dimecres, 2 d’agost de 2017

El expolio de la secta vaticana: Sacan docenas de cuadros del convento de Sant Jeroni

Varios camiones se han llevado esta mañana docenas de cuadros del convento de Sant Jeroni, en Palma. Esta nueva retirada de obras de arte se ha realizado en presencia de la directora insular de Patrimonio, Kika Coll, pero sin que estuviera presente ningún representante del Obispado de Mallorca, a quien corresponde la propiedad de este convento según una sentencia de un juzgado de primera instancia. El litigio entre el Obispado y monjas Jerónimas, que actualmente residen en Inca, sigue abierto.

Esta no es la primera vez que se retiran cuadros de este convento. En mayo de 2015 el Obispado ya paralizó un intento de expolio del valioso patrimonio religioso y artístico de Sant Jeroni. A diferencia de la otra vez, en esta ocasión los cuadros han sido trasladados embalados y en condiciones. Los operarios han trabajado tres días en el convento, informa Diario de Mallorca.

El obispo de Mallorca, hasta el cuello...
Conflicto en la Iglesia de Mallorca: Las monjas Jerónimas acusan al obispo de "apropiarse ilegítimamente" de su monasterio por "codicia". Las monjas han denunciado ante los tribunales que el obispo Javier Salinas -muy conocido por sus escarceos con su secretaria casada y las denuncias del marido de aquella entre otros escándalos sonados- les tendió una "trampa" para quedarse "las llaves" del convento de Sant Jeroni de Palma tras su traslado al de Inca.

EEUU: Uno de los curas depredadores, en libertad
Era el prototipo de cura moderno según beatas idiotas y clerigalla degenerada. Guapo, carismático, con melena. Ayudaba a los drogadictos y defendía a los homosexuales. Nadie hubiera podido imaginar que Paul R. Shanley era uno de los depredadores de menores más terribles de la Iglesia católica. Su nombre fue uno de los primeros en ser descubiertos cuando The Boston Globe publicó una investigación que acabó implicando a centenares de sacerdotes en el escándalo Spotlight.

Coro de los Gorriones: "Era como un infierno, un campo de concentración, un lugar de terror"
Son 547 pero podrían llegar a ser más de 700 los niños del Coro de los Gorriones que fueron abusados sexualmente por unos 80 curas y profesores que ya están identificados como abusadores y torturadores, entre ellos Georg Ratzinger, el hermano de Joseph Ratzinger (ex-Benedicto XVI), el capo cesado por su corrupción en el Estado Vaticano. Según el informe final del escándalo cuya investigación oficial se inició hace 7 años en Ratisbona.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada