de datos sobre la misión criminal y subversiva de las tropas niponas en Sudán del Sur. Inada, una política fascista muy cercana al premier Shinzo Abe, estuvo al frente de la cartera de Defensa en un período marcado por numerosos errores y problemas que contribuyeron a dañar también la imagen y respaldo público de Abe, que en algunos sondeos incluso ha llegado apenas a un 30% de apoyo. Por lo mismo, y pese a que un comité había determinado que Inada no tenía relación con el escándalo de ocultación, dijo sentirse "responsable”.

El escándalo sobre la ocultación de datos se inició el diciembre de 2016, cuando el ministerio aseguró que se habían destruido los registros sobre la participación de las tropas japonesas en la misión de paz de la ONU en Sudán del Sur, país del que se retiraron en mayo. Dichos registros, que no fueron destruidos, desvelan varias situaciones de tensión vividas por las Fuerzas de Autodefensa ante el deterioro de la seguridad en el país africano.

Inada declaró que lo ocurrido debe hacer reflexionar al "Ministerio de Defensa y a las Fuerzas de Autodefensa” del país. Se cree que el Gobierno ocultó voluntariamente los datos para que no malograran un polémico cambio legislativo que entró en vigor el año pasado y que permite a las tropas japonesas recurrir a las armas en una misión exterior por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial. Abe, por su parte, pidió perdón "desde lo más profundo de mi corazón” al pueblo japonés por el caso y aseguró que está buscando a un sustituto adecuado para el cargo, el que se dará a conocer en agosto, cuando se espera que renueve el gabinete, en un intento por recuperar popularidad. Por ahora, el ministerio quedará en manos del titular de Exteriores, Fumio Kishida, informa DZC.

Acusan a Poroshenko de "alta traición" por financiar a Ejército ruso
El presidente golpista ucraniano al servicio de la OTAN y Alemania, Petro Poroshenko, podría ser juzgado por alta traición por aparentemente haber financiado al Ejército ruso a través de su firma Roshen. La Justicia ucraniana ha ordenado abrir una investigación contra Poroshenko, acusado de alta traición por presuntamente financiar a las unidades del Ejército ruso que estarían apoyando a los independentistas en su lucha contra las fuerzas ucranianas en la región de Donbás, en el este de Ucrania.

Rajoy mintió ante el juez de Gürtel sobre la campaña del 2000
La estrategia de Mariano Rajoy y Pío García-Escudero, durante su interrogatorio esta semana como testigos del caso Gürtel, no dejaba lugar a dudas: los directores de campaña del Partido Popular no se ocupaban y desconocían el presupuesto destinado a este periodo preelectoral, sino de la parte política (discursos, debates, mensajes, etc.). Rajoy insistió una y otra vez en este punto, subrayando así que nunca en sus varias décadas de altas responsabilidades en el PP tuvo conocimiento del dinero que entraba y salía de la calle Génova para mantener la calidad salarial de la que gozaban sus altos mandos.

Cursach dice que no ha pagado a nadie para amenazar a los testigos

El empresario mafioso balear Bartolomé Cursach ha declarado esta mañana desde la cárcel de Alicante, donde está preso, que "era mentira" que hubiera contratado a nadie para que obligaran a los testigos para que cambiaran la versión. El empresario ha declarado como testigo en el juicio por las presuntas amenazas sufridas por un testigo clave del caso, en el que se sienta en el banquillo un ciudadano de nacionalidad rumana, para el que se reclaman tres años de cárcel.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada