dimecres, 20 de setembre de 2017

Puigdemont denuncia el golpe de Estado y la suspensión del autogobierno

“El Gobierno ha ultrapasado la línea roja que le separaba de regímenes totalitarios y se ha convertido en una vergüenza democrática”. Muy contundente, el president de la Generalitat de Catalunya ha comparecido desde la sala Gótica de Palau junto a sus consellers para denunciar la operación de la Guardia Civil ordenada por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona que se salda de momento con 14 altos cargos del Govern detenidos y más de una veintena de registros. La CUP denuncia que policía encapuchada rodea su sede y que la militancia está dentro: "No tenim por".

Puigdemont ha reafirmado su compromiso con el referéndum del 1 de octubre pese a las “ilegalidades” y “amenazas en que incurre el Estado español” y la “actitud antidemocrática de un gobierno que ha enseñado su rostro intolerante”. El día 1 de octubre, “saldremos de casa con una papeleta y la usaremos”, ha prometido. Después de celebrar un Consell Executiu extraordinario este miércoles a las 10:30 horas, el president de la Generalitat ha lanzado un duro mensaje en el que ha explicado que “el Govern ha sido objeto agresión coordinada fuerzas policiales del Ministerio del Interior del Gobierno español” con el objetivo de “impedir que los catalanes se puedan expresar en paz el 1-O”.

Para el president, las libertades han sido “suspendidas y reprimidas” en Catalunya. Así, el Ejecutivo central ha llevado a cabo esta operación policial como guinda a un proceso que se inició con “la suspensión de facto de la autonomía de Catalunya” cuando decidió la semana pasada intervenir las cuentas de la Generalitat. Así, Puigdemont cree que el Gabinete de Rajoy pretende “suspender actividad del Govern surgida de las urnas, que tiene amplio apoyo parlamentario” y ahora inicia una “agresión fuera de todo amparo legal vulnerando el Estado de derecho y violentando carta de la UE”.

Para el president ha reprochado al Gobierno de Rajoy “los registros indiscriminados, las detenciones de altos cargos y técnicos del Govern, la intimidación a los medios de comunicación, la acción de la Fiscalía General del estado al margen de cualquier actuación judicial, el intento bloqueo si orden judicial de las cuentas de la Generalitat, la violación de las comunicaciones postales, el bloqueo de páginas web y la amenaza al conjunto de ciudadanía”. Según ha dicho, todo esto genera una “acción inaceptable” por parte de “un gobierno que pretende suspender por la vía de suspensión el Estado de derecho”.

Por eso, Puigdemont considera que el Ejecutivo central “ha ultrapasado la línea roja que le separaba de regímenes totalitarios y se ha convertido en una vergüenza democrática”. Y frente a esta actitud, ha animado a dar una respuesta ejemplar y sobre todo pacífica. “Nos reiteramos en la respuesta democrática y pacífica”, ha dicho, sobre todo en lo que queda hasta el 1-O, y mientras tanto, “estudiaremos con los diferentes agentes sociales del país las acciones a emprender”.

Pero ante todo, la cita con las urnas del próximo 1 de octubre se mantiene: “Ese día saldremos de casa con una papeleta y la usaremos”, ha reafirmado, aunque esta vez no ha asegurado que ese día vaya a haber un referéndum como el que convocó el pasado 6 de septiembre. En cualquier caso, hasta entonces, será necesario “firmeza y serenidad”, compatible con una “denuncia de los abusos y las ilegalidades” que puedan venir. La respuesta ciudadana debe ser “ejemplar y pacífica”, ha insistido, al tiempo que ha garantizado que “no nos haremos atrás” en el propósito surgido de las urnas el pasado 27 de septiembre de 2015,

El Govern ha convocado también a los líderes de CCOO y UGT al Palau de la Generalitat para acordar la respuesta al ataque a les instituciones catalanes que supone la operación policial ordenada por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, informa La Vanguardia.

Iglesias: "Un partido corrupto está parasitando las instituciones"
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha advertido que con las detenciones que se han producido hoy en Cataluña, España va a tener "presos políticos", algo que ha calificado de "vergüenza" a la vez que ha defendido la asamblea promovida por su partido para promover el "diálogo y la sensatez". "No se pueden suspender derechos civiles", ha recalcado Iglesias en los pasillos del Congreso.

Rufián a Rajoy: "Saque sus sucias manos de las instituciones catalanas"
El presidente del corrupto Gobierno español, Mariano Rajoy, y el diputado de ERC Gabriel Rufián han mantenido un duro enfrentamiento este miércoles en la sesión de control al Ejecutivo que ha terminado con los representantes catalanes abandonando el Pleno del Congreso. Rufián ha denunciado la "detenciones de cargos electos por sus ideas", en referencia a la operación de la Guardia Civil de esta misma mañana, mientras Rajoy ha justificado estas y sus otras actuaciones de los últimos días con el cínico argumento habitual: "El Estado de derecho ha funcionado. Y va a seguir funcionando. Hemos hecho lo que teníamos que hacer y era nuestra obligación".

La GC detiene a 14 altos cargos del Govern
A primera hora de esta mañana, la Guardia Civil ha iniciado multitud de registros, entre ellos en la sede de la Conselleria de Economia de la Generalitat, sita en Rambla de Catalunya, 19-21, que dirige el vicepresidente del Ejecutivo catalán, Oriol Junqueras; en la Conselleria de Exteriors que dirige Raül Romeva (Casa dels Canonges) y en el Departament d’Afers Socials dirigido por la consellera Dolors Bassa. Las tres conselleries son de ERC, pero también habrían entrado en la Conselleria de Governació, dirigida por Meritxell Borràs,y en el Departament de Presidència de Jordi Turull, del PDeCat (CDC).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada