dijous, 21 de setembre de 2017

PP de Valencia: Alfonso Grau y la tesorera del PP imputados por corrupción

El magistrado del juzgado de Instrucción número 18 de València, que investiga el caso Imelsa y su derivado conocido como Taula, ha citado a declarar como investigada a la actual tesorera del PP nacional, Carmen Navarro, y al exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, en la pieza relativa a la financiación de las campañas del PP de la capital valenciana de 2007 y 2011. También han sido citado como investigado el exgerente del PP provincial José Moscardó. Grau declarará como investigado por los delitos de cohecho, malversación y delito electoral el próximo 6 de octubre en relación con la financiación de las campañas del PP de la ciudad de 2007 y 2011 a través de la empresa Laterne Product Council (LPC). Los otros dos investigados están citados para el 16 del mismo mes.

El auto, fechado el 20 de septiembre, se basa en un informe elaborado por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil del que se desprende que el que fuera administrador de Laterne Vicente Sáez, ya fallecido, y Alfonso Grau acordaron "utilizar el entramado empresarial" del primero para "alcanzar el objetivo de sufragar de forma irregular la adquisición de bienes y servicios de terceros".

Esta operativa se llevaba a cabo, según se explica en la resolución, "velando el origen de los fondos y simulando la imputación de gasto, impidiendo su fiscalización y permitiendo que se superara el techo legal de gasto, sin reflejo en la contabilidad electoral". Las cantidades que según la documentación aportada por la UCO se habrían canalizado "tanto para financiar como para hacer pago de los servicios encargados a terceras empresas" figuran en una relación de eventos de la campaña electoral de 2007, junto con sus importes.

En el epígrafe 'Coste Total Campaña' aparecen gastos por un total de 2.538.731 euros y, a continuación, se consignan otras cantidades de entradas de dinero asignadas a ciertas personas jurídicas que son tratadas como 'Aportaciones' por un total de 2.683.750 euros. Sin embargo, el magistrado resalta que el gasto declarado en la contabilidad electoral por el Partido Popular en aquellas elecciones, en toda la provincia de Valencia, ascendió a la suma de 133.762 euros.

El instructor de esta causa desgrana también los distintos procedimientos empleados para canalizar dichas entregas de dinero. En primer lugar, señala que se producían a través de aportaciones provenientes de fundaciones y organismos vinculados al Ayuntamiento de València y que "no obedecerían a servicios efectivamente prestados a los mismos por Laterne u otras empresas del grupo empresarial de Vicente Sáez".

Por este procedimiento concreto, el juez dice que existen indicios suficientes para citar como investigado a Juan Eduardo Santón, -exconcejal del PP- por su actuación en representación de una de estas fundaciones. El segundo método lo constituirían aportaciones de una serie de empresas privadas, todas ellas relacionadas contractualmente con el consistorio en el que gobernada el PP de Rita Barberá, con las que se habría acordado "sufragar y financiar los gastos de campaña".

Otra vía de entrada de efectivo, por un importe de hasta 620.000 o hasta 1.119.600 euros, según diversos documentos incorporados a la causa, provendría de firmas supuestamente implicadas en la constitución de una empresa, Product Management Council S.L. (PMC), que fue constituida en 2007 pero de la que "no hay ninguna justificación" en el empleo de esos fondos, "no contó con trabajadores", ni aparecen "datos que revelen la devolución" de esos importes, por lo que "cabe pensar razonablemente que su destino fuera la financiación de la campaña de 2007", apunta el juez.

"Son hechos que se relacionan en orden lógico y consecuente con el origen de fondos ocultos de los que pudiese disponer el grupo municipal o alguno de sus integrantes o responsables para hacer devolución de las aportaciones de 1.000 euros investigadas durante la campaña de 2015", añade.

350.000 euros en billetes de 500

El informe recoge también una operativa por la que se habría satisfecho, ya en 2008, el importe de gastos que quedaban por pagar y que distintas empresas prestatarias de los servicios para la campaña reclamaban a LPC. "Esta operativa implica directamente a Alfonso Grau", según consta en el auto.

Jesús Gordillo, exasesor de Grau y que trabajó para Laterne, manifestó en su declaración que el exvicealcalde le entregó 350.000 euros en billetes de 500 y le dio instrucciones para recoger en una empresa un cheque de 150.000. Estas cantidades, finalmente, sirvieron presuntamente para llevar a cabo el pago de las cantidades adeudadas a las distintas mercantiles que habrían colaborado en la campaña.

El juez explica también que estos hechos serían constitutivos de un presunto cohecho, cuya responsabilidad penal hoy estaría prescrita, por lo que los empresarios que habrían entregado cantidades a Laterne deberán en su caso declarar en esta causa como testigos. De hecho, el magistrado argumenta que los nuevos hechos recogidos en el informe policial y cometidos antes de la reforma del Código Penal de 2010 "no pueden determinar la responsabilidad penal de ninguna persona jurídica", por lo que por los hechos de 2007 "no puede investigarse la responsabilidad penal de ninguna empresa, asociación, fundación o partido político".

Asimismo, en el escrito se indica que las posibles responsabilidades penales por falsedad en la contabilidad de los administradores electorales de 2007 estarían igualmente prescritas. La persona que figura como administrador único de las candidaturas en las municipales de 2007 es Luis Bárcenas. Por esta circunstancia, en caso de que se considera procedente que preste declaración, lo haría en calidad de testigo.

Sin embargo, esta conducta "podría entroncar con los hechos ya imputados de 2011" y, en consecuencia, el exgerente del PP en la provincia de Valencia, José Moscardó, sí debe declarar por estos hechos en calidad de investigado, informa El Economista.

Trama Taula: Un testaferro del PP amenaza con tirar de la manta
José Estarlich, uno de los testaferros de la presunta organización criminal del PP valenciano, ha presentado un escrito al juzgado que instruye las diligencias derivadas de la Operación Taula en el que pide declarar de manera voluntaria. Según apunta la documentación, la defensa de Estarlich ha invocado el artículo 400 de la ley de enjuiciamiento criminal que establece que el «procesado podrá declarar cuantas veces quisiere, y el juez recibirá inmediatamente la declaración si tuviere relación con la causa».

'Caso Taula': El PP confirma que sus imputados siguen en el partido
El Partido Popular, imputado como persona jurídica en relación a las diligencias derivadas de la Operación Taula que investigan si el grupo municipal de Valencia blanqueó 50.000 euros en la campaña de 2015, ha confirmado al juzgado que sus cargos imputados continúan en el partido, unos como militantes en activo y otros suspendidos temporalmente de militancia.

Imelsa: Cientos de enchufados a dedo en la corte corrupta del PP valenciano
Algunos de los más estrechos colaboradores del exgerente de Imelsa, Marcos Benavent, no guardan un buen recuerdo del alto cargo. Por ejemplo, su testaferro José Estarlich, que figuraba en una de las mercantiles con la que Benavent (foto) distraía fondos de Imelsa.

Pretoria: La Fiscalía rebaja la cárcel a Prenafeta y Alavedra
La Fiscalía Anticorrupción ha rebajado su petición de pena de 6 años y 10 meses a 2 años de cárcel para el exsecretario de Presidencia de la Generalitat e íntimo de Jordi Pujol patriarca Lluis Prenafeta (centro) y el exconsejero de Economía del expresident Maciá Alavedra (izda.), mientras que para supuesto líder de la trama, Luis Andrés García (PSC), la ha aumentado desde 8 a 13 años de prisión y también ha elevado la petición de pena para el exalcalde de Santa Coloma de Gramanet Bartolomé Muñoz (der.), para quien pide 8 años y 4 meses de prisión.

Editorial de 'L'Independent' francés: "Cuando Madrid cruza la línea roja"
"En Cataluña, el Gobierno español sigue su lógica. Las búsquedas y detenciones de ayer lo demuestran una vez más. La hoja de ruta está clara. Y es brutal. Madrid nunca aceptó ninguna negociación sobre el referéndum. Amenazó a los electos, puso las finanzas de Cataluña bajo tutela, ha cazado la propaganda hasta la incursión de ayer en el corazón de la máquina electoral catalana. Pero el miércoles, el poder español cruzó la línea roja. El cuadro es desastroso. Indigno. Hasta el punto de convertirse en el mejor agente de propaganda de la república catalana...", se mofa L'Indépendent.

BCN: Los estibadores no abastecerán a los barcos de policías
Los estibadores del Puerto de Barcelona han decidido en una asamblea extraordinaria no abastecer de servicios a ninguno de los dos cruceros en los que se alojarán en los próximos días los agentes antidisturbios de la Policía Nacional enviados por el Ministerio del Interior del PP para reprimir y amedrentar a Cataluña.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada