dimarts, 29 d’agost de 2017

Bangladesh: 3 años por la muerte de 1.110 trabajadores

Un tribunal de Dacca ha condenado este martes a tres años de prisión a Sohel Rana, dueño del complejo textil Rana Plaza que se derrumbó en 2013 causando más de 1.100 muertos y 2.500 heridos, en lo que supone la primera sentencia relacionada con la mayor tragedia textil de la dictadura de Bangladesh. El juez K.M. Imrul Kayes, de un órgano judicial especial de la capital bengalí, ha condenado a Rana por un delito de acumulación ilícita de bienes y le impuso una multa de unos 625 dólares (518 euros), ha dicho el fiscal del caso, Salahuddin Eskandar. "Tendrá que permanecer tres meses más encarcelado si es incapaz de pagar la multa", ha advertido Eskandar. Foto: el edificio de la fábrica Rana Plaza tras el hundimiento.

El juicio contra el dueño del complejo textil comenzó el pasado marzo después de que la Comisión Anticorrupción de Bangladesh presentase una denuncia contra Rana en mayo de 2015, con él ya entre rejas, al rechazar entregar un informe detallado de su patrimonio. Según la acusación, el condenado construyó con dinero no declarado dos edificios comerciales (el Rana Plaza y la Torre Rana) y un inmueble residencial de cinco plantas, todos ellos en el suburbio de Savar, a las afueras de Dacca.

Sohel Rana se enfrenta además a más de una docena de cargos por asesinato, corrupción y violación de la legislación laboral, entre otros. Actualmente, en relación con la tragedia del Rana Plaza hay 4 acusados en prisión, 29 libres bajo fianza, 7 prófugos de la justicia y un último acusado falleció recientemente cuando estaba en libertad condicional.

El Rana Plaza, un edificio de nueve plantas que alojaba cinco fábricas textiles en el suburbio industrial de Savar se desplomó el 24 de abril de 2013 causando la muerte de 1.130 trabajadores y heridas a más de 2.500. Las compañías internacionales Primark, El Corte Inglés, Bon Marche, Joe Fresh y Benetton confirmaron entonces que tenían acuerdos de producción con alguna de las empresas locales implicadas en el siniestro.

Varias de estas firmas hicieron donaciones posteriores a las víctimas por una catástrofe que obligó al Gobierno de Bangladesh a realizar una revisión completa de su sector industrial textil, con controles, inspecciones y una nueva normativa. Sin embargo, más de cuatro años después del siniestro el proceso de reforma para lograr mayor seguridad en las fábricas avanza con gran retraso entre disputas por precios y costes entre propietarios locales y compradores extranjeros, informa El Periódico.

Bangladesh: miles de despedidos y represaliados por pedir más salario
Docenas de personas han sido arrestadas en medio de enfrentamientos con la policía, mientras los trabajadores en la miseria exigen triplicar su salario para poder sobrevivir. Al menos 1.500 trabajadores han sido despedidos de las fábricas de prendas de vestir de Bangladesh, según los empresarios, después de que las protestas forzaron una huelga de una semana en decenas de talleres que abastecen a las principales marcas europeas y estadounidenses. Decenas de miles de trabajadores salieron de las fábricas en huelga este mes en el centro de Ashulia, donde se fabrican prendas para las principales marcas occidentales como Gap, Zara y H&M.

HRW urge investigar los ‘crímenes de guerra’ de Arabia Saudí en Yemen
Human Rights Watch (HRW) insta a realizar una investigación sobre las ‘graves violaciones’ y ‘crímenes de guerra’ cometidos en Yemen desde marzo de 2015. “Arabia Saudí ha lanzado numerosos ataques aéreos ilegales, algunos de los cuales podrían ser considerados crímenes de guerra, ya que han matado a miles de civiles y han destruido escuelas, hospitales, mercados y hogares”, ha condenado hoy martes la organización pro derechos humanos HRW, al reprochar el uso de al menos “siete tipos de armas de munición en racimo” por Riad.

Francia: Estanqueros catalanes protestan en el Canigó contra el tabaco a 10 €
"Los políticos han perdido la cabeza, no sabemos con quién hablar, nosotros los estanqueros catalanes, nos dirigimos a Dios desde nuestra montaña sagrada". Alain Lirola, presidente del sindicato de comerciantes de los Pirineos Orientales, denunció la política despótica del presidente francés, el lunes por la tarde, desplegando una pancarta: "No al paquete a 10 €, el Estado os roba los bolsillos", en la cima del Canigó.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada