dijous, 31 d’agost de 2017

Un inspector captador de confidentes es asesor de Zoido

El inspector del Cuerpo Nacional de Policía que se reunió con el ministro del Interior 48 horas después de los atentados de Barcelona y Cambrils reveló su agenda de reuniones a un potencial confidente. El ex secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) José Manuel Sánchez Fornet afirmó el pasado 21 de agosto "el imán huele a confidente policial o del CNI que apesta", en referencia a Abdelbaki Es Satty quien, según los Mossos d'Esquadra, sería el jefe de la célula salafista que atentó en Barcelona y Cambrils y murió en la explosión de Alcanar. El hecho de que Es Satty no fuera repatriado a Marruecos, pese a la existencia de una orden de expulsión desde el año 2014 relacionada con una condena de cuatro años de prisión por tráfico de drogas -que cumplió en la prisión de Albocàsser-, ha alimentado las especulaciones. Foto: Reunión de la Mesa de Valoración de la Amenaza Terrorista en el Ministerio del Interior el 19 de agosto. El segundo por la izquierda es el inspector de la Brigada Provincial de Información de Barcelona que participó en el caso 'Estado Infiltrado'.

La Directa ha podido confirmar que el ministro del Interior español, Juan Ignacio Zoido (PP), se reunió con un captador de confidentes del Cuerpo Nacional de Policía 48 horas después de los atentados de las Ramblas de Barcelona y de Cambrils. El encuentro se produjo en el marco de la Mesa de Valoración de la Amenaza Terrorista, convocada por el Gobierno español el 19 de agosto en la sede madrileña del Ministerio del Interior.


La mesa extraordinaria estaba presidida por Zoido, en compañía del secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y los máximos responsables de la lucha antiterrorista en España de la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía (CNP), el centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), el centro Nacional de Inteligencia (CNI), de los Mossos y de la Ertzaintza. En las imágenes de la reunión, que distribuyó el servicio de prensa del ministerio, se puede observar la presencia uniformada de los jefes policiales, aunque también están presentes algunos mandos vestidos de paisano. Uno de ellos es un inspector de la Brigada Provincial de Información (BPI) de Barcelona del Cuerpo Nacional de Policía con competencias en la captación de confidentes (captador 1 en el vídeo).

El captador del caso Estado Infiltrado

La tarea de este mando saltó a la opinión pública en abril de 2016, cuando el activista barcelonés Quim Gimeno lo denunció en el juzgado de guardia de Barcelona por un presunto delito de coacciones. Gimeno grabó las conversaciones con el inspector -que iba acompañado de un inspector jefe-, la Directa las publicó y finalmente, el activista entregó este material a la juez. Según consta en la querella, el inspector se hacía llamar Daniel Sánchez Garcés. El caso trascendió en las redes sociales con la etiqueta #EstatInfiltrat. El objetivo de la captación fallida habría sido la recogida de información sobre activistas del barrio del Poble Sec de Barcelona y, a cambio, Gimeno habría recibido una remuneración regular y beneficios judiciales en el proceso penal abierto en su contra por el caso Pandora. Posteriormente, después de haber rechazado la captación, su causa fue archivada por orden de la Audiencia Nacional española.

El inspector durante la reunión en el Ministerio del Interior posterior a los atentados del 17 de agosto (izquierda) y en un bar de Barcelona la primavera de 2016, durante el intento de captación como confidente de la activista Quim Gimeno (derecha)

En abril de 2016, cuando la Directa hizo públicas las grabaciones, trascendió la metodología de captación de los mandos policiales en relación con los movimientos sociales de Cataluña, pero en los audios -grabación de los tres encuentros que tuvieron lugar en la terraza de un bar de la plaza de la Concordia del barrio de las Corts de Barcelona- el inspector, que el pasado 19 de agosto se reunió con el ministro Zoido, reconoce que su función como captador era extensible al ámbito del islamismo radical. En una llamada telefónica -que reproducimos en este vídeo- efectuada a Quim Gimeno el 10 de abril de 2016, el inspector revelaba su agenda de contactos de la semana siguiente, y detallaba que "el martes tengo Alemania, tengo un tema con los alemanes y el jueves tengo otro tema con árabes, entonces el lunes es el día que tengo más libre para que yo el miércoles pueda pensar qué le digo a los árabes". El captador de confidentes del caso Estado Infiltrado iba acompañado por un inspector jefe del CNP que respondía al apodo Torres Méndez.

Según se puede comprobar en el archivo de imágenes publicadas en la web del Ministerio del Interior español, este inspector jefe (captador 2 en el vídeo) también se habría reunido con Zoido meses atrás, en un encuentro anterior de la Mesa de valoración de la Amenaza Terrorista, celebrada el 8 de junio de 2017 en Madrid.

Una brigada cuestionada por los Mossos

No es la primera vez que las comunicaciones entre miembros de la Brigada Provincial de Información de Barcelona y potenciales confidentes desencadenan una controversia. El caso más grave se produjo en 2014 en el marco de la llamada operación Caronte. Los Mossos culparon a una pareja de mandos -también un inspector y un inspector jefe- del CNP, encargados de la lucha contra el salafismo, de una filtración que habría puesto en alerta a los miembros de una célula que, según la Fiscalía de la Audiencia Nacional española, pretendía perpetrar un atentado. Según consta en las diligencias instruidas por la Comisaría General de Información de los Mossos, un integrante del grupo investigado reconoció que "un jefe de policía le había dicho que los Mossos les estaban investigando y que en unas tres semanas los iban a detener a todos".

Los Mossos consideraron que la actuación del CNP "sería constitutiva de un delito de revelación de secretos por parte de funcionario público". Así lo hicieron constar en un informe ampliatorio que hicieron llegar al juez Santiago Pedraz, pero la fiscalía se opuso a investigarlo y la causa fue archivada. En las diligencias consta un acta de seguimientos que hace referencia a una serie de fotografías del encuentro donde, según los Mossos, se aprecia la presencia de un inspector, un inspector jefe y un ciudadano que posteriormente sería imputado como presunto miembro de la célula salafista, unas imágenes que nunca se llegaron a hacer públicas, informa La Directa.

José Manuel Sánchez Fornet (SUP): "El imán huele a confidente policial o del CNI que apesta"
El ex-secretario general del Sindicato Unificado de Policía (de la Policía Nacional) hizo un tuit que insinúa conexiones entre el imán y el CNI o la policía. "El imán huele a confidente policial o del CNI que apesta", comentando una noticia que explicaba que el imán no fue expulsado de España a pesar de tener una orden de expulsión. Policías nacionales -bajo mando del fascista y corrupto Fernández Díaz- alertaron a yihadistas en 2015 de que los Mossos los investigaban.

Los terroristas se financiaban con la venta de joyas robadas
Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado siguen trabajando en la reconstrucción de las semanas y meses previos a los atentados terroristas. Los especialistas se concentran en estas pesquisas para analizar cada movimiento de los integrantes de la célula de Ripoll. Entre las diligencias abiertas, los agentes han detectado una de las vías de financiación de los atacantes: la venta de mercancía robada.

Terrorismo, la faz oscura de la globalización
Alex Anfruns: ¿Debemos acostumbrarnos al terrorismo como parte integrante de nuestra vida cotidiana? ¿O analizar inteligentemente sus causas para contrarrestarlo? Ex redactor jefe de Radio Francia Internacional y ahora director del sitio especializado a prochetmoyen-orient.ch, el escritor y periodista franco-suizo Richard Labévière ha publicado “Terrorisme, la face cachée de la mondialisation” (‘Terrorismo, la faz oscura de la globalización’), una obra destacable, que saca el balance de quince años de “guerra contra el terror” y aporta las claves para el análisis de un fenómeno complejo y cada vez más extendido en nuestras sociedades.

Lezo: Colombia detiene al hombre de González que sobornaba políticos
Las autoridades de Colombia detuvieron el pasado sábado al exgerente de expansión internacional de Inassa (la filial colombiana de la empresa del agua de la Comunidad de Madrid, el Canal de Isabel II), Diego García Arias, considerado el hombre clave en Latinoamérica de la trama de corrupción presuntamente dirigida por el expresidente madrileño Ignacio González.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada