divendres, 1 de setembre de 2017

Fondos acusan a Bruselas de fallar en la evaluación del Popular

Algebris, Anchorage y Ronit acusan a la Comisión Europea de ser el responsable último de los errores de la resolución de Popular que emitió la Junta Única de Resolución (JUR). Estos fondos han planteado dos recursos ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), uno contra la JUR y otro dirigido específicamente contra la Comisión Europea. Se trata de los únicos inversores que hasta la fecha han presentado dos recursos distintos entre los 52 que ha admitido a trámite el TJUE. Foto: Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea.

La alegación clave de los recursos de los fondos es que la Comisión Europea fracasó en la evaluación apropiada o en todo caso de los aspectos discrecionales de la resolución que adoptó la JUR, según trasladan fuentes jurídicas. Se trata de un argumento que no han esgrimido otros inversores, y que se apoya en el Reglamento (UE) No 806/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de julio de 2014, que establece las normas del procedimiento para la resolución de entidades de crédito en el marco de un Mecanismo Único de Resolución y un Fondo Único de Resolución.

Así, el Reglamento estipula en su párrafo 24 que "la evaluación de los aspectos discrecionales de las decisiones de resolución tomadas por la Junta debe ser efectuada por la Comisión". Y en el 26, concreta que "si la Junta considera que se cumplen todos los criterios para poner en marcha una resolución, debe adoptar el dispositivo de resolución. [En] el procedimiento relativo a la adopción del dispositivo de resolución [...] intervienen tanto la Comisión como el Consejo. [...]. Por consiguiente, el presente Reglamento establece que el dispositivo de resolución adoptado por la Junta sólo entre en vigor si, en el plazo de 24 horas tras su adopción por la Junta, ni la Comisión ni el Consejo presentan objeciones al mismo, o si el dispositivo de resolución es aprobado por la Comisión". Los fondos argumentan que Bruselas debería haber esperado 24 horas después de que la JUR adoptara la resolución antes de darle la validación necesaria para su entrada en vigor. En cambio, según los documentos no confidenciales y las declaraciones de la JUR y de la Comisión, el proceso sólo llevó minutos en la madrugada del 7 de junio (ver información adjunta).

Los fondos perdieron, junto con Pimco, que no firma las demandas, 850 millones en la resolución, y están asesorados por Quinn Emanuel. En los dos recursos que han presentado solicitan la anulación de la resolución. En los próximos meses, van a plantear otros recursos para reclamar compensación. La Comisión Europea validó la resolución de la Junta Única de Resolución (JUR) entre las 5.13 horas del 7 de junio, cuando la JUR le transmitió la resolución, y las 6.00, hora en la que se notificó a Santander que su oferta de compra de Popular era aceptada. A las 6.30 la resolución de la JUR entró en vigor. A las 7 horas, la JUR decide publicar un resumen de su decisión, que explica en rueda de prensa su presidenta, Elke König, a las 11 horas.

Los fondos piden aplicar la 'doctrina Meroni' del Tribunal Europeo, que obliga a que cualquier poder que suponga adoptar decisiones discrecionales que requieran juicios políticos debe ser ejercido por una institución europea como la Comisión o el Consejo. Según el comisario Barnier, sólo la Comisión dispone de los recursos y es capaz de adoptar decisiones muy técnicas en un periodo de tiempo corto. Y falló con Popular, esgrimen los fondos, informa Expansión.

El Reich europeo reconoce que incautó al Popular para rescatar al Santander
La opacidad de todas las instituciones de Europa es la demostración de que ellos, junto al Gobierno español, arruinaron a los 300.000 accionistas del Popular para regalar la entidad al Santander. Nuevamente, las instituciones europeas -en manos de la derecha neoliberal y corrupta- están demostrando que fueron uno de los cómplices fundamentales para poder ejecutar la operación de incautación del Banco Popular y para que la ruina de otros 300.000 ciudadanos españoles sirviera para rescatar al Santander, banco del franquismo nazional.

EEUU confirma que alertó a los Mossos
El 'conseller' de Interior, Joaquim Forn, y el 'major' de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, se han visto forzados este jueves a reconocer que la policía catalana sí recibió el 25 de mayo una alerta sobre el riesgo de que el Estado Islámico (EI) atentara este verano contra zonas turísticas de Barcelona, «específicamente en la Rambla». Ambos negaron, en cambio, que esta advertencia procediera de la CIA, con el conocido argumento de que los Mossos no tienen relación con los servicios de inteligencia. Pero el documento adelantado este jueves por EL PERIÓDICO, cuyo original se reproduce íntegramente en esta misma página, pone de nuevo en tela de juicio la versión oficial de la Generalitat: EEUU confirmó por escrito el pasado 21 de agosto, solo cuatro días después del atentado, que el 25 de mayo había informado a los Mossos de que la Rambla era objetivo del terrorismo yihadista este verano.

El misil de Kim como oferta de diálogo
El lanzamiento más reciente de un misil demuestra que las sanciones y las amenazas no intimidan a Corea del Norte, que quiere negociar con EEUU de igual a igual. Con el lanzamiento de un misil balístico que sobrevoló Japón, Corea del Norte ha vuelto a echar más leña al fuego en el este asiático. Esto no se lo esperaban ni en Washington, ni en Bruselas, ni en Berlín. Es más bien el presidente estadounidense, Donald Trump, quien creía que con el endurecimiento de las sanciones y amenazando con un ataque militar haría entrar en razón a Corea del Norte. Sin embargo, esta suposición es falsa.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada