dimecres, 27 de setembre de 2017

BBC: Los no catalanes que sí quieren un referendo de independencia

El gobierno de Cataluña se apresta a celebrar el próximo 1 de octubre el referendo de independencia prohibido por la justicia española. El Tribunal Constitucional declaró ilegal la votación y el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, ha asegurado en repetidas ocasiones que los catalanes no tienen derecho a votar sobre la independencia porque, como señala la Carta Magna, "la soberanía nacional corresponde al conjunto de los españoles". Según las tesis del ejecutivo y de su corte constitucional, los habitantes de una parte del territorio no pueden decidir unilateralmente la secesión. Una decisión así debería ser tomada por todos los ciudadanos del país. Sin embargo, hay voces de españoles fuera de Cataluña que defienden que los catalanes decidan en las urnas su futuro y se muestran a favor del llamado "derecho a decidir" que invocan los partidarios del plebiscito. Cuando el fascista y demagogo Rajoy pedía un referéndum en Cataluña.

Después de que el pasado día 20 de septiembre un juez ordenara detener a miembros del gobierno catalán implicados en los preparativos del referendo, además de en el territorio de Cataluña, también se produjeron manifestaciones en ciudades como Madrid y Valencia. La concentración de Madrid tuvo lugar en la emblemática Puerta del Sol, la plaza en la que se produjeron las masivas movilizaciones del movimiento 15-M, que en 2011 surgió para exigir el fin de la corrupción y la regeneración del sistema político en España.

El partido de izquierda Podemos reclama una votación con garantías y es muy crítico con la gestión que está haciendo del problema el gobierno de Mariano Rajoy. Podemos se muestra partidario del derecho a decidir de los catalanes y censura lo que califica como "inmovilismo" del gobierno español. Podemos defiende que Cataluña siga formando parte de España, pero sostiene que esa es una decisión que los catalanes deben tomar libremente mediante un referendo.

Las alcaldesas de Madrid, Manuela Carmena, y Barcelona, Ada Colau, han reclamado juntas diálogo para resolver el conflicto. Al margen de la política institucional, también han surgido plataformas que apoyan la reclamación de los partidarios de la autodeterminación de Cataluña. Es el caso del colectivo de Madrileños por el Derecho a Decidir. "El gobierno español tiene la obligación de respetar este legítimo derecho y favorecer que la consulta se realice con plenas garantías democráticas", proclama el manifiesto de este colectivo, que estos días lleva a cabo diversas iniciativas en la capital de España en apoyo del referendo prohibido.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, asegura que no le quedó alternativa al referendo unilateral por la negativa a negociar de Madrid. Los apoyos al referendo que el presidente catalán, Carles Puigdemont, intenta llevar a cabo desafiando a las autoridades españolas llegan siempre de las posiciones más a la izquierda del arco político.

Julio Anguita, histórico dirigente de izquierda

Una de sus figuras más respetadas, Julio Anguita, líder durante años de la coalición Izquierda Unida, se ha pronunciado en varias ocasiones sobre el conflicto catalán, del que culpa tanto a los dirigentes estatales en Madrid como a los nacionalistas en Barcelona. Ya en 2015 advirtió de que "este problema se viene cocinando porque nunca se ha querido abordar el problema del estado plurinacional español". Si se les explicaran las consecuencias, rechazarían la independencia, pero a la gente hay que preguntarle".

El histórico dirigente de izquierda lamentó la falta de "inteligencia política" y "valor cívico" entre los gobernantes españoles, porque, en su opinión, el problema se podría solucionar muy fácilmente. "Bastaría hacer una consulta al pueblo catalán, pero advirtiendo de que la independencia implicaría que habría unas fronteras, que saldrían de la Unión Europea, y que el Barcelona ya no jugaría en la liga española de fútbol".
Si tuvieran claro todo lo que acarrearía la separación, Anguita está seguro de que "elegirían seguir en España", pero añade que "a la gente hay que preguntarle". "Y si optan por la independencia, eso es sagrado", concluye.

Quienes abogan por la celebración de la consulta, esgrimen los ejemplos de Quebec en Canadá y Escocia en Reino Unido, donde se celebraron votaciones sobre la independencia. Sus detractores aseguran que esos ejemplos no son aplicables a España, cuya Constitución proclama "la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles". El Ministerio del Interior español ha ordenado el envío de un fuerte contingente de policías y guardias civiles a Cataluña.

A pocos días del 1-O, la tensión alcanza niveles máximos en Cataluña. La Generalitat sigue adelante con su convocatoria de referendo, mientras el gobierno español ha desplegado un operativo policial sin precedentes en democracia para impedirlo. En las últimas horas, incluso, el fiscal general del estado, José Manuel Maza, ha abierto la puerta al arresto de Puigdemont, que insiste en hacer caso omiso de las resoluciones de los tribunales, informa la BBC.

Cuando Rajoy pedía un referéndum en Cataluña

"Cuando los ciudadanos piden un referéndum porque quieren opinar, la respuesta no puede ser 'tranquilos, no pasa nada, confíen en mi', ¿qué broma es esta?". Así defendía Mariano Rajoy en 2006 la celebración de un referéndum sobre el Estatut de Cataluña. Y añadía Rajoy: "Ante una demanda tan legítima, con un respaldo tan vigoroso", no podía "imaginar que un gobierno democrático la rechace", lo que evidencia el carácter fascista que él mismo se reconoce hoy.

Claro, que eran otros tiempos para el demagogo y fascista Rajoy. José Luis Rodríguez Zapatero estaba en Moncloa y la reforma del Estatut fue utilizada por el PP como caballo de batalla contra el Gobierno socialista. Para avalar su propuesta de referéndum llevó al Congreso la polémica recogida de firmas contra el mismo. Todo vale en la guerra de las mafias.

El PP ordena a los Mossos precintar colegios e impedir votar en la calle
La fiscalía del PP y la monarquía fascista española está haciendo lo inimaginable para impedir el referéndum del 1-O. Tras ordenar a las fuerzas represivas confiscar cualquier material vinculado con el plebiscito suspendido por su sumiso y designado Tribunal Constitucional e identificar a los responsables de los centros de voto.

Los fascistas de Zaragoza eran policías nacionales
Agentes de la Policía Nacional se citaron entre el sábado y el domingo a través de un grupo de WhatsApp para protestar en la concentración fascista del pasado domingo en Zaragoza ante el auditorio donde se reunió la Asamblea convocada por Unidos Podemos que reclama un referéndum pactado en Catalunya.

La muerte del SG de la ONU Dag Hammarskjöld pudo ser obra de EEUU y el RU
Un informe de la ONU sobre la muerte de su ex secretario general, Dag Hammarskjöld, en un accidente de avión en el centro de África en 1961, señala que hay "una cantidad significativa de pruebas" de que su vuelo fue derribado por otro avión, e implica a Francia, RU y EEUU en el atentado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada