dijous, 10 d’agost de 2017

Holanda sabía en 2016 que sus huevos estaban contaminados

El ministro de Agricultura de Bélgica, Denis Ducarme, acusó hoy a las autoridades de la monarquía fascista holandesa de haber detectado la presencia del insecticida fipronil en los huevos de ese país ya en noviembre de 2016 y no haber informado al respecto a sus 'socios' del IV Reich europeo. El ministro se basa en un informe interno de las autoridades holandesas, según dijo en una reunión extraordinaria de las comisiones de Agricultura y Sanidad en el Parlamento belga para tratar el tema de los huevos contaminados, que afecta al menos a 11 países europeos.

El fipronil se detectó en Bélgica sólo por casualidad, según acredita otro esperado informe presentado hoy por la autoridad de salud alimentaria belga (FASNK) y del que también habló el ministro. La FASNK supo del informe holandés a través de sus contactos en el país vecino. "Pero nunca hubo ningún tipo de comunicación oficial al respecto por parte de Holanda", se quejó Ducame.

Las autoridades belgas fueron alertadas a principios de junio de un caso sospechoso de huevos contaminados con el peligroso insecticida Fipronil, aunque no lo comunicaron a otros países hasta finales de julio, confirmó este 5 de agosto una portavoz de la agencia de seguridad alimentaria de Bélgica (FASNK). El escándalo por los huevos contaminados en casi una treintena granjas de los Países Bajos hizo que esta semana se paralizase en dicho país la venta de este producto procedente de 180 granjas. En Alemania, la cadena de supermercados Aldi anunció el viernes (4.8.2017) la retirada de todos los huevos de sus estanterías.

"Una empresa belga nos informó que podría haber problemas con Fipronil", explicó la portavoz de FASNK, Katrien Stragier. La autoridad de seguridad alimentaria decidió no hacer públicas las sospechas para que la fiscalía pudiera llevar a cabo su trabajo. Ésta abrió una investigación por fraude. Bélgica no informó del primer caso de contaminación con Fipronil hasta el 20 de julio, según la Comisión Europea. El 22 de julio se detectó la sustancia en los huevos de siete empresas holandesas y en los días siguientes se siguieron encontrando casos. El escándalo afecta también a cuatro granjas avícolas alemanas y a una empresa fantasma.

La portavoz de la agencia de seguridad alimentaria belga defendió la decisión de no haber informado hasta el 20 de julio a sus vecinos europeos, afirmando que primero se debía recabar información sobre la dimensión del problema. Stragier aseguró también que, según la normativa europea, no tenían obligación de informar a los consumidores nacionales, ya que en Bélgica no se detectó la cantidad máxima de Fipronil permitida en huevos.

Según las investigaciones, la sustancia tóxica llegó a los gallineros a través del líquido contra los piojos de las gallinas Dega-16. Se cree que un productor belga mezcló el Dega-16 con el insecticida. Los expertos no ven por el momento grandes riesgos por el consumo de huevos contaminados con Fipronil o de productos elaborados con ellos. Por el momento ya se retiraron millones de huevos en los que se detectó la sustancia.

La autoridad holandesa que controla la seguridad alimentaria en Holanda, la NVWA, rechazó estas acusaciones. "La acusación según la cual ya sabíamos en noviembre de 2016 de que había fipronil en los huevos no es correcta", indica una declaración del jefe de la NVWA, Rob van Lint. Sin embargo, hubo una denuncia anónima, según la cual se había empleado el insecticida en la limpieza de los corrales para luchar contra los ácaros. "La NVWA recibe todos los años cientos de indicios sobre supuestas irregularidades", explicó Van Lint. Pero al momento de la denuncia por el empleo del insecticida "no había indicios de que podría representar un riesgo agudo para la seguridad alimentaria", dijo, aunque nadie le cree, informa dpa.

Vicenç Navarro: El intento exitoso de reavivar la Guerra Fría en EEUU
Si usted viaja a EEUU este verano y lee los rotativos más importantes del país como el New York Times, el Washington Post o Los Angeles Times, o ve las cadenas de televisión más vistas como CBS, ABC o NBC, verá que el gran tema que indigna al establishment político-mediático del país son las interferencias del gobierno ruso presidido por el Sr. Putin o de agencias próximas a él en las últimas elecciones presidenciales de EEUU, mediante las cuales supuestamente proveyeron toda la información posible, conseguida ilegalmente (a través del hackeo de las instituciones del Partido Demócrata), a los miembros del equipo electoral del candidato Trump, facilitando su victoria sobre la candidata demócrata, la Sra. Hillary Clinton.

Detenida una auxiliar de Alcalá por matar pacientes
Beatriz L. D., una auxiliar de enfermería del hospital Príncipe de Asturias, en Alcalá de Henares, ha sido detenida acusada de matar a una paciente de 86 años que estaba a punto de recibir el alta médica. La policía, que mantiene un estricto silencio sobre la investigación, estudia casos anteriores en los que intervino esta auxiliar y hasta la fecha ha encontrado al menos otro de una enferma que falleció en circunstancias extrañas. La arrestada ha ingresado en prisión provisional comunicada y sin fianza, en el módulo de mujeres de la cárcel de Alcalá-Meco, según fuentes de la investigación.

Contra el fascio y la especulación, ocupación
Por lo menos ya ha sucedido en tres edificios de Barcelona y todo apunta a que el fenómeno proliferará en los próximos meses: inquilinos legales que intentan defender sus viviendas de la voracidad de los fondos inmobiliarios y sus cómplices políticos del fascio nazional y que acaban conviviendo con familias que no tienen donde vivir y ocupan los pisos de los que ya han echado a sus antiguos residentes.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada