dimecres, 13 de setembre de 2017

El viernes entra en vigor la Renta Garantizada de la Ciudadanía

A partir de este viernes, 15 de septiembre, se puede solicitar la Renta Garantizada de la Ciudadanía (RGC), que fue aprobada por el Parlament de Catalunya el pasado mes de julio tras la presentación de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que apoyaron más de 120.000 personas y un acuerdo entre los impulsores de la ILP y el Govern de la Generalitat. La RGC sustituye a la Renta Mínima de Inserción (RMI), una prestación de 426 euros mensuales, también conocida como PIRMI. La RGC es una prestación económica de carácter subjetivo -no depende de las partidas presupuestarias autonómicas-, destinada a personas o unidades familiares sin ingresos o con ingresos por debajo del Índice de Renta de Suficiencia de Catalunya (IRSC), que actualmente es de 569,12 euros mensuales y 7.967,73 euros anuales y que cumplen los demás requisitos estipulados para recibir la prestación.

El proyecto, además de proporcionar ayuda económica, incluye un plan de inserción sociolaboral para que las personas salgan adelante además y sean empoderadas, en la línea de trabajo de las entidades del tercer sector en los últimos años, que proponen un modelo de ayuda en que la persona es el centro de la acción y el protagonista de su desarrollo integral. La RGC tendrá un cantidad fija y un complemento condicionado a los planes de inserción sociolaboral de 150 euros. Además, la RGC completará otras prestaciones y subsidios estatales y autonómicos de aquellas personas que no llegan al ISRC con un complemento.

El portavoz de la comisión promotora de la RGC, Diosdado Toledano, afirmó que se trataba del “derecho social más importante” logrado en los últimos años y fue posible gracias al apoyo de 76 entidades, casi todos los sindicatos, 52 ayuntamientos y partidos políticos como ERC, PSC, CUP y SíQueEsPot. La consellera Dolors Bassa comentó en la rueda de prensa en que se presentaba la implantación de la RGC que “es un nuevo derecho social, el primero conquistado en años”.

¿Quién tiene derecho a cobrar la RGC?
Todas las personas mayores de 23 años sin ingresos o con rentas inferiores al ISRC que están empadronados y han residido de forma continuada los últimos dos años en Catalunya. También tendrán derecho a esta ayuda los mayores de 18 con menores o personas discapacitadas a cargo, huérfanos, así como víctimas de violencia machista en el hogar.

Las cerca de 27.000 personas que reciben la RMI empezarán a percibir la RGC en septiembre -sólo medio mes- de forma automática, junto a los beneficiarios de pensiones no contributivas que ya reciben un complemento de la Generalitat. Las personas que cobran una pensión no contributiva inferior al ISRC u otros subsidios y no reciben actualmente la ayuda complementaria de la Generalitat tendrán que hacer la solicitud para recibir el complemento que les garantice llegar a la cantidad fijada de la RGC.

También tienen derecho a recibir la RGC las unidades familiares monoparentales con rendimientos del trabajo con una jornada laboral parcial con un sueldo inferior al ISRC fijado para estos casos, de 639 euros al mes. Se formará una comisión de seguimiento integrada por el Govern, sindicatos, patronales y entidades del tercer sector que evaluará la implementación de la RGC y decidirá los siguientes casos en que las personas con rendimientos del trabajo inferiores a la RSC tienen derecho a la RGC, pues se ha activado sin haber cerrado el reglamento de aplicación de la ley, de forma excepcional.

Las personas refugiadas tendrán acceso en igualdad de condiciones a la RGC. Dar acceso a los refugiados a las prestaciones sociales y protección se ampara en la Convención de Ginebra, que marca que las personas que se benefician del derecho de asilo tienen que recibir el mismo trato que las personas vulnerables.

El requisito de carencia de rentas debe acreditarse durante los 6 meses anteriores al momento de hacer la solicitud y computa el conjunto de ingresos de todos los miembros de la unidad familiar. El tiempo mínimo de residencia en Catalunya podrá pasar a ser de tres años si se establece un “efecto llamada” -un incremento de como mínimo el 10% de nuevas solicitudes de la RGC de censados recientemente en Catalunya-.

Las mujeres que tienen permiso de residencia por reagrupamiento familiar y lo pierden tras el divorcio o separación y los catalanes retornados no necesitan cumplir el requisito de los 24 meses de residencia continuada en Catalunya. Las personas que están internadas en centros penitenciarios o han dejado un trabajo de forma voluntaria en los últimos doce meses no tienen derecho a recibir la RGC.

¿Cuánto se cobra?

La ley establece una ayuda de 564 euros mensuales este año, 604 a partir del 15 de septiembre de 2018, 644 en septiembre de 2019 y 664 euros cuando se complete su implementación el 1 de abril de 2020, cuando se cobre el 100% del IRSC anual. La cifra puede variar si se actualiza el IRSC, congelado desde hace seis años. Del total de la prestación, 150 euros corresponden al complemento de planes de inserción sociolaboral y se cobra en 12 mensualidades anuales. La ayuda es este año de 846 euros mensuales en el caso de una unidad familiar con dos personas, 921 si son tres, 996 si son cuatro y el máximo de 1.071 euros mensuales en el caso de cinco o más personas. Y habrá un incremento proporcional hasta 2020.

¿Es compatible con otras ayudas?


La RGC es no se podrá cobrar si se es beneficiario de una prestación pública o privada de servicio residencial permanente de tipo social, sanitaria o sociosanitaria.Si se cobra el paro u otras ayudas y subsidios estatales o autonómicos se tiene derecho a un complemento que garantice llegar a la RGC, como es el caso de invalideces, paro, jubilaciones, pensiones no contributivas, etc. Para calcular los ingresos se tienen en cuenta rendimientos del trabajo, de capital mobiliario e inmobiliario, incrementos patrimoniales, rendimientos de actividades económicas y plusvalías, así como prestaciones que se reciben de entidades públicas o privadas.

No computa el valor económico de la vivienda en propiedad donde se vive ni las prestaciones económicas públicas o privadas de dependencia; las becas escolares de comedor y transporte; las ayudas de urgencia para evitar desahucios; las becas públicas para estudiar (bachillerato o universidad); y las ayudas que tengan la finalidad explícita de complementar la RGC por parte del Ayuntamiento. Además, la nueva RGC no será embargable.

En los casos en que las personas no pueden trabajar ni estar en planes de inserción laboral, no se les restará el complemento de inserción laboral de 150 euros. Se espera que la RGC llegue a unos 65.000 o 70.000 hogares en 2020. Los 26.800 expedientes vigentes de la RMI de este año daban cobertura a 40.166 beneficiarios. A finales de 2016 había 29.051 titulares de la RMI frente a los 29.537 de 2015.

¿Cuánto se tarda en cobrarla?

El plazo de espera entre la fecha de solicitud inicial y la fecha de resolución del mes en que se produce su primer abono oscila entre los tres y cuatro meses, con un tiempo medio de espera de diez días ente que se aprueba y se recibe la prestación. La prestación se recibe de forma retroactiva desde la fecha en que se solicita. El plazo de resolución de las solicitudes será de cuatro meses -con la posibilidad de que en los dos primeros meses la administración tenga hasta cinco meses-. En estos dos primeros meses, hasta el 15 de noviembre, se cobra de forma retroactiva desde el 15 de septiembre.

¿Cuánto dura?

La nueva prestación tendrá una duración indefinida, mientras la persona mantengan los requisitos -y con una renovación cada dos años-, mientras que la RMI se extinguía al superar las 60 mensualidades, y las personas que hayan visto terminada esta prestación por esta razón también podrán solicitar la RGC, que se renueva cada dos años. El año pasado hubo 70 personas que vieron extinguida esta prestación por superar este periodo, frente a las 4.877 que habían superado estas mensualidades en 2011, en los peores momentos de la crisis.

Si una persona no se corresponsabiliza con el plan de inserción y empleo perderá 150 euros del pago, así como toda la prestación si rechaza un trabajo. Si se encuentra trabajo puede seguir cobrando el complemento de inserción de la RGC si no se llega al ISRC hasta un máximo de seis meses. Después, puede que siga trabajando sin llegar a ingresos del ISRC.

Si hay algún cambio patrimonial o de ingresos la persona que recibe la RGC tiene la obligación de comunicarlo en un mes y la administración puede hacer las comprobaciones pertinentes en cualquier momento. El complemento de inserción laboral se revisa cada 12 meses. Las personas que no notifiquen los cambios de ingresos o patrimonio deberán devolver el importe de forma retroactiva y pagar una sanción, según estipula la ley. Si la persona tiene derecho a otras ayudas, tiene la obligación de no renunciar a ellas, no puede rechazar un trabajo ni dejar su residencia en Catalunya.

¿Cómo se pide?

Las oficinas del Servei d’Ocupació de Catalunya (SOC) tramitarán las solicitudes de las personas que pueden ocupar un puesto de trabajo, mientras que el resto de personas deberán dirigirse a los servicios sociales a las Oficinas de Atención al Ciudadano o a las oficinas de Asuntos Sociales y Familia de la Generalitat. Para tramitar la ayuda hay que solicitar cita previa a través del teléfono 900 400 012 (la llamada es gratuita) o en la web www.rendagarantida.gencat.cat. Al completar la solicitud de cita previa se indicará el punto dónde hacer los trámites y la documentación que hay que entregar.

En caso de no tenerse respuesta -una situación de silencio administrativo- tendrá que considerarse como que se ha aceptado la solicitud, a diferencia de la RMI, en la que se consideraba denegada la petición. Se estima que la RGC supondrá un gasto público de entre 500 y 600 millones de euros anuales, pero la consellera Dolors Bassa no quiso aclarar el dato en la rueda de prensa. Variará cada año porque se incrementara el gasto de aplicación en un periodo transitorio de 3 años, hasta 2020, cuando cubra el 100% del IRSC.

La RMI suponía un gasto público de 177 millones de euros al año a la Generalitat. Además, para gestionar la RGC, la Generalitat contratará a más de 400 personas con contratos temporales de tres años y con la intención de que la atención ciudadana se extienda a las tardes. A tres días de que entre en vigor la RGC ya se ha contratado a un 80% de este personal, el que está relacionado con la atención directa, informa La Vanguardia.

El director de El Vallenc, el 'rey' de las subvenciones
El editor del semanario El Vallenc, Francesc Fàbregas, imputado por los presuntos delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de fondos públicos por, presuntamente, haber imprimido papeletas y material para el referéndum del próximo 1 de octubre, ha recibido desde el año 2013 más de 411.000 euros en contratos de publicidad de la Diputación de Tarragona. Su hija, Judit Fábregas Gaya, es teniente de alcalde de Urbanismo en el Ayuntamiento de Valls, y ha sido diputada provincial para el PDECat en la Diputación de Tarragona entre enero del 2013 y junio del 2015.

Juan Abelló en el negocio del cánnabis medicinal
Alcaliber, grupo controlado por Torreal, la sociedad de inversión del empresario multimillonario Juan Abelló -vinculado con la más rancia aristocracia europea-, ha firmado una alianza estratégica internacional con Canopy Growth Corporation y su filial alemana Spektrum Cannabis GmbH para entrar de lleno en el negocio del cánnabis medicinal. Alcaliber, de la que Torreal controla el 60% y Sanofi el 40%, es uno de los grandes grupos de la industria médica de estupefacientes.

Los intentos de Villarejo y el PP para frenar el 'caso Nicolás'
Las primeras llamadas que el comisario Villarejo, al servicio de la mafia fascista del PP, hizo al conocer la detención del 'pequeño Nicolás' fueron al actual director del CITCO, José Luis Olivera, que le ayudó a obtener información con rapidez; al comisario García Castaño, destituido de su puesto en Información, y a los empresarios Manuel Delgado Solís (ACS y Dragados), imputado en Gürtel; a Adrián de la Joya, de Indra e imputado en el caso Lezo; y a Mauricio Casals, de Atresmedia e imputado inicialmente también en Lezo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada