divendres, 22 de setembre de 2017

EEUU desmiente el aviso a los Mossos sobre la amenaza terrorista

Parecía imposible que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EEUU confirmase o desmintiese algo de lo que hace. Pero las leyes estadounidenses prevén unos controles ciudadanos de transparencia de los actos de las autoridades –incluidos los servicios secretos– que están a años luz de los que nos conceden nuestros gobernantes del PP. Así que lo imposible se hizo realidad: en cumplimiento del Freedom of Information Act (FOIA), la Oficina del Director de Inteligencia Nacional de EEUU respondió a un demandante de información y aclaró uno de los misterios más polémicos de estas últimas semanas: ¿Realmente advirtió la Inteligencia estadounidense directamente a los Mossos d'Esquadra, a finales de mayo, sobre la amenaza yihadista de cometer un atentado en Las Ramblas de Barcelona?

La controversia estalló a causa de la filtración, recogida por El Periódico de Catalunya (en un principio atribuyendo el aviso a la CIA), de un presunto mensaje enviado a los Mossos el 25 de mayo por el Centro Nacional de Antiterrorismo (NCTC según sus siglas en inglés) citando "información no corroborada de veracidad desconocida de finales de mayo de 2017 indicando que el Estado Islámico de Irak y ash-Sham (ISIS) estaba planeando cometer atentados terroristas no especificados durante el verano contra lugares turísticos concurridos en Barcelona, España, específicamente la Calle Las Ramblas".

El contenido de esa "nota" –según la calificaba el texto en spanglish que fue filtrado como supuesta respuesta a una solicitud del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO)– fue desautorizado como una burda falsificación por todos los expertos en inteligencia y lucha antiterrorista que lo examinaron, y provocó una tormenta política por la clara intención de desprestigiar a los Mossos que subyacía en su difusión. Sin embargo, nadie consiguió desmentir formalmente la existencia de ese mensaje...

...Hasta el pasado 8 de septiembre, cuando la jefa de la División de Gestión de la Información acogida al FOIA del Director de Inteligencia Nacional de EEUU, Sally A. Nicholson, respondió a la solicitud de un ciudadano privado –que prefiere permanecer en el anonimato–, confirmando que no hubo ningún mensaje del Centro de Antiterrorismo de EEUU dirigido a los Mossos el 25 de mayo, ni ningún otro desde ese mismo NCTC al CITCO el 21 de agosto, fecha que figura en el supuesto cable secreto filtrado para sustentar la acusación de que los Mossos hicieron caso omiso de una alerta concreta del atentado en Las Ramblas.

La carta de desmentido, con membrete de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional y la firma de puño y letra de Nicholson, ha sido verificada por Público por diversas vías, empezando por contrastar ese membrete y esa rúbrica con las numerosas respuestas a solicitudes de todo tipo –por ejemplo, de la ONG británica Privacy International– que se han cursado desde esa misma oficina.

Pero Público también ha contrastado su contenido con fuentes de los servicios secretos acostumbradas a examinar ese tipo de documentos. Por ejemplo, como la misiva ha circulado en redes sociales, hay quien ha interpretado como insuficiente la frase de desmentido: "Después de una exhaustiva búsqueda en nuestros archivos y bases de datos, no pudimos localizar ningún registro que corresponda con su solicitud".

Los especialistas consultados por este diario subrayan que ésa es una fórmula estándar para responder sobre la inexistencia de lo que se solicita, puesto que en virtud de la obligación de transparencia estipulada por el FOIA sólo quedan fuera de las atribuciones de esa directiva las materias clasificadas como alto secreto por motivos de seguridad nacional. Por ejemplo, en los registros no figuran (claro está) los códigos necesarios para lanzar misiles nucleares.

Ahora bien, los analistas consultados por Público hacen hincapié en que en ningún caso una comunicación que constituye una alerta de posible atentado terrorista sería clasificada como alto secreto, incluso si el contenido exacto de ese comunicado sí se considerase reservado porque incluye datos concretos de la inteligencia. Cosa que no ocurre en absoluto con la "nota" filtrada –pero sí en el mensaje que revelamos, en una pequeña parte, ayer en nuestro diario–.

En cualquier caso, según dichas fuentes, la existencia de una alarma antiterrorista jamás es clasificada como secreta, ya lo que se pretende al darla es precisamente provocar una alerta general, como subraya el documento que Público ofreció ayer. Así que cuando la jefa del portal ODNIFOIA afirma que esos documentos no se encuentran en los registros es que no existen, como bien indican las FOIA Regulations de la Dirección de Inteligencia al especificar que, en caso contrario, se denegaría la respuesta –capítulo 1700.7(c)–.

Además, el ciudadano que solicitó la información especificó muy claramente en su misiva que se refería a:
"¿Ha enviado el NCTC un aviso a la Policía catalana (Mossos) el 25 de mayo?".
"¿Ha enviado el 21 de agosto el NCTC un aviso al CITCO sobre el primer aviso enviado a la Policía catalana?".

Por consiguiente, la respuesta que firma Nicholson no tiene vuelta de hoja: no existió ningún aviso oficial directo de la Inteligencia de EEUU a los Mossos, ni es auténtico el mensaje en spanglish filtrado para sostener esa primera falsedad. Ahora bien, ¿quién y por qué cometió esta falsificación sobre un tema en el que están en vilo numerosas víctimas del terrorismo?, pregunta Público.

El PP sigue ocultando a los Mossos datos sobre terrorismo
Todo debería haber cambiado tras los atentados en Las Ramblas y Cambrils, y muy especialmente la deficiente cooperación antiterrorista entre la Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra. Pero los últimos intercambios de información entre esos cuerpos policiales sobre nuevas amenazas yihadistas en España dejan bastante que desear. El CITCO da a cuentagotas a la policía catalana los datos sobre la lucha antiterrorista.

EEUU confirma que alertó a los Mossos
El 'conseller' de Interior, Joaquim Forn, y el 'major' de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, se han visto forzados este jueves a reconocer que la policía catalana sí recibió el 25 de mayo una alerta sobre el riesgo de que el Estado Islámico (EI) atentara este verano contra zonas turísticas de Barcelona, «específicamente en la Rambla». Ambos negaron, en cambio, que esta advertencia procediera de la CIA, con el conocido argumento de que los Mossos no tienen relación con los servicios de inteligencia.

Un ladrón de la trama Púnica del PP pide 10.000 € al mes para “subsistencia”
“10.000 euros al mes para subsistencia”. Una fortuna con la que soñarían muchos ciudadanos es la cantidad que Eduardo Larraz, exconsejero delegado de Arpegio e imputado en la trama corrupta Púnica del PP, y su mujer consideran que es lo mínimo para llegar a fin de mes. Así se lo han solicitado sus abogados a la Fiscalía suiza que a su vez se lo consultó al juzgado de Instrucción Número de la Audiencia Nacional el pasado mes de agosto.

Francia contra la reforma fascista de Macron, "perro de la patronal"
Decenas de miles de personas marcharon este jueves por toda Francia una vez más contra la controvertida y fascista reforma laboral que impulsa el presidente Emmanuel Macron, al que se califica de "perro de la patronal" (Medef). En París salieron a la calle unas 16.000 personas, confirman fuentes policiales.A nivel nacional, la policía estima que salieron a las calles unas 225.000 personas en un dia laboral. La reforma presentada a fines de agosto será aprobada por el Gobierno reaccionario del sionista y servidor de los banqueros Rothschild este viernes.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada