diumenge, 16 de juliol de 2017

El PP robará más de 200 € a los pensionistas este año

Después de tres ejercicios en que los pensionistas han mantenido mal que bien su poder adquisitivo gracias a la estabilidad de los precios, su situación económica en 2017 va a empeorar notablemente. Si se cumplen las últimas previsiones de los expertos, la inflación media rondará este año el 2%, ocho veces más de lo que aumentaron las pensiones en aplicación de la rebaja aprobada en 2013 por el gobierno corrupto de ladrones de Rajoy. Uno de los cambios fundamentales introducidos entonces fue que la subida no estuviese vinculada a la evolución de los precios sino a supuestos factores relacionados con la sostenibilidad del sistema, deficitario desde 2012 a causa de los recortes en salarios y la política de expolio e incompetencia de Rajoy y su corte fascista. Siempre con un límite superior del IPC más 0,50% y otro inferior del 0,25%, que es el que la tropa nazi del PP ha venido aplicando con carácter general desde 2014.

Esa exigua subida no mermaba la capacidad de compra de las pensiones cuando el crecimiento de los precios registraba tasas incluso negativas, debido en buena medida al abaratamiento del coste del petróleo. Pero en 2017 la situación ya no es igual, y los analistas pronostican una inflación media para el conjunto del año que haría perder 1,75 puntos de poder adquisitivo a las pensiones.

Si la subida de 2017 hubiese igualado a la inflación prevista, el gasto adicional sería de 2.200 millones
En 2016, éstas exigieron un desembolso de más de 111.000 millones de euros, incluyendo las de jubilación, viudedad, orfandad y a favor de familiares, según el avance de la liquidación del presupuesto de la Seguridad Social. Por lo tanto, si la subida de 2017 hubiese igualado a la inflación prevista, el gasto adicional sería de 2.200 millones; pero, al aplicarse el 0,25%, será de sólo 275.

Eso significa que los 9,5 millones de pensionistas que había en España a 31 de diciembre van a disponer durante el presente año de 1.925 millones de euros menos que en el caso de que la prestación hubiese sido actualizada de acuerdo con el comportamiento de los precios. Por término medio, cada perceptor perderá 202 euros, casi 15 por cada una de las 14 pagas que le corresponden.

Antes existía una cláusula de revisión que se activaba a final del ejercicio cuando el IPC real sobrepasaba el que había sido tomado como referencia para fijar la subida de las pensiones. Ese mecanismo, sin embargo, ha desaparecido so pretexto de no ahondar el desequilibrio financiero del sistema, que ha llevado al Gobierno a recurrir al Fondo de Reserva hasta casi agotarlo.

De todas formas, la Seguridad Social no arrastra tanto un problema de gastos como de ingresos, pues las cotizaciones que pagan empresarios y trabajadores serían suficientes si el empleo que se está creando fuese menos precario y estuviera mejor pagado. De ahí que los sindicatos y la mayoría de los partidos de la oposición sean partidarios de buscar fórmulas que permitan volver al sistema de actualización anterior, informa Público.

Rajoy acumula un agujero financiero de 240.000 millones
Las políticas austericidas -robar al pobre para cebar al rico- del Gobierno de Mariano Rajoy, marcadas por intensos recortes del Estado del bienestar, tienen en la gestión presupuestaria una cara B que augura futuros sufrimientos para ciudadanos y contribuyentes: un elevado nivel de endeudamiento, de rango billonario por primera vez en la historia de las cuentas de la Administración central tras aumentar 169.000 millones en apenas cuatro años; un creciente descuadre de las cuentas públicas, que al año pasado rondó los 7.000 millones pese a la aparente mejora de la gestión por el cumplimiento de las exigencias de Bruselas, que en realidad se debe a la relajación de las exigencias europeas, y una retahíla de pifias (“error, descuido, paso o dicho desacertado”), especialmente gravosas en lo que se refiere al rescate bancario y a las políticas energética y de transportes, han generado un descomunal boquete de alrededor de 240.000 millones de euros.

ERC rotunda: existía la 'Operación Cataluña' y Rajoy lo sabía
Tras ocho meses de trabajo con importantes lapsos de interrupción, la Comisión de Investigación sobre el uso partidista de Interior bajo el mandato del exministro Jorge Fernández Díaz, echa el cierre el 31 de julio. Partido Popular, PSOE y Ciudadanos pactaron finiquitarla tras vetar las comparecencias de Alfredo Pérez Rubalcaba, el polémico comisario Villarejo y Martín Blas, exjefe de Asuntos Internos. Ahora, los diferentes partidos políticos tendrán que redactar sus conclusiones por separado para, posteriormente, elaborar una resolución de manera conjunta.

Oriol Pujol acepta una condena de 2'5 años por corrupción
Oriol Pujol ha aceptado una condena de dos años y medio de cárcel por caso ITV y la deslocalización de las empresas Sharp y Yamaha. La pena aceptada por tráfico de influencias y cohecho es fruto del acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción, lo que no implica que no se celebre juicio, ya que dos de los acusados no han llegado a ninguna conformidad. El pacto al que ha llegado Pujol presupone una rebaja sustancial de la pena también para su esposa Ana Vidal, que acepta 5 meses de condena sustituibles por multa.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada