dissabte, 15 de juliol de 2017

Grecia acusa a la ONU por el fracaso de las conversaciones

El Ministerio griego de Exteriores culpó este viernes al enviado especial del secretario general de la ONU para Chipre, Espen Barth Eide, de contribuir al fracaso de las negociaciones para la reunificación de la isla en la localidad suiza Crans-Montana por no haberse preparado lo suficiente. Los asuntos relativos a la seguridad y las garantías "fueron debatidos por primera vez en Suiza, sin reuniones preparatorias", dijo a los medios extranjeros una fuente del departamento. Añadió que en Crans-Montana "se perdió mucho tiempo en debatir cuestiones de procedimiento, y el tema crucial de las garantías y de la seguridad en Chipre se trató tan solo unas horas".

La falta de negociación previa sobre este asunto "da la razón a Grecia, que desde hace dos años insistía en la necesidad de debatirlo", señaló la fuente de Exteriores, en una crítica velada a greco y turcochipriotas, que decidieron dejar este tema para el final de la negociación. Por otra parte, la fuente expresó su satisfacción por el hecho de que "por primera vez hubo un debate sobre la necesidad de poner fin al sistema anacrónico de las fuerzas garantes (Grecia, Turquía y el Reino Unido)", según tratados de 1960. También se mostró satisfecho porque el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, compartió el punto de vista griego de que "Chipre debe transformarse en un Estado normal", es decir, sin esas fuerzas garantes.

"Ahora se inicia un periodo de reflexión, cada parte debe pensar en lo que se ha hecho mal", destacó la fuente diplomática, que manifestó su deseo de que "el fracaso de las negociaciones sobre la reunificación de Chipre no afecte al buen modus vivendi en las relaciones grecoturcas". Respecto a la nueva fase de exploraciones de hidrocarburos que Chipre realiza en su Zona Económica Exclusiva (ZEE) pese las amenazas de Turquía, resaltó que, "en base a la legalidad vigente, Chipre tiene derecho de explotación de los recursos en su ZEE" y subrayó que "Grecia apoya a Chipre", informa DW.

Grecia se libra del déficit antes que España
La Comisión Europea ha recomendado sacar a Grecia del procedimiento de déficit excesivo en el que se encuentra desde 2009. Bruselas reconoce los “esfuerzos sustanciales de los últimos años” para consolidar sus cuentas públicas así como sus progresos en la implantación de los mecanismos de estabilidad. Si finalmente el Consejo de la UE sigue la recomendación de la Comisión, como se espera, solo se mantendrán bajo la vigilancia europea España, Francia y Reino Unido. Durante la crisis económica un total de 24 países fueron incluidos en este pacto de estabilidad.

Oriol Pujol acepta una condena de 2'5 años por corrupción
Oriol Pujol ha aceptado una condena de dos años y medio de cárcel por caso ITV y la deslocalización de las empresas Sharp y Yamaha. La pena aceptada por tráfico de influencias y cohecho es fruto del acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción, lo que no implica que no se celebre juicio, ya que dos de los acusados no han llegado a ninguna conformidad. El pacto al que ha llegado Pujol presupone una rebaja sustancial de la pena también para su esposa Ana Vidal, que acepta 5 meses de condena sustituibles por multa.

Rajoy acumula un agujero financiero de 240.000 millones
Las políticas austericidas del Gobierno de Mariano Rajoy, marcadas por intensos recortes del Estado del bienestar, tienen en la gestión presupuestaria una cara B que augura futuros sufrimientos para ciudadanos y contribuyentes: un elevado nivel de endeudamiento, de rango billonario por primera vez en la historia de las cuentas de la Administración central tras aumentar 169.000 millones en apenas cuatro años; un creciente descuadre de las cuentas públicas, que al año pasado rondó los 7.000 millones pese a la aparente mejora de la gestión por el cumplimiento de las exigencias de Bruselas, que en realidad se debe a la relajación de las exigencias europeas, y una retahíla de pifias (“error, descuido, paso o dicho desacertado”).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada