dimecres, 19 de juliol de 2017

La agente Rosa acusa de otro asesinato a su amante

La agente de la urbana Rosa Peral, en prisión acusada de matar a su pareja, el también policía Pedro Martínez, declaró ante el juez que Albert López, también acusado por este asesinato, le había contado que había matado a un vagabundo y sus perros porque le molestaban y le ladraban al pasar. Según la policía, que había denunciado ser víctima de una pornovenganza, López le contó que los quemó en una fábrica y que el suceso llegó a salir en las noticias. También le incriminó la muerte de un hombre en un operativo de la policía en Montjuïc en agosto de 2014. Al parecer López era su amante y le ayudó con la muerte de su pareja, cuyo cadáver fue encontrado en el pantano de Foix.

Ambos agentes están encarcelados desde mayo en prisiones distintas. Ella está en la cárcel barcelonesa de Wad Ras, y el otro urbano arrestado en Quatre Camins, en La Roca del Vallès. Albert López fue condenado por un juzgado de Barcelona por una falta de lesiones a un mantero al que dio una paliza en una actuación en el barrio barcelonés de Ciutat Vella en 2012. Rosa Peral fue víctima en 2008 de una supuesta venganza con una foto sexual por parte de la que entonces era su pareja, un subinspector del cuerpo que está pendiente de juicio por difundir la instantánea a todos los contactos del correo electrónico de ella. La cita judicial se aplazó tras el hallazgo del cadáver del pantano, hasta el 26 de octubre.

Además, ella había denunciado a su exmarido, con quien estaba en proceso de separación; y él también a ella, por una suplantación de identidad en una factura, según fuentes conocedoras del caso, informa La Vanguardia.

El mantero muerto por los urbanos estaba esposado
Un incidente en el que se vieron involucrados los dos agentes de la Guardia Urbana detenidos por el asesinato de otro urbano, cuyo cuerpo apareció calcinado en el maletero de un coche, amenaza ahora con abrirles un nuevo frente judicial por homicidio. Un vendedor ambulante murió al precipitarse supuestamente de forma accidental en un operativo en el que participaron los dos agentes implicados en el crimen. La investigación reabierta por los Mossos ha permitido aportar nuevos elementos que afianzan las sospechas sobre los dos urbanos. Dos testigos vieron como el vendedor llevaba las esposas puestas cuando yacía en el suelo después de caer al vacío.

La urbana dice que Albert le propuso boda antes del crimen
A medida que avanza la investigación se va afianzando la tesis de que el móvil pasional se esconde tras el crimen del guardia urbano de Barcelona cuyo cuerpo apareció calcinado en una pista forestal cercana al pantano de Foix. Los dos detenidos, Albert López y Rosa Peral, se culpan el uno al otro de los hechos y sólo han limitado su actuación al encubrimiento. Una de las claves para determinar la autoría material del crimen es indagar la relación que había entre los dos detenidos.

El Vaticano, cercado por los escándalos de sexo, corrupción y prácticas mafiosas
El Vaticano inicia un juicio por malversación de fondos del hospital pediátrico de la Santa Sede para financiar la reforma escandalosa y lujuriosa del ático del ex secretario de Estado, aunque en España el mafioso y nazi Rouco vive y hace lo mismo sin que nadie le cririque siquiera. En 2002, el entonces cardenal Bernard Law, arzobispo de Boston (EEUU), pudo ser enjuiciado como responsable del escándalo Spotlight. El prelado, finalmente, no acudió jamás ante los tribunales norteamericanos porque la Santa Sede de Juan Pablo II decidió otorgarle carta de inmunidad y pasó más de una década entre los muros vaticanos, como arcipreste de Santa María la Mayor.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada