divendres, 7 de juliol de 2017

El mantero muerto por los urbanos estaba esposado

Un incidente en el que se vieron involucrados los dos agentes de la Guardia Urbana detenidos por el asesinato de otro urbano, cuyo cuerpo apareció calcinado en el maletero de un coche, amenaza ahora con abrirles un nuevo frente judicial por homicidio. Un vendedor ambulante murió al precipitarse supuestamente de forma accidental en un operativo en el que participaron los dos agentes implicados en el crimen. La investigación reabierta por los Mossos ha permitido aportar nuevos elementos que afianzan las sospechas sobre los dos urbanos. Dos testigos vieron como el vendedor llevaba las esposas puestas cuando yacía en el suelo después de caer al vacío.

Los hechos que pueden ser objeto de investigación en una nueva causa judicial contra los dos agentes de la Guardia Urbana detenidos por el crimen de Foix se produjeron el 9 de agosto del 2014. Rosa P. y Albert L., arrestados por el crimen de Pedro R. –guardia urbano y novio de la detenida– patrullaron durante años en el turno de mañana de la unidad de apoyo diurno de la Guardia Urbana (USD). Su afinidad se tornó muy próxima y desembocó en una relación sentimental. Ese día ambos participaron en un dispositivo contra la venta ambulante en el distrito de Sants-Montjuïc y en ese operativo un vendedor –que en realidad era un sintecho– acabó muerto al precipitarse por un terraplén. La versión oficial sostuvo que cayó de espaldas cuando era per­seguido por los dos policías.

La investigación que abrieron los Mossos fue archivada después de determinar que la muerte fue accidental. Sin embargo, tras la detención de ambos por el crimen, la policía catalana anunció que revisaría esta polémica actuación. En mayo de este año los Mossos interrogaron a dos testigos que relataron que “la persona precipitada llevaba puestas unas esposas metálicas con las manos a la espalda”. Los dos testigos son un sargento y un agente de la Guardia Urbana que se desplazaron inmediatamente hasta el lugar de los hechos al recibir el aviso del incidente. Así consta en el sumario del caso.

El sargento, al ver que el vendedor yacía inmóvil en el suelo, ordenó que “de manera inmediata le retiraran las esposas para que pudieran realizar las maniobras de recuperación”. El propio mando policial quiso comprobar si el herido tenía pulso. Ante esa situación, el sargento pidió explicaciones a los agentes, Albert y Rosa, que aseguraron que después de caer el hombre se levantó y fue hacia ellos, con lo que tuvieron que reducirlo y esposarlo. Rosa fue atendida en el ambulatorio por unos cortes en la pierna que le causó el fallecido antes de caer. Sólo hubo un testigo que presenció los hechos directamente, que falleció el año pasado en un accidente. La minuta policial elaborada por un responsable concluyó que la muerte fue accidental. La juez de Vilanova sopesa inhibirse para que la investigación por la muerte del vendedor se dirija en una pieza separada desde un juzgado de Barcelona, informa La Vanguardia.

BCN: La muerte del mantero apunta a un crimen de los urbanos Rosa y Alberto
El sábado 9 de agosto del 2014 falleció en Barcelona un turolense de 50 años que cayó supuestamente por un terraplén de la montaña de Montjuïc. Según fuentes del ayuntamiento, era un mantero que estaba en la plaza del Hotel Miramar y que huía de tres agentes de la Guardia Urbana que lo rodearon contra la valla de un acantilado de la montaña. Uno de estos agentes moriría un año después en un accidente de moto. Los otros dos eran Rosa Peral y Alberto López, los dos implicados en el crimen de los urbanos, actualmente en prisión por matar al novio de la mujer, Pedro R.

BCN: El Guardia Urbano murió estrangulado
El crimen de un agente de la Guardia Urbana de Barcelona cuyo cuerpo apareció calcinado en una pista forestal en el pantano de Foix esconde un móvil pasional. Así se apunta en los atestados de los Mossos d’Esquadra que han dirigido la investigación y que constan en el sumario judicial cuyo secreto fue levantado la semana pasada. La investigación apunta que los tres guardias urbanos, los dos detenidos y el fallecido, formaban un triángulo amoroso violento que culminó con el estrangulamiento mortal de uno de ellos.

El Arxiu Nacional publica a los 66.590 condenados por el franquismo
La lista de personas sometidas a procedimientos judiciales militares en Catalunya durante la dictadura de Franco ya es pública. Tras la aprobación de la ley de reparación jurídica de las víctimas y familiares del franquismo el pasado 29 de junio en el Parlament, apoyada por unanimidad, el Arxiu Nacional ha difundido los nombres de los represaliados y asesinados por el fascio. En la lista constan 66.590 víctimas ordenadas alfabéticamente aunque a algunas de ellas se les instruyó más de un procedimiento.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada