dilluns, 28 d’agost de 2017

Andreu Martí (CDC): 2'3 millones en sobornos en 12 años

La corrupta gestión de Andreu Martí (CDC/PDeCat) como alcalde de l’Ametlla de Mar (Baix Ebre) entre 2003 y 2015 le sirvió, como a tantos otros políticos imputados de la derecha nazicatólica hispana, para la creación de un pequeño imperio financiero en paraísos fiscales que le permitió acumular 2,3 millones de euros obtenidos mediante sobornos y dejar a la ciudad empeñada con una deuda de más de 50 millones. Así lo revela la documentación aportada por Andorra en la comisión rogatoria solicitada por el Juzgado de Instrucción 1 de El Vendrell en el marco de la Operación Térmyca. Los documentos revelan cómo mientras Martí gestionaba la política del municipio sus cuentas en Andorra y sociedades radicadas en Panamá no paraban de recibir grandes sumas de dinero en ingresos en efectivo y transferencias bancarias.

Martí empezó a montar el entramado incluso antes de ocupar el cargo. El 15 de abril de 2003, solo 40 días antes de unas elecciones a las que concurría como gran favorito, el político de Convergència y quien entonces era su esposa acudieron a Andorra para abrir una cuenta en el AndBank en la que ingresaron 3.500 euros. Era la primera de las cinco que llegó a controlar en ese país y gracias a las que, según la Fiscalía Anticorrupción, acumulaba el día de su detención, en julio de 2016, un total de 2,3 millones de euros. Martí pasó tres semanas en prisión hasta que logró reunir la fianza de 600.000 euros decretada por el juez. Está acusado de los delitos de malversación, blanqueo, organización criminal y prevaricación.

Martí cogió el bastón de mando por primera vez el 14 de junio de 2003. La comisión rogatoria revela que apenas ocho meses más tarde, el 13 de febrero de 2004, alguien hizo un ingreso en efectivo de 117.500 euros en una segunda cuenta del alcalde, esta abierta en la Banca Privada Andorrana. En los siguientes 16 meses, esa misma cuenta iba a recibir cuatro importantes transferencias bancarias por un total de 352.527,38 euros, a un ritmo de una cada cuatro o cinco meses.

En todos los casos, el dinero procedía de la cuenta andorrana de una sociedad radicada en Panamá llamada Hardfin Investment Corporation, cuyos titulares eran Daniel Mestre (fallecido en 2015) y su hijo Oriol Mestres. Este, residente en Andorra y también detenido junto a Martí en la Operación Térmyca, es un viejo conocido de la justicia española por su papel como blanqueador y arquitecto de complejas tramas societarias en paraísos fiscales. En 2012, también fue detenido en la Operación Emperador acusado de haber lavado cinco millones de euros del capo de la mafia china Gao Ping.

La pista panameña une aún más los negocios de Mestre y Martí, ya que fue en el país caribeño donde el exalcalde creó en julio de 2005 una sociedad —Hubble International— que le permitiría mantener sus fondos a salvo de la hacienda española. Los documentos revelan que Martí utilizó en Panamá los mismos testaferros y despachos de abogados que ya venía utilizando Mestre.

En los siguientes años, el exalcalde de la Ametlla no dejó de recibir importantes cantidades de dinero de sociedades panameñas controladas por Mestres. El 26 de febrero de 2009, por ejemplo, Hardfin trasfirió 106.425 euros a una tercera cuenta andorrana controlada por Martí. Y entre el 24 y el 26 de febrero de 2010, otra sociedad controlada por Mestres (Lambda World Corporation) envió 162.000 euros más al exalcalde de l’Ametlla

A partir de este momento, las trasferencias de Mestres a Martí se concentran en dos oleadas. La primera —cinco pagos por un total de 324.950 euros— se registró entre el 28 de octubre y el 15 de noviembre de 2010. La segunda la componen otras cinco trasferencias por un total de 291.000 euros realizadas entre el 12 de mayo y el 8 de junio de 2011. Curiosamente, al año siguiente, parte del dinero corrió en sentido inverso y fue Martí quien devolvió a Mestres, a través de las sociedades panameñas de ambos, un total de 221.000 euros en siete trasferencias. Según la Fiscalía Anticorrupción, que investiga el motivo de este cambio, las cuentas usadas por Mestres para recibir el dinero fueron canceladas poco después tras ser utilizadas como “puente” para “ocultar la operativa”.

La última de estas trasferencias tuvo lugar el 3 de octubre de 2012. Poco después, el día 19, Mestres fue detenido en el marco de la Operación Emperador. En un paso previsiblemente relacionado con este arresto, Martí decidió a principios de 2013 liquidar su primera empresa en Panamá y sustituirla por una nueva, llamada Cafar Real Corporation. Durante los años que ahora investiga la Fiscalía Anticorrupción, Martí también incrementó notablemente su patrimonio, según datos del Registro de la Propiedad. En 2008 adquirió una vivienda, dos plazas de garaje y un trastero, para los que firmó créditos hipotecarios por valor de 260.000 euros. Posteriormente, en 2012, compró una segunda vivienda con una hipoteca de 180.000 euros. En el registro no constan bienes anteriores, informa El País.

La ANC, el fascio catalán y una "Independencia" para seguir robando
La ANC -como Òmnium un club de viejos mamones del erario y las subvenciones del pujolismo fascista y corrupto- ha pedido a los partidos independentistas un consenso político previo para que la independencia tire adelante si obtiene en el referéndum “más votos favorables que votos contrarios sea cual sea el porcentaje de participación registrado”, ante la posibilidad de sufrir un boicot por parte de C's, PP y PSC.

Caso Cursach: Una prostituta confirma la presencia de Gijón (PP)
La Asociación de Empresas de Detectives Privados (AEDP) emitió ayer un comunicado rechazando que sean profesionales habilitados quienes supuestamente estén siguiendo al juez y al fiscal: "Estos seguimientos serían absolutamente ilegales e incurrirían en ilícito tanto el mandante como el que aceptara el encargo". La acusación, lamentan, daña la imagen del sector y por eso son los primeros interesados en identificar a los autores de dichas prácticas ilícitas.

Un terrorista avisó en 2006 en la AN sobre el imam de Ripoll
Un imputado por colaboración con organización terrorista declaró en 2006 en la Audiencia Nacional que Abdelbaki es Satty, el hombre que 11 años después organizó los atentados de Barcelona y Cambrils, ya decía en 2005 que «había que hacer la Yihad» en compañía de Belgacem Bellil, un terrorista argelino que mató a 28 personas en un ataque suicida en Irak pocos meses después de compartir piso con el posteriormente imam de Ripoll.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada