dimarts, 29 d’agost de 2017

El juez acusa al entorno de Cursach de mentir para torpedear el caso

El juez Manuel Penalva acusa al entorno profesional y familiar del empresario de la noche Bartolomé Cursach y de su número dos Bartolomé Sbert, encarcelados como supuestos jefes de una trama organizada de corrupción, de fabricar mentiras y usar otros métodos turbios para amenazar y callar a testigos protegidos con objeto de torpedear las pesquisas. Penalva hace esas reflexiones en el auto en el que procesa al rumano Florian B.P., como presunto autor de las amenazas y paliza sufridas por uno de los principales testigos de cargo, un antiguo camarero de Tito's que ha desvelado supuestas fiestas de sexo, drogas y alcohol gratis para policías locales sufragadas por Bartolomé Cursach.

El auto imputa a Florian B., en prisión por esta causa desde hace semanas, un delito continuado de obstrucción a la Justicia y otro de lesiones. El instructor explica en su resolución de 68 folios que no se ha limitado a describir los cargos que pesan sobre el recluso, sino que ha querido incluirlos en un contexto donde familiares directos de Cursach y Sbert, así como altos dirigentes del Grupo Cursach se habrían dedicado desde el pasado uno de marzo a tratar de ahuyentar a los testigos de cargo y desacreditar al propio juez y al fiscal anticorrupción Miguel Ángel Subirán.

El magistrado no acusa directamente a los señalados de estar detrás de las agresiones a dos testigos, el citado excamarero de Tito's y la antigua madame de un burdel de la calle Lluis Martí, pero sí les vincula con supuestos sobornos a testigos para mentir o retractarse de anteriores manifestaciones incriminatorias.

Penalva afirma que unos testigos que declararon en favor del procesado han mentido, aunque tardaron una semana en ofrecer su versión. "La hipótesis más lógica y probable es que tardaron (los testigos) una semana en convencerles para que cometieran falso testimonio ante este juzgado y muy posiblemente después de que hubieran sido convenientemente recompensados por el entorno del Grupo Cursach, toda vez que han sido muchas y muy variadas las maniobras encaminadas a desacreditar a los testigos e investigadores de la causa", afirma el instructor. El juez añade que desacreditar al testigo protegido sería "sumamente beneficioso para el Grupo Cursach".

Por otro lado, ayer prestó declaración ante los investigadores y media docena de letrados de la defensa un antiguo portero de la discoteca Megapark de Cursach. El portero reconoció ayer a algunos policías locales ya imputados como las personas que habrían cobrado sobres (sobornos) pagados por el Grupo Cursach, aunque matizó que él nunca observó esos cohechos.

Fuentes del grupo Cursach señalaron que el portero fue despedido por su absentismo injustificado y faltas de disciplina e insinuaron que se ha inventado cosas por venganza. Las mismas fuentes aseguraron que Megapark sí recibía visitas y controles de la Inspección de Trabajo y de la Policía Nacional, que nunca hallaron irregularidades. Según el portero, la plantilla del Megapark estaba sometida a un régimen de explotación laboral, algo negado tajantemente por la empresa, informa Diario de Mallorca.

Una mujer oyó hablar de El Principito

Ayer prestó declaración ante los investigadores del caso Cursach y media docena de letrados defensores una antigua prostituta, que trabajó medio año en el burdel situado en un piso de la calle Lluís Martí de Palma. En ese prostíbulo, y según otra testigo de cargo, una antigua madame, los exdirigentes del PP José María Rodríguez y Álvaro Gijón habrían disfrutado de orgías sufragadas por Bartolomé Cursach. De acuerdo con la madame, Gijón era conocido en aquel lugar por el apodo de ´El Príncipe´. Ayer la declarante aseguró que oyó en su día hablar de un cliente llamado "El Principito", pero que nunca coincidió con él. La testigo tampoco ha reconocido en foto a Gijón y ayer aseguró que tampoco coincidió con la mencionada madame.

Caso Cursach: Un camarero confirma el soborno de policías locales
Un testigo protegido, antiguo camarero de la discoteca Megapark, situada en la Playa de Palma y propiedad del encarcelado empresario Bartolomé Cursach, ha confirmado hoy ante el juez Manuel Penalva y el fiscal anticorrupción Miguel Ángel Subirán, que responsables del establecimiento pagaban sobres con sobornos y tenían a sueldo a policías locales y un policía nacional para evitar inspecciones y controles. El testigo, que ha declarado mediante vídeo conferencia, también se ha ratificado en la supuesta explotación laboral que sufría la plantilla del Megapark.

JxSí quiere la dimisión de Rajoy por la 'Operación Cataluña'
JxSí solicitará la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras registrar este mismo lunes las conclusiones de la comisión de investigación sobre la 'Operación Cataluña'. También exigirá la "dimisión inmediata de cualquier cargo público" vinculado con la supuesta guerra sucia contra cargos electos del soberanismo. Tras la presentación de las conclusiones de la comisión de investigación, Junts pel Sí avisa de que la 'Operación Cataluña' entraña unas prácticas de "magnitud intolerable" con posibles delitos de malversación de fondos públicos, manipulación electoral, falsedad documental y prevaricación.

Corea del Norte dispara un misil que sobrevuela Japón
Corea del Norte ha disparado la madrugada de este martes un misil balístico. El Gobierno de Japón ha indicado que el misil seguía una trayectoria dirigida al norte de su país pero no ha intentado -o no ha podido- derribarlo pese a las amenazas recientes de Shinzo Abe. Asimismo ha emitido una alerta a la población de la región japonesa de Tohoku, para que busque albergues seguros como refugios subterráneos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada