dijous, 7 de setembre de 2017

Catalunya a la cola de la UE y de España en educación

El anuario de la fundación Bofill cifra la inversión catalana en un 2,8% frente al 5,3% de promedio de la UE, a la cola entre los peor financiados, sin contar que buena parte de ese mísero e insuficiente dinero público va a las arcas de las escuelas privadas católicas que segregan por sexo y son además de pago. Los presupuestos para investigación educativa y formación de profesores se han reducido prácticamente a cero con el gobierno de Convergència (ahora PDeCat). La escuela catalana tendría que acometer al menos 12 grandes desafíos para mejorar a niveles "europeos", dicen la veintena de expertos que han trabajado durante año y medio en el último anuario de la educación que elabora la fundación Jaume Bofill, correspondiente al 2015, y que constata, como uno de los principales lastres, la insuficiente financiación pública que recibe la enseñanza en Catalunya. Según los cálculos de los especialistas, el gobierno de Mas destinaba en el 2013 a educación un 2,8% del producto interior bruto (PIB), cuando la media española era de casi el 4,5% y la de la Unión Europea, el 5,3%.

Aunque en el 2015 la Generalitat empezó por fin a revertir la tendencia de recortes iniciada en el 2009, los recursos económicos que se destinan a educación todavía no alcanzan para dar ese salto necesario "en los próximos tres, cuatro o cinco años", señala Josep Maria Vilalta, director ejecutivo de la Global University Network for Innovation (GUNi) y coordinador del anuario, un amplísimo estudio en el que se han escuchado a más de 180 especialistas y agentes de la comunidad educativa.

"El aumento presupuestario, de en torno al 7%, resulta insuficiente para igualar el gasto educativo del 2012 y de momento equipara a Catalunya con países como Perú, Laos y Liberia", señala el estudio de la Bofill en el capítulo dedicado a la financiación que firma el sociólogo Xavier Martínez-Celorrio. Entre las partidas más castigadas por la crisis y aún no restablecidas del todo, Martínez-Celorrio destaca dos, que considera estratégicas: la destinada a formación del profesorado y la asignada a investigación educativa, imprescindible para validar, certificar o descartar los avances de la innovación pedagógica que ha irrumpido en las aulas en los últimos años.

Y pese a que los resultados que está obteniendo la escuela catalana son “bastante satisfactorios”, valora Vilalta, "para situarse a niveles internacionales, las administraciones deberían duplicar la inversión actual y priorizar algunas áreas como la innovación y las medidas que preservan la equidad y la igualdad de oportunidades entre los alumnos".

“En realidad, estamos en una situación de estancamiento, que perdura desde hace años, según viene acreditando PISA prácticamente desde su primera edición”, matiza Martínez-Celorrio, que atribuye a los profesores el mérito de no haber retrocedido. “Su esfuerzo ha sido determinante”, subraya. También lo ha sido el de las familias, que han aumentado en más del 13% el presupuesto dedicado a educación.

Si no se avanza al ritmo que cabría prever es, entre otras razones, “porque a los déficits que históricamente arrastra la educación, ya sean problemas de integración de inmigrantes, de financiación pública, de dominio de las lenguas extranjeras o de abandono prematuro de los estudios, se han sumado nuevos retos, cambios que hace una década eran impensables”.

El estudio concluye con 33 recomendaciones, “que implican un cambio radical del modelo”, apostilla Ismael Palacín, director de la fundación Jaume Bofill. Porque no se trata, han insistido los promotores del documento, “de parchear el viejo transatlántico, sino de transformarlo”. Y eso pasa, por ejemplo, por introducir cambios importantes en el mercado laboral juvenil, por establecer prioridades en las inversiones o por modificar algunas etapas educativas como la educación secundaria obligatoria.

La desconexión entre universidad y escuelas

“En estos momentos, la investigación que se hace en la universidad no está conectada con las prácticas que se llevan a cabo en las escuelas”, observa César Coll, catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación en la Universitat de Barcelona y autor del primer capítulo del anuario 2015 de la fundación Bofill, dedicado a los modelos de aprendizaje de los alumnos. “En el 2008, Ensenyament dedicaba a investigación educativa 3,4 millones de euros, su máximo histórico. En el 2013 destinaba cero euros”, apostilla Xavier Martínez-Celorrio, también profesor de la UB. “Catalunya debe ser el único país del mundo desarrollado que no tiene presupuesto para I+D en educación, en contra de las tendencias internacionales”, agrega.

Coincide con ambos, Jordi Musons, director de la escuela Sadako y coautor, por su parte, del capítulo que versa sobre la reforma de la ESO. “La distancia es grande, y no solo en la labor investigadora, sino también en cuestiones cruciales como la formación inicial del profesorado”, informa El Periódico.

La escuela pública catalana acoge el triple de inmigrantes que la concertada
Las escuelas públicas catalanas tienen el triple de alumnos de origen inmigrante que las privadas concertadas (subvencionadas por la Generalitat e integradas en la red pública), según se desprende del informe 'La segregació escolar a Catalunya: La gestió del procés d’admissió d’alumnat', realizado por el Síndic de Greuges. "Uno de los ejes que tradicionalmente ha contribuido a explicar la segregación escolar es el desequilibrio existente en la composición social de la escuela pública y la concertada", revela el estudio.

La Fiscalía del PP aplica la represión contra el referéndum
El fiscal general del Estado español, José Manuel Maza, ha impartido instrucciones a las fiscalías catalanas para que, con auxilio de los cuerpos de seguridad, investiguen cualquier actuación dirigida a la celebración del referéndum en Catalunya por ser constitutiva de delitos de desobediencia, prevaricación y malversación «al menos».

El BdeE da por perdidos 30.000 millones del dinero público regalado a la banca
Al cierre del pasado 2016 se habían recuperado solo 3.873 millones de euros del rescate de los gobiernos corruptos de PP-PSOE a la banca que expoliaron sus designados gestores, apenas un 7,1% de los 54.353 millones que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha inyectado en los bolsillos de la oligarquía monárquica desde mayo de 2009, según el último informe del Banco de España sobre el proceso de rescate.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada